Hoy es el Día del Croissant: ¿por qué lo desayunamos en todo el planeta?

Un bollo crujiente a la par que jugoso que ha conseguido conquistar el paladar de medio mundo. Pero... ¿Por qué?, descúbrelo y entérate de dónde comerte los mejores de España

Redacción Viajar
 | 
Foto: Richard Ernest Yap / ISTOCK

Nos dicen desde Fudeat, que al contrario de la creencia popular, que otorga el origen del croissant a la tradición repostera francesa por su nombre, relacionado con su forma de cuarto lunar creciente, su origen se remonta a la segunda mitad del siglo XVII en Viena. "Desde su creación esta joya de la repostería no ha parado de ganar adeptos, hasta convertirse en una de las elaboraciones más demandadas en todo el mundo", señalan los portavoces de la plataforma. 

Marcu Ovidiu

No extraña que un producto tan universal, que se cuela en los desayunos de todo el mundo, tenga un día propio. El 30 de enero se ha declarado de manera internacional el Día del Croissant. "Al mismo tiempo que incrementaba su fama, lo hacían las formas de elaborarlo. Actualmente, la oferta acerca de esta joya de la repostería es muy variada, desde croissants rellenos, glaseados, tostados, poco hechos, con cuernos o incluso con forma de donut", explican desde Fudeat. 

Richard Ernest Yap / ISTOCK

Dependiendo de la zona en la que nos encontremos, las denominaciones son tan numerosas como sus elaboraciones. De esta forma, en países como Perú se le conoce como cachitos, y en países como Argentina o Paraguay como medialunas

Marcu Ovidiu

"El croissant parece una pieza de bollería sin muchas pretensiones, pocos rellenos y sin ingredientes exóticos, tampoco tiene formas complejas ni acabados diferentes, pero puede que sea precisamente en esa aparente sencillez donde resida la mayor clave de su éxito", señalan desde Ginger & Soda. Moncho López, de Levadura Madre Natural Bakery, añade: “Por un lado es un bollo muy simple pero a la vez muy complicado. Parece una receta muy fácil de hacer, pero no es nada sencillo conseguir una masa hojaldrada con el punto justo de crujiente en todas las capas. Tiene el equilibrio perfecto entre lo dulce y lo salado, se puede consumir con dulces como mermeladas o chocolates o con salado como fiambres y quesos. Es muy versátil, con un tamaño polivalente y bastante liviano, no se hace pesado ni de comer ni de digerir, por eso es apto para cualquier edad”. 

Marcu Ovidiu

¿Y qué es lo que lo hace tan universal, tan apto para todos los paladares? "No es empalagoso y mezcla bien tanto con el café como con los zumos de frutas. Y por si esto fuera poco la experiencia sensorial que supone notar el crunchy crunchy de cada una de sus capas. Diría que no comer un croissant a mordiscos es un crimen, además es una de las pocas piezas de bollería que puede elaborarse con diferentes harinas y rellenos, nosotros los tenemos con chocolate, diferentes mermeladas, integrales e incluso veganos integrales con quinoa y semillas”, explica López. 

Marcu Ovidiu

David Monzón, copropietario del gastrobar Bendita Locura Coffee & Dreams, cuenta por su parte que “es la pieza de bollería más demandada sin duda, sin ella los brunchs, desayunos y meriendas no serían lo mismo. Al combinar casi con todo, se puede tomar a cualquier hora del día”. 

Marcu Ovidiu

En resumen, como resumen desde Ginger & Soda, el croissant es un producto delicioso, ligero, versátil y asequible que puede acompañar todos los platos imaginables y con una textura tan agradable como particular. López remata: “De tan sencillo, ni lo toques”.

Pero… ¿dónde podemos degustar los mejores? Te mostramos los cinco sitios de España donde probar los mejores croissants

La Duquesita

Una parada obligatoria para probar los deliciosos croissants de Oriol Blaguer, uno de los mejores pasteleros de nuestro país. A sus croissants nos podemos referir como "aquellos que son capaces de cautivarnos". Y así es, y La Duquesita nos trae la oportunidad de probar la bollería del catalán y hacer un viaje gustativo.

Silvio Posada y Fernando Merino

¿Dónde? Fernando VI, 2 (Madrid)

Pastisseria Canal

Al mando del pastelero Toni Vega, aquí podemos encontrar verdaderas delicias en lo que a croissants se refiere. Y es que en 2016, esta pastelería ganó el prestigioso concurso de croissants de mantequilla en 2016. Sin duda... para nuestros paladares si que es un verdadero premio, con una textura crujiente por fuera y asombrosamente tierna por dentro.

¿Dónde? Muntaner, 556 (Barcelona)

Le Petit Croissant

Hay lugares que nos enamoran, y este es uno de ellos. Este café nos transporta directamente hacia la capital francesa con sus croissants artesanos, que nos dejan realmente boquiabiertos por su sabor. Ojo... hay quienes hacen una parada en sus viajes Madrid-Barcelona únicamente para probarlos... yo no me los perdería.

D.R.

¿Dónde? Paseo de la Constitución, 16 (Zaragoza)

Manolo Bakes

Aquí podemos hablar de croissants, o podemos hablar de Los Manolitos, que es como se les conoce popularmente a estos deliciosos bocados. Y es que han arrasado en Madrid con sus deliciosos croissants con chocolate, crema o nata por encima, que han revolucionado el mercado de la repostería en la capital y que ahora, también, se pueden disfrutar en Barcelona.

Manolo Bakes

¿Dónde? Centro comercial Principe Pio (Madrid) o Centro Comercial Glories (Barcelona)

Pomme Sucre

Y la última parada es en Pomme Sucre, donde cada día de hornean cientos de croissants que tienen a media ciudad enamorada. A los mandos el cocinero Julio Blanco ha logrado conquistarnos con una de las recetas más crujientes de este delicioso bollo.

 

¿Dónde? Barquillo 49 (Madrid)