Dónde comer el mejor rabo de toro de Madrid

Llega la fiesta más castiza y los restaurantes madrileños sacan el mantón y la parpusa -gorra- para celebrarlo. Puedes irte a la pradera con tu tortilla de patata, pasarte por los puestos callejeros del centro a comer gallinejas, pero si lo tuyo es celebrarlo con una exquisitez, esa es el rabo de toro. Junto a las recetas tradicionales como el estofado, también hay nuevas propuestas más originales, como unas albóndigas guisadas o versiones más informales y divertidas.

Macarena Escrivá
 | 
Foto: Marcu Ovidiu

Tampoco nos olvidamos de que Madrid celebra este mes las séptimas Jornadas Gastronómicas del Rabo de Toro y que hasta el 31 de mayo, una buena colección de restaurantes, que puedes consultar aquí, celebra estos días con menús especiales en torno al plato por excelencia de estas fechas, tanto por San Isidro, como por la feria taurina que acontece en la plaza de toros de las Ventas. Estos son los restaurantes en los que puedes degustar un suculento plato de rabo de toro:

El Fogón de Trifón

El Fogón de Trifón

Si eres un enamorado de este plato, seguro que habrás probado uno de los más célebres -y deliciosos- de la capital. Hablamos del que se preparan en el Fogón de Trifón. Con Jorge Trifón al frente, que empezó en esta de la gastronomía a los 12 años, este restaurante se ha convertido en toda una institución para degustar el plato.

No hay más secretos que utilizar materia prima de primera, cocinarlo con ajo, pimientos choriceros, cebolla, crema de tomate y un chorrito de tempranillo de Toledo. Ah, eso sí, siempre hacerlo a fuego luego y con grandes dosis de amor. Dónde: Ayala, 144.

Casa Toribio

Casa Toribio

Los alrededores de la plaza de toros de las Ventas, se convierten en el epicentro de la degustación de este plato castizo. Uno de los referentes en la zona, es Casa Toribio, una taberna taurina que se jacta de utilizar el auténtico rabo de toro de lidia.

¿La razón? Su distribuidor no es otro que la mismísima plaza de Las Ventas y otras más de 70 plazas de la geografía española. Lo tienen en carta durante todo el año y con la misma carne de lidia, preparan otros platos como la carrillada, el solomillo de lidia al roquefort o una cecina de solomillo. Dónde: Cardenal Belluga, 14.

Los Galayos

Marcu Ovidiu

La Plaza Mayor de Madrid cuenta con uno de los restaurantes centenarios más queridos en Madrid. Los Galayos hace honor a una cocina clásica, sin estridencias y con mucho sabor. Y precisamente, durante todo el mes de mayo, rinde homenaje a este plato, que además de tener siempre en carta, es uno de los demandados.

Podrás probar un menú con ensaladilla rusa, gambas de cristal a la andaluza y torreznos ibéricos y como plato principal su rabo de toro estofado con su hueso al vino tinto en salsa española. Está para chuparse los dedos. Dónde: Plaza Mayor, 1.

La Clave

La Clave

La receta ganadora del VI mes del Rabo de Toro de Madrid, vuelve a deleitarnos un año más. Y es que en la Clave, también celebran el mes de San Isidro por todo lo alto. Aquí Pepe Filloa, su chef toledano, se mantiene fiel a la receta originaria a la cordobesa, que no macera el rabo en vino.

Por el contrario, enharina las porciones de carne y las sella con AOVE, para más tarde añadirlas al sofrito de ajo, cebolla, zanahoria, pimiento y tomate, rematado con laurel y bañado en vino tinto. Todo el ensamblaje se deja cocer a fuego lento durante unas tres horas. El resultado es un plato de una carne jugosa y deliciosa. Dónde: Velázquez, 22.

Bacira

Marcu Ovidiu

Y de recetas clásicas, pasamos a otras modernas. Y es que este plato admite tantas variaciones como la imaginación del chef alumbre. Es el caso del triunvirato formado por Gabriel, Vicente y Carlos, los chefs al frente de la cocina de Bacira.

En el restaurante, desde hace ya unos años, uno de los platos estrella es su albóndiga guisada de rabo de toro acompañada de un puré especiado de patata. No hay persona que no alabe esta creación, que además, sale a la sala bajo una campana de humo, que hace que su sabor sea todavía más profundo. Dónde: Castillo, 16. 

Rocacho

Rocacho

Rabo de toro sí, pero también de buey. Y eso es lo que han pensado en el restaurante Rocacho, que cuenta en su carta con las preciadas carnes de los bueyes que cría José Gordón en su finca de Jiménez de Jamuz, en León, considerada como la mejor carne roja del mundo.

Así, con esta delicia, preparan recetas como gyozas de rabo de buey, lasaña de pasta filo con espuma de setas y cruiente de parmesano o rabo de buey deshuesado con puré de patata agria y trufada. Dónde: Padre Damián, 38