Cinco bares alrededor del mundo en los que querrás tomarte una copa

Suntuosos, exclusivos, modernos, con aires burlescos o con experiencias inusuales, así son los cinco bares que ViajerosPiratas recomiendan a cualquier amante de un buen preparado. Desde Berlín hasta Dubái, pasando por París, Estocolmo y Bangkok, te proponemos una vuelta al mundo entre cócteles, ginebras y whisky. 

Redacción Viajar
 | 
Foto: Gerry O'Leary

 Prinzipal Kreuzberg, Berlín 

Prinzipal Kreuzberg

Lo primero que hay que saber sobre Prinzipal Kreuzberg es que no es fácil de encontrar. Este es, de hecho, un bar speakeasy, que explica la falta de indicación en la entrada. Para encontrarlo, es preciso identificar la lámpara en el edificio verde de la Oranienstrasse 178, que cuelga justo encima de la entrada del bar. Una noche en el también conocido como Kaninchenbau o agujero de conejo, va desde espectáculos burlescos, en especial los sábados, y alguna de sus 24 variedades de ginebra. Se recomienda reservar con antelación.

Icebar, Estocolmo 

IceBar Stockholm by Icehotel

El hielo, como su nombre lo indica, es el protagonista de este curioso bar sueco, el primero de su tipo en el mundo; aquí, incluso los vasos en los que se sirven las bebidas están de hielo. Una vez al año, el bar es reconstruido por los escultores del Icehotel con hielo del río Torne älv, ubicado en el norte de Suecia. Como las temperaturas en el bar rondan los -7C°, la experiencia allí dentro está limitada a 45 minutos y es posible alquilar guantes y abrigos calientes en el lugar. La entrada cuesta 25 euros e incluye una bebida.

Gold On 27, Dubai 

Gerry O'Leary

Ubicado en la planta 27 del famoso Burj Al-Arab, este bar impresiona con todos los sentidos y revela el lujoso y opulento diseño con acentos dorados, tan típico de Dubái. Al Gold On 27 se viene por el ambiente exclusivo y por su selección de bebidas sin igual, cuyos precios van desde siete euros hasta unos 2 000 por una botella de champán. Cócteles creativos, impresionantes vistas de la ciudad y la música del su DJ residente Darko Jan, deleitan a todos sus visitantes, siempre que sean mayores de 21 años. El código de vestimenta es elegante-casual y se recomienda reservar a través de su app. En Ramadán y festivos religiosos, no se sirve alcohol.

 Distil Bar, Bangkok

Lebua

La segunda entrega de la película Resacón en la Vegas reveló el Distil Bar, un poco menos conocido que su hermano mayor, el Sky Bar. Ubicado en la planta 64 de la Torre de los Estados de la capital tailandesa, ostenta el título del bar al aire libre más alto del mundo. La vista nocturna de los tejados de Bangkok desde su terraza es única, aunque la favorita de todos ocurre con la apertura bar, sobre las 17h, cuando la puesta de sol invade el horizonte. Ideal para los amantes de los buenos combinados, en el que, por temporadas, hay una serie de cócteles creativos; ahora, los Aged Cocktails, entre los que se incluye el exclusivo ron Havana Club 3 años y la ginebra Plymouth, ambos añejados en barricas francesas durante semanas y luego, servidos con especias, zumos y otros licores. 

 Le Gentlemen 1919, París

Xavier Hacquard

Un bar por lo menos diversificado. Le Gentlemen, con una decoración característica de los años de la prohibición, tiene el propósito exclusivo de ofrecer una experiencia sensorial enriquecida a sus clientes; barbero, fumador y zapatero complementan, durante el día, el menú premium para caballeros. En el bar, le esperan una variedad de cócteles y de alcoholes finamente seleccionados: oportos, ginebras, vodkas, cervezas, coñacs, champanes o whiskys. Los amantes de este último podrán escoger entre referencias de Escocia, Japón, Irlanda o incluso del bourbon estadounidense.