Paladar multicultural: cocina argentina e israelí en un solo plato

Dos culturas se unen en un mismo espacio para dar lugar a una combinación de sabores completamente especial. 

 

Redacción Viajar
 | 
Foto: Fayer

Dos destinos tan lejanos pero tan unidos dan vida y esencia a Fayer.  Un restaurante que ya existe en Buenos Aires y aterriza ahora en Madrid con una carta diferente con muchos sabores nuevos que sorprenderán a los paladares más exigentes. Israel y Argentina se unen en este contemporáneo y sofisticado proyecto que llega a la capital.

Fayer

Fayer significa fuego, un elemento central en la cocina de este espacio y que sirve de inspiración a la hora de desarrollar el concepto. Un lugar único que ha conseguido encontrar el equilibrio entre las recetas israelíes  y los cortes de carne argentina a la parrilla.

fayer

El cuidado por cada uno de los detalles se transmite también en su espacio, sobrio pero acogedor con protagonismo de elementos arquitectónicos y materiales con mucho carácter como el Travertino o piedra Jerusalén y cálidos como la madera trabajada principalmente en un gran banco central ovalado. 

Fayer

Fayer cuenta con dos zonas diferenciadas. Al cruzar su puerta nos encontramos con una barra, un ambiente más informal en la que poder picar algo, comer o tomar una copa. Unas escaleras separan este lugar del restaurante, un salón amplio y relajado que da servicio a 65 comensales. Al fondo, encontramos un íntimo reservado pensado para 10 personas.

Fayer

Cocina que nos invita a viajar

Tanto la cocina de Madrid como la de Buenos Aires está liderada por el chef Mariano Muñoz, un gran conocedor de las recetas israelíes tradicionales y un amante, como buen argentino, de la parrilla. El resultado es una propuesta diferente, fresca, exótica y muy mediterránea a la que se suman los inconfundibles cortes de carne argentina. Adentrándonos en la carta y a modo de entrantes, tenemos el imprescindible Hummus clásico; el Falafel servido con salsa tahina y lebaneh; el Lajmayin, una masa fina al horno con ternera especiada, tomate y tamarindos; el Carpaccio Kubenia, realizado con solomillo y bulgur crujiente; y el Khachapuri, un plato típico georgiano muy consumido en Israel a base de masa crujiente con queso de cabra y huevo.

Fayer

En la apartado de parrilla, encontramos los cortes argentinos como el Ojo de bife con chimichurri levantino o la Entraña con salsa criolla y, tambiénla Molleja ahumada con Ras el hanout. Aunque el gran protagonista de la carta Fayer es, sin lugar a dudas, el Pastrón con hueso. Se trata de su plato icónico preparado con un costillar de novillo curado durante 10 días en una mezcla de sal, azúcar y 13 especias. La pieza está ahumada en frío durante 8 horas y, finalmente, cocinada al vacío a baja temperatura durante 24h. 

Fayer

La carta culmina con una parte dulce, en la que también conviven ambas culturas y en la que destaca el Baklawaun postre representativo de la gastronomía Israelí hecha con láminas de masa filo rellenas con crema pastelera y frutos secos; y el Panqueque con dulce de leche Fayer. Muchos de estos platos estarán disponibles durante todo el día en la zona de la entrada. La carta de la barra también incluye los sándwiches de Falafel en pan pita y el de Pastrón en pan integral con kummel, ambos acompañados de patatas fritas.

El alma de Fayer

Detrás de este estudiado proyecto se encuentran los empresarios y emprendedores argentinos Martín Loeb y Alejandro Pitashny, fundadores de Food Macro. Se trata de un fondo de inversión especializado en la gestión y desarrollo integral de conceptos gastronómicos, tanto en Argentina como en el resto del mundo. Loeb es un emprendedor del mundo alimenticio y DJ Aficionado, y Pitashny cuenta con una amplia carrera en finanzas y como inversor en múltiples proyectos creativos. Además, representa los intereses del Banco Rothschild en Argentina. 

Fayer

Con la experiencia de ambos, han conseguido hacer de Fayer un proyecto con una visión internacional que aterriza en España en un momento en el que el grupo busca expandirse eligiendo Europa como destino. Este es un inicio que marca la internacionalización de un concepto que promete sorprender y consolidarse gracias a su novedosa oferta.

Fayer

Para este proyecto, ubicado en el barrio de Chamberí, el grupo ha elegido a un equipo de profesionales que les ha ayudado a dar vida a cada una de las ideas que rondaba en la cabeza los socios. Entre ellos, encontramos a Alejandra Pombo, arquitecta encargada de dar forma al espacio; el sello Ansón&Bonet, encargado de la consultoría gastronómica; Julieta Barrionuevo, Project Manager; el estudio de branding Suizo-Argentino Remolino; y la constructora responsable de la obra, GyC Espacios.

Ubicación: Calle Orfila, Madrid.