El bar Txalupa, de Donosti, entre "los más bonitos del mundo"

Y sin ninguna duda estamos muy de acuerdo con el premio. 

Lucía Martín García
 | 
Foto: AdriaGoulaPhoto

Para los que aun no lo sepan, existen unos premios reconocidos a nivel mundial dedicados al diseño de restaurantes. Reciben el nombre de Restaurant & Bar Design Awards®. Participan más de 100 países mostrando sus mejores espacios relacionados con la hotelería, que han sido diseñados para parecer un barco, un aeropuerto, un museo, una furgoneta... La variedad es muy grande ya que encontramos establecimientos que han recibido estrellas Michelin, pero también hay otros que se basan en la fugacidad como es el caso de los pop-ups. 

Entre los ganadores, en la categoría internacional, encontramos un pub español que se encuentra en Donostia, San Sebastian. Se llama Txalupa, y su interior que simula el de un barco, ha conseguido llamar la atención de los jueces más destacados del mundo. 

AdriaGoulaPhoto

El proyecto de Txalupa comienza con un antiguo bar de pintxos en plena Parte Vieja Donostiarra, el cual debía ser transformado completamente debido a un cambio de dueño, pero sin perder parte de la esencia de estos locales tradicionales: una larga barra y su ambiente animado y desenfadado. El local se sitúa en la calle Fermín Calbetón, una clásica calle de pintxos donostiarra que conecta literalmente el puerto de la ciudad, donde aún atracan pequeños barcos pesqueros y coloridas txalupas, con el mercado de la Bretxa, la antigua lonja de pescado de la ciudad que aún mantiene el uso de mercado gastronómico.

Tal y como nos cuentan desde su Equipo Creativo "Su antiguo nombre, Txalupa, nombre con el que se denomina a las pequeñas y coloridas embarcaciones pesqueras, nos pareció un punto de partida sugerente que nos daba pie a hablar de la esencia de este barrio, inseparable del puerto y del mar. El bar en planta baja se trabaja con una clara referencia al puerto y su colorido. El agua del puerto donostiarra, con una cierta profundidad y calma, adquiere un tono verdoso oscuro. Este tono envuelve el diseño del local en todas sus caras, como fondo que cede el protagonismo a la barra, una clara referencia a las txalupas, tanto en sus tonos como en su materialidad."

Photographer: DOOKUSTUDIO

Nos cuentan también que "las piezas cerámicas artesanales, diseñada específicamente para el local, nos ayudan a introducir un efecto acuático, a través de su intenso color turquesa, sus imperfecciones y su brillo. Como contrapunto de color aparecen las cuerdas, tan típicas en las redes de pesca tradicional. Estas cuerdas nos ayudan a dar cierta privacidad y personalidad a las mesas, al mismo tiempo que juegan a contrastar la profundidad del fondo turquesa, gracias a sus tonos claros y cálidos."

Photographer: DOOKUSTUDIO

Además el bar cuanta con una planta inferior, que debía ser diseñado como un espacio antagónico al clásico bar de pinchos. "La idea era crear un pequeño club
privado, de atmosfera nocturna y sofisticada, y con unaoferta de snacks y cockteles selectos. Nuestra propuestade diseño se inspira en una antigua bodega de un barco, donde el tono cálido de la madera nos envuelve en todas sus caras, en contraste con el azul del pavimento, una vez más la referencia al fondo marino." Así se creó el TX Club. 

Photographer: DOOKUSTUDIO

Por último, y quizá una de las cosas más llamativas del Txalupa es la escalera roja. El equipo creativo la diseño de esta forma con el fin de crear "un túnel teñido de luz roja que nos ayuda a atraer, gracias a toda su carga simbólica, a clientes en búsqueda de una experiencia más nocturna y tal vez prohibida..."

AdriaGoulaPhoto