Constelación gastronómica en Sevilla

El hotel boutique 5* Mercer Sevilla acoge un ciclo de cenas a cuatro manos con los chefs Rafael Liñán y Rafael Zafra.

VIAJAR
 | 
Foto: CANO ESTUDIO

En la ciudad de los reales alcázares, se ubica un antiguo palacete restaurado del siglo XIX, la antigua Casa Palacio Castelar. Es aquí, en este edificio con grandes historias durmiendo entre sus muros, donde el Hotel Mercer Sevilla abre la carta de uno de los puntos gastronómicos más reconocidos de la ciudad. El Restaurante María Luisa, sinónimo de un acierto culinario tras otro, también reinventa el recetario andaluz. Una vez al mes, el María Luisa organiza un evento imprescindible para los ‘foodies, el ciclo de cenas a cuatro manos con los chefs Rafael Liñán y Rafael Zafra. La siguiente velada será el 14 de junio, con una degustación de la carta de verano del restaurante. 

Reinventando el paladar andaluz

El diseño de la suculenta carta del Restaurante María Luisa es obra de Rafael Liñán, quien lleva las riendas de este templo de los sabores junto a Rafael Zafra, chef ganador de dos estrellas Michelín que ha pasado por las mejores cocinas españolas, como la de El Bulli. La esencia de su recetario gira en torno los productos locales de primera calidad como base y desde este pilar enfocan los platos tradicionales de la cocina sureña desde una perspectiva moderna. “Queremos que la cultura gastronómica de Sevilla evolucione hacia una línea arriesgada e innovadora, sin perder la herencia de nuestros sabores. De ahí que el punto de partida de nuestros platos sea la materia prima, el producto local y el recetario andaluz”, cuenta Liñán. 

CANO ESTUDIO

Las sugerencias del chef son el bogavante a la marinera, el cordero Al Ándalus con cuscús de coliflor, las setas de Aracena con su geleé o la corvina salvaje con consomé de jamón. “Son platos que definen muy bien nuestras intenciones y que sorprenden a los comensales, basados en sabores tradicionales, producto de proximidad y técnicas vanguardistas”, continúa Liñán. Estas tentaciones para el paladar se maridan con una cuidada selección de vinos

La experiencia gastronómica servida en el María Luisa se complementa con el Fizz Cocktail Bar, un moderno y sofisticado lounge que recupera el espíritu de la coctelería clásica neoyorquina. Así, lo que a priori parece una simple cena, se convierte en un espectáculo del sabor que, como la ópera, se divide en tres actos

CANO ESTUDIO

“El comensal es recibido en el espacio de coctelería del hotel, el Fizz Cocktail Bar, donde se le sirve una bebida-aperitivo y una degustación de las tapas típicas de Andalucía, mientras se le explica la carta y decide los platos que tomará a continuación. Seguidamente, se le acompaña a la sala del restaurante donde se da paso a los platos principales, para después, una vez acabada la cena, pasar al patio principal del hotel; un patio interior típicamente andaluz donde servimos nuestra fuente de petit-fours con el café, té, vino o la bebida que el cliente elija”, explica Liñán.

El Restaurante María Luisa abre de martes a sábado, de 13:30 a 15:30 horas y de 20:30 a 23:30 horas. El Fizz Cocktail Bar permanece abierto de domingo a jueves, de 16:00 a 00:00 horas, y viernes y sábados, hasta la 01:00 horas