¿Dónde llevar a comer a mamá en su día?

Este domingo se celebra el Día de la Madre y por ello hemos seleccionado los mejores restaurantes para sorprenderla.Mamá se merece todo. Seguro que has pensado un regalo original para hacerle, puede que te hayas decantado por pasar un día especial... Pero si por lo que fuera este año no das con la tecla sobre qué le puede gustar más, lo mejor es que os decantéis por uno de estos tres restaurantes, la sorprenderás seguro. Toma buena nota y ¡no tardes en reservar!

Macarena Escrivá
 | 
Foto: Zalacaín

Un menú para mamás curiosas en Deli_Rant

Deli_rant

A veces sorprender a mamá no es tan fácil como parece, pero si tu madre es curiosa y apuesta por probar cosas nuevas y diferentes, estamos seguros de que Deli_rant le encantará. ¿La razón? Porque su carta se encuentra plagada de sorpresas y platos sofisticados.

El espacio de por sí es encantador, rodeado de libros -más de 1600 títulos- que puedes llevarte a casa para leer. ¿Y el menú? Sus hits son platos -y trampantojos- como la Macdalena, con forma de magdalena y sabor a hamburguesa, sus fizz&chips, un versión del clásico fish and chips, pero ¡con petazetas!

Carles Puig

Y lo mejor, dejad hueco para el postre. Tu madre se sorprenderá cuando lleguen a la mesa un par de huevos con patatas. “Pero hijo, ¿esto es un postre?”, dirá, a lo que tienes que responder “sí, mamá. En realidad es piña, chocolate blanco y maracuyá”. La dejarás boquiabierta. Dónde: Almirante, 20. Madrid. Plaza Colegio del Patriarca, 4. Valencia. 

El menú sorpresa de Lúbora

Lúbora

Y de una sorpresa pasamos a otra, porque en Lúbora el menú cada día es diferente. Si tu madre es de las que se odia esas cartas larguísimas en las que nunca sabes qué pedir, este es su sitio. Cada día ofrecen a sus comensales un menú diferente, eso sí, todos los platos son sabrosos y genuinos.

Lúbora, nació como un restaurante de cocina tradicional, pero pronto, Raúl Harillo, su chef y propietario, evolucionó la propuesta hacia un lugar donde la fusión bien entendida y los productos de temporada fueran los protagonistas.

Lúbora

Tras su paso por las cocinas de Pedro Larumbe, Goizeko Kabi o DiverXO, Harillo arriesga en los fogones de Lúbora y gana. El menú es sorpresa y se elige en base al número de platos que queráis tomar. No sabemos lo que habrá ese día, pero puede que te toquen platos como sus garbanzos con langostinos con un puntito picante, su tartar de atún con salsa alioli, huevas de tobiko y trufa o sus callos a la madrileña con premio, ya que fueron galardonados como los mejores de la Comunidad de Madrid y de postre, una de las estrellas de la casa, la leche con galletas. Dónde: Edgar Neville, 39. Madrid  

Una comida para madres sibaritas en Zalacaín

Zalacaín

Madre no hay más que una y quizás lo mejor sea que ese día os deis un capricho y la lleves a uno de los mejores restaurantes de Madrid. ¿De cuál hablamos? De Zalacaín, toda una eminencia en lo que a alta cocina se refiere. A finales de 2017 volvía a abrir sus puertas para renacer completamente renovado. Se había adaptado el restaurante a los tiempos actuales, lo que no cambiaba era su savoir faire.

Zalacaín

En este nueva etapa, con Carmen González al frente como directora y el chef Julio Miralles en cocina, Zalacaín sigue presentando sus clásicos de siempre y además platos con toques de contemporaneidad. Entre los clásicos para deleitar a mamá están el Pequeño Búcaro Don Pío que consiste en huevos de codorniz con salmón ahumado y caviar Beluga o su steak tartar con patatas soufflé que preparan en sala.

Zalacaín

¿Y de las novedades? Por ejemplo un genial canelón de pato al vermú. Eso sí, dejad hueco para algo dulce, porque no os podéis ir sin probar sus crêpes Zalacaín, todo un espectáculo de sabores dulces que preparan a la vista del comensal. Dónde: Álvarez de Baena, 4. Madrid