Cócteles con aceite de oliva... ¿te atreves?

Marchando un picual banana daiquri o un nitro arbequina martini. Porque las bondades del oro líquido no se agotan en la gastronomía.

Noelia Ferreiro
 | 
Foto: dulezidar / ISTOCK

Empapar una buena tostada para el desayuno, aliñar generosamente la ensalada o hacer una fritura suave con ese toque tan especial. Tres placeres para el paladar con un único protagonista: el aceite de oliva, el producto que es la columna vertebral de nuestra gastronomía. Uno de los bienes más valiosos de España, que se erige en su principal productor mundial.

Mucho se sabe de los beneficios de este súper alimento que está en la base de la dieta mediterránea. Pero muy poco se conoce de otras muchas posibilidades más allá de la gastronomía. Y sin embargo, las hay. De la versatilidad de este ingrediente se ha hecho eco la AOE, la interprofesional del Aceite de Oliva Español. Una organización que reúne a todo lo relacionado con el sector y que ha lanzado la propuesta "Todo un mundo por descubrir" para demostrar, precisamente, que el universo del oro líquido es tan óptimo como inagotable.

webphotographeer / GETTY

Nutrición, belleza… y ahora también, alta coctelería. Porque el aceite, en sus múltiples variedades, está cargado de notas y matices que maridan perfectamente con los tragos más innovadores. Así lo concibe el experto mixólogo Héctor Henche, director creativo de Fizz Bartenders, que ha diseñado diversos cócteles que integran el aceite de oliva en su elaboración. Una aplicación novedosa en nuestro país pero empleada con profusión en las capitales mundiales de la coctelería. "En ciudades punteras como Nueva York ya son muchos los bares que cuentan en sus cartas con cócteles en los que el aceite de oliva virgen extra es un ingrediente más. Animamos a los profesionales de nuestro país a atreverse con este producto tan cercano a nosotros, enormemente versátil a la hora de combinarlo y que tan gratos y sorprendentes resultados nos puede dar en los cócteles", explica Henche.

Cocteles como los que él ha ideado, con o sin alcohol, basados en los aceites de oliva virgen extra de las principales variedades de aceituna española: arbequina, hojiblanca, cornicabra y picual. Así surge, por ejemplo, Picual Banana Daiquiri, con ron añejo, zumo de limón, azúcar, plátano, hojas de menta y aceite de oliva. Es, según su autor, "la versión de un clásico (¿quién no recuerda a Hemingway?) en la que picual, con su ligero toque picante y amargo, aporta a la mezcla sedosidad y complejidad".

LiliGraphie / ISTOCK

También ha creado, para los amantes del café, una propuesta infalible: Nitro Arbequina Espresso Martini, con café, azúcar, zumo de limón y aceite de oliva. Una versión veraniega y muy española del Espresso Martini  en la que, según Hence, "el toque de la arbequina es esta vez fresco y afrutado".

Con Under the Fig Tree (con té verde, té negro, coco, higo, jazmín y aceite de oliva cornicabra) se logra una excelente combinación de notas herbáceas, mientras que con Guadalquivir (con ginebra y aceite de oliva hojiblanca, entre otros ingredientes) se ha querido hacer un particular homenaje a un río que, por cierto, riega infinidad de campos de olivos. Y es que, señala el mixólogo: "la variedad de aromas y sabores que aportan los diferentes aceites de oliva con los que contamos en España abren a los profesionales un abanico de lo más interesante a la hora de preparar nuevas recetas… en campos hasta ahora inexplorados".