Echegaray: una calle para comérsela a mordiscos

De la carrera de San Jerónimo a la transitada Huertas. Hay mucha gastro que cortar en estos cuantos metros de calle.

Yolanda Guirado
 | 
Foto: Redacción Viajar

Sentimos debilidad por el Lobo cuya piel habitaba colgada de una puerta. Esa es la leyenda. La realidad es que los pequeños placeres encuentran su apogeo aquí. En esta calle del barrio de las Cortes. Callejón con salida. Hasta un corral de Comedias tuvo. De eso hace mucho ya. Ahora, es una calle de moda. Aparentemente discreta. Gastronómicamente revolucionaria.

Jerez en La Venencia

Entramos en uno de esos templos del vino que esconde Madrid. O lo que es lo mismo. En La Venencia. En el número 7, una casa hecha por y para los vinos de Jerez. Solera andaluza entre enormes toneles y vino jerezano. Oloroso. Palo Cortado. Amontillado. No pidas una cerveza en esta taberna de siempre. Tampoco un refresco. Golpe de nostalgia. Acaban de apuntar nuestra ronda con tiza en la barra. Qué tiempos aquellos.

Redacción Viajar

   Entramos en el número 29. No. No estamos en Japón. Seguimos en Echegaray. Esto es Balón Tokio. Si todavía no sabes los que son los takoyaki, tienes que acercarte y degustar estas bolitas de pulpo artesanas con salsa de sésamo o chili. Están en el número 29. Para acompañar, un Koro Koro Lemon. Chute de vitamina C en este súper limón sour.

Donzoko:  el restaurante japonés más antiguo de Madrid.

En el 3, Donzoko. Con un nombre tan cinéfilo como la película de Akira Kurosawa, abre sus puertas en 1975. Cada uno de sus platos son un punto de encuentro con la auténtica gastronomía japonesa. No podemos marcharnos sin probar el sushi y otros menos comunes como el sukiyaki o el shabu-shabu.

Restaurante japonés Donzoko | Redacción Viajar

En el número 21, un local que va a contracorriente. Salmón Guru es la coctelería impecable de Diego Cabrera. Está entre los mejores bares del Mundo 2018. Un título ganado a pulso. A golpe de coctelera. La presentación nos deja perplejas. Y no queda aquí la cosa. Porque estos cócteles son guapos por fuera y por dentro. Esta tarde, un Pícara Mix. Afrutado. Sin alcohol y con fresones. A ser posible, rebeldes.

La coctelería de moda en Madrid, Salmón Gurú | Redacción Viajar

La niña bonita es para Cardamomo. En el número 15, un tablao de flamenco en vivo. Desde 1994 lleva apostando por las jóvenes promesas. Antonio Canales, Joaquín Cortés, Enrique Morente o Raimundo Amador han pasado por aquí. Los fines de semana, sucumbimos ante la Ibérico Experience. Bajo las tablas, el maestro jamonero Óscar Gaitán nos prepara un plato de jamón ibérico de cebo. Con mucho arte.

El tablao flamenco Cardamomo | Redacción Viajar

Licores Cabello, en el número 19. Una tienda centenaria que en sus orígenes fue la panadería de un palacio. Si levantamos la mirada, vemos el legado que nos dejó. Un impresionante fresco en el techo. Más tarde fue tienda de ultramarinos. Hoy ofrecen 3.500 referencias de licores. Destilados, vinos, champagne o brandys. En sus estanterías, auténticos tesoros. Las joyas más preciadas por los coleccionistas.

La mítica tienda de vinos "Licores Cabello" | Redacción Viajar

Cerveza artesana y pizza en el 23. El lado más salvaje de la gastronomía lo descubrimos en Brew Wild Pizza. Elegimos entre una de las craft beer que nos propone Carlos. Etiquetas nacionales e internacionales. Primeras sensaciones mientras escuchamos los primeros acordes de rock y marcha la pizza casera. Esa es la mía. Con tomate, mozzarella, orégano, guindilla verde y Nduja. La sobrasada calabresa le da ese toque picante. Y muy divertido.

El lujo de la sencillez en el Gran Hotel Inglés

¿Qué fue antes, Lobo 8 o Lobbyto? En el Gran Hotel Inglés lo averiguamos. Es el número 8. Un legendario en la calle y en el barrio. Desde 1886 lleva abierto. Hoy es un cinco estrellas donde disfrutar del lujo de la sencillez. De un champagne y unos huevos Benedictine en el desayuno. Del crazy brunch los domingos. Del sándwich de pastrami. O de uno de los cócteles de autor mientras vemos la vida pasar. En la calle Echegaray. ¿Dónde si no?

Redacción Viajar

Solo aquí nos sentiremos en Japón y China al mismo tiempo. Pioneros en preparar en Madrid el ramen, mientras esperamos el de panceta probamos el falso nigiri de vaca con una gyozas de vaca madurada y ají amarillo. Un ambiente muy callejero. Bullicioso. Una versión japonesa de la comida china. Así se definen en Chuka Ramen. (A buenas definiciones, pocas palabras bastan.) Lo encontramos en el número 9.                                                                                

Uno de los deliciosos Ramen de Chuka Ramen Bar | Redacción Viajar

El Economato. En el 16, Elena y Alejandro han sabido recuperar el sabor de las tabernas de siempre. Un rincón donde prima el producto. Y esos productores locales que lo cuidan al máximo. Decir El Economato es decir conservas. De aquí y allí. De nuestro país y de fuera. De Francia o Portugal. Y es decir vermuts. Y nuevas recetas. Y una barra donde degustar embutidos y quesos. Decir El Economato es decir pedigrí. Y aprender a saborearlo en esta guisotaberna

Las ricas conservas de El Ecomomato | Jesus E.Cano

También hay lugar para las croquetas en Echegaray. Stop frente al número 5. Esto es Solo de Croquetas. No nos repetimos. Así se llama este paraíso indi de uno de los platos más amados y deseados. Ofrecen hasta 25 diferentes. Y de lo más originales. Un recorrido por el mapa gastro español que no querremos terminar nunca. ¿Qué tal si empezamos con las de botillo? Mejor las de cachopo. ¿O las de cocido? También hay croquetas dulces. Todo un descubrimiento.

www.shutter.es

En la esquina con Huertas, Quiroga fue antaño una tienda de alimentación. Hoy, sigue siéndolo. En parte. Un espacio donde encontramos mil y una tentaciones. Chocolates. Tostas. Conservas. Ahumados. Vinos a precio de bodega o embutidos. Para llevar a casa o tomar aquí. La carta es escueta y entra por los ojos. Desde el taco de bonito en escabeche a los espárragos blancos DO Navarra. Un local para apuntar en la lista. (A ser posible, en mayúsculas).

La antigua tienda de "ultramarinos" Quiroga | Redacción Viajar