Conil: Epicentro de la Ruta del Atún de Almadraba

No necesita presentación. Su apellido lo eleva a la categoría de top. El atún rojo de almadraba es uno de los más deseados. Nos vamos a Conil de la Frontera. El pueblo gaditano celebra La Ruta del Atún de Almadraba hasta el próximo 4 de junio. Y nosotros no estamos dispuestos a perdernos ni uno de sus platos. Ya está decidido. Nos vamos al sur.

Yolanda Guirado
 | 
Foto: Alesa Raschert

De la pesca artesanal a la mesa

Alesa Raschert

Son solo unos meses en el año. Cuando los atunes viajan del Atlántico al Mediterráneo, comienza la lucha. Es lo que significa almadraba en árabe: “lucha”. Este arte de la pesca se remonta a los fenicios. Y las aguas de Conil son protagonistas de este cuerpo a cuerpo entre el hombre y el atún. 

Alesa Raschert

En los pinares de Roche o El Colorado. En este litoral de 14 kilómetros bañado por aguas transparentes con arena blanca y fina, este producto es la estrella. “Ya quisieran en el Caribe”, nos dice un gaditano en la playa de los Bateles, una de las que cuenta con bandera azul en la provincia. En el arco de la Villa, en la cala del Aceite, en la Chanca o en Santa Catalina; Conil se explaya en belleza y autenticidad.

Alesa Raschert

Decantarnos por un sitio donde comer nunca es difícil en este rincón de Cádiz. Menos en estas fechas. Hasta el próximo 4 de junio, unos 30 restaurantes nos ofrecen platos elaborados con atún rojo. Piezas que llegan a pesar más de 500 kilos y que llegan a la mesa tras una pesca que nos cuentan no resulta agresiva. 

En una palabra: productazo

Alesa Raschert

El Bar Juan María, Los Hermanitos, Malabata, La Atalaya de María, Oasis o Venta Cabo Roche son solo algunos de los que han participado en el concurso. Hay 2 recetas: la tradicional y la innovadora. El nivel, cada año está más alto.

¿Da tiempo a probar todas en un fin de semana? ¿De cuáles no puedo prescindir? Es lo que te preguntas cuando llegas a uno de los rincones con más encanto de Cádiz. La respuesta nos la grabamos a fuego: “no importa”. Porque vayas donde vayas, vas a disfrutarlo. 

Alesa Raschert

Este año, los ganadores de la receta innovadora han sido los caramelos cítricos de atún marinado del cocinero Gianluca Vigliota. Los podemos probar en el Bar Juan María. Una apuesta de vanguardia con un producto de primera.

El Roqueo se ha llevado el primer premio por su plato de atún al caldero. El chef José Sánchez Pérez nos ha conquistado a todos con esta receta tradicional. Como ellos, todos los cocineros de esta tierra que ponen el alma en cada plato. Porque lo sienten como algo muy suyo. (Porque es algo muy suyo).

Alesa Raschert

El atún es el protagonista de cada una de estas propuestas. También de Planeta rojo, la elaboración de El Mercado. El Tartar en macarons al Bloody Mery que podemos disfrutar en Séptimo Arte es otro ejemplo del productazo que ofrecen. 

Alesa Raschert

 

O la Paella Socarrat de atún rojo de almadraba en Feduchy Foody’s Corner. No nos resistimos al Ossobuco de atún con berza gitana de Barra de Rosario ni al Guiso verde de atún rojo de Blanco y Verde.

100% calidad. 100% cádiz

Alesa Raschert

Y para conocer la historia de esta pesca que se remonta a los fenicios, una ruta teatralizada el sábado por la mañana. Solo hay que reservar previamente y la visita es gratuita. Antes de ir a almorzar, un paseo por el Mercado de Abastos. Aquí, entre atunes, pargo, corvina, tomates y fruta, le tomamos el pulso a esta tierra. Amable. Acogedora. Sencilla. Y con gusto por los pequeños placeres de la vida. 

Ruta del Atún

Nos gusta esta filosofía. Buena para el cuerpo y el alma. Por eso, al caer la tarde nos vamos al Palmar, a unos kilómetros de Conil de la Frontera. Mejor que las palabras es el sonido del mar. Después seguiremos disfrutando del atún de almadraba. Ese pez que pescan justo ahí, a escasos metros. Pero el ahora es este. Así es como disfrutamos de uno de esos atardeceres que ojalá no olvidemos nunca. (No lo estropearemos sacando el móvil para hacer una foto. Palabra).