Cerveza de percebes, de pimientos de Padrón, de alcachofa..¿Las probarías?

La fiebre de la cerveza artesana está en plena ebullición en nuestro país. Tanto es así que en 2018 las ventas de la cerveza artesana se incrementaron un 33% respecto del pasado año y el negocio alcanzó una facturación de 66 millones de euros con una previsión de llegar a los 100 millones de euros en 2020.

Redacción Viajar
 | 
Foto: Estrella Galicia

Esta fiebre por la cerveza de producción artesanal ha abierto la veda a nuevos sabores, mezclas y diferentes maneras de fabricar la cerveza, tanto que ahora se pueden encontrar cervezas artesanas con los sabores más extraños, y lo que es aún más increíble: tienen su público.

Estas son las cervezas con los sabores más extraños en España:

Cachobeer

Cerveza de alcachofa: la idea se les ocurrió a unos jóvenes emprendedores navarros que elaboraron una cerveza de Alcachofa de Tudela, la Cachobeer. Sustituyeron una cantidad del lúpulo que contiene la cerveza por un concentrado de alcachofa y la dota así de los cuantiosos beneficios nutricionales de este vegetal.

Estrella Galicia

Cerveza de Percebes: no sabemos muy bien cómo estará pero la hace una de las firmas cerveceras más prestigiosas: Estrella Galicia. Dicen que se trata de un homenaje al mar y a los percebeiros de las costas gallegas que se juegan la vida para traer este manjar a nuestras mesas. Sólo han sacado una tirada limitada de 5.000 litros.

Cerveza de Pimientos de Padrón: Estrella Galicia la sacó el pasado año y tuvo tal aceptación, que este año ha tenido que reeditarla. No sabemos si picará o no...

Estrella Galicia

Cerveza de Algarroba: Es uno de los productos típicos de Ibiza, además de estar de moda por ser un "superalimento". La cerveza del algarroba es elaborado por la Ibiza Carob Company. La malta de cebada, los lúpulos y la levadura se mezclan con la harina de algarroba para crear una cerveza con un leve amargor.

Cerveza de Horchata: La marca valenciana Zeta ha tenido la idea de hacer una cerveza de horchata, aunque aparentemente, estos dos sabores no peguen ni con cola. La han llamado Tingernut Milk.

Redacción Viajar

Cerveza de Vino: Y ahora es cuando nos llevamos las manos a la cabeza y decimos eso de: ¿Perdona?. Es lo que se llama Cerveza de Vendimia y se hace con tempranillo de la Ribera del Duero.

Y si estas cervezas te parecen "raras", fuera de España aún las hay más bizarras y de los sabores más inéditos que uno pueda imaginar como: cerveza con sabor a Pizza, a pollo frito (sí, como lo oyes) a ostra, a Donuts o a Wasabi.