Catedrales del vino: cinco bodegas espectaculares para el paladar... y los ojos

Catas, paseos entre viñedos, picnics… el enoturismo pega fuerte

Noelia Ferreiro
 | 
Foto: Hotel Marqués de Riscal

Porque es una práctica segura (algo vital en los tiempos que corren) pero también por sus múltiples posibilidades y porque se trata, quién lo duda, de una placentera forma de viajar. Por todo ello, el enoturismo pega fuerte. Y en España sabemos de lo que hablamos. ¿Qué otra tierra, si no, ha hecho de su vino un arte, lo ha elevado a cultura y lo ha convertido en el mayor orgullo de su patrimonio y en el complemento perfecto de su gastronomía?... Estas son (sólo) algunas de las bodegas donde podrás comprobarlo: