Araldo, la pizzería de la que todos hablan en Verona, llega a Madrid

Tenemos nueva pizzería en la ciudad. Y llega directamente desde Verona sin escalas. ¿La descubrimos?

Macarena Escrivá
 | 
Foto: Elena Bau

Cuando nos enteramos de que una nueva pizzería acababa de abrir sus puertas apenas hace unos meses, la pusimos irremediablemente en nuestro radar gastronómico. Cuando ya supimos que se trata de la sede madrileña de una de las pizzerías veronesas más aclamadas, sin duda nos picó el gusanillo de ir a ver qué se cocía por allí. Esto fue lo que encontramos...

Araldo nacía allá por 2004 en Verona, de la mano de Vittorio y Sonia, con el ímpetu de convertirse en una de las pizzerías-heladerías más genuinas de Italia. Y vaya si lo consiguieron. Durante cinco años consecutivos, han ganado el premio Gambero Rosso a una de las mejores pizzas de la geografía italiana.

Fachada Araldo | Elena Bau

Su historia es una historia de hitos que han ido formando su personalidad, siempre en pos de elegir los mejores productos seleccionando cuidadosamente los ingredientes para cada pizza. Así pues en 2008, cuatro años después de abrir sus puertas, introdujeron helados caseros elaborados con ingredientes de primera calidad. Pensando en la mejor digestión de sus pizzas, introducen unos años más tarde, en 2011, la nueva masa con levadura madre, para en 2013, dar con la harina orgánica que ahora utilizan para todas sus pizzas. En 2018, le llegó el turno a la capital. ¿Por qué Madrid? "Estuvimos viendo posibilidades en Barcelona también, pero al final nos dimos cuenta de que las pizzerías allí son más turísticas y nosotros buscábamos el punto gastronómico", comentan.

Lo que han conseguido en Araldo (Los Madrazo,5) es traer a Madrid un estilo algo diferente al que estamos acostumbrados. Por lo general, la mayoría de las nuevas pizzerías de la ciudad practican un estilo napolitano o romano. Por lo contrario, en Araldo han conseguido dar con el estilo del norte de Italia, que cambia sobre todo por el tipo de masa que utilizan. Preparan la base de sus pizzas con harina ecológica semi integral y levadura madre y prácticamente todos los ingredientes con los que coronan sus deliciosas pizzas -a excepción de nuestras anchoas del Cantábrico-, los traen directamente desde Italia. El acogedor restaurante, de estilo toscano, invita a quedarse y probar como si lo hiciéramos en pleno campo italiano con mesas de forja, lámparas de rafia y una gran mesa con chimenea ficticia.

Elena Bau

Cada semana traen productos nuevos y por ello tienen fueras de carta como una ensalada mixta con tomatillos semi-secos rojos y amarillos y burrata, vitello tonato, un plato típico del verano acompañado de 'panuccia' o la pizza de la semana, esta vez una caprese en la que los ingredientes se colocan en crudo sobre la masa ya cocida, entre otros.

La estrella de la casa son las pizzas que preparan de tamaño individual, por lo que podéis pedir varias y compartir sabores. Por una parte ofrecen las que tienen como base tomate San Marzano que confitan y preparan a baja temperatura, lo que hace que su sabor esté súper concentrado y delicioso. Ya sea en una clásica margarita o en otras creaciones como la Araldo picante con peperoni. Por otra parte, no puedes dejar de pedir otras de base biancha de queso fiordilatte, (sin tomate) como la pizza de prosciutto de trufa o la de panceta y aceite de romero. Acompañan su propuesta con vinos del norte de Italia, alguna birra del país y cervezas españolas.

Elena Bau

Para terminar, tienes que pedir sí o sí uno de sus helados artesanales. ¿Nuestro favorito? La copa Amarena con helado fiordilatte, merengues y salsa de cerezas confitadas.

¿Quieres todavía más? Pues que sepas que podrás llevarte los productos de Araldo a casa. Solo tienes que acercarte a su zona de 'Mercato' y elegir entre aceites ecológicos, pastas, tomates secos, crema de alcachofas para tomar con pan o las harinas que utilizan para sus pizzas.