Dentro del nuevo Café Comercial

El emblemático local madrileño ha reabierto sus puertas al público y... ¡Sorpresa! Está igual que antes, pero mejor.  

VIAJAR
 | 
Foto: LuciaMPhoto

Con más de 130 años a sus espaldas, el Café Comercial de Madrid (Glorieta de Bilbao) es uno de esos establecimientos que se echaría de menos si desapareciese. Sus paredes guardan historias de escritores y poetas, de gente ilustre que aquí se congregaba en tertulias durante la posguerra. Antonio Machado, Blas de Otero, Gloria Fuertes o José Hierro estuvieron entre sus habituales.

El anuncio de su cierre y posterior compra hace ya dos años dejó expectantes a todos aquellos que no querían que desapareciera. Pero ya ha reabierto y lo ha hecho con toda su esencia intacta. Tras varios mese de restauración, el Café Comercial es el establecimiento con sabor castizo de siempre pero con una oferta gastronómica renovada.

LuciaMPhoto

Mientras que la renovación estructural ha sido llevada a cabo por arquitecto  Miguel  Ángel  Santa,  del  estudio  Rehabilitar,  Juan  Luis  Medina,  de  Madrid  In  Love  Studio,  se  ha  encargado  del  interiorismo donde llama la atención los elementos clásico renovados utilizados en lámparas, tapices y estampados, así como en el uso del terrazo, los grandes espejos y la madera, tal y como eran los cafés de antaño. En cuanto a la decoración llama la atención los  retratos de grandes escritores que pasaron  por allí a lo largo  de los años, frases célebres y fotografías curiosas de objetos del café que transportan a  otra época.  Entre todos estos elementos decorativos se esconde junto al baño uno que no se debe dejar pasar: un fotomáton en el que regresar a la época donde las fotografías en papel eran el único espejo.

LuciaMPhoto

En cuanto a la gastronomía, Pepe Roch, asesor gastronómico del Grupo El  Escondite y socio  en  el proyecto, está al mando de los fogones. Para  el nuevo Café Comercial ha preparado dos cartas, una para el restaurante y otra para la barra pero manteniendo en ambas los sabores típicos de Madrid y de sus mercados de abastos. entre los platos destacan los callos de morro y pata al carbón  con  garbanzos  de  Fuentesaúco  o  la  Ensaladilla  clásica  El  Comercial.  

Antiguo pero nuevo, el Café Comercial nunca pasará de moda y ahora menos que nunca.