¿Te apetece un Rueda....con un saltamontes?

El mundo gastronómico no deja de sorprendernos.

VIAJAR
 | 
Foto: dorueda.com

Las costumbres culinarias asiáticas distan mucho de lo que habitualmente comemos en Occidente, eso es un hecho. Sin embargo, los vinos blancos de Denominación de Origen Rueda se han propuesto fusionar ambas culturas gastronómicas para dar lugar a algo que a priori puede resultar extraño, pero que sin duda resulta muy interesante.

En Zurich (Suiza) se han organizado catas que mezclan los vinos blancos castellanos con insectos. En concreto con tacos asiáticos de grillos, saltamontes en tempura con salsa de sésamo y mango, gusanos de la harina en salsa de Hoisin con arroz,  queso curado con gusanos en salsa pesto y pastel de mezcla de insectos.

dorueda.com

Suiza es el primer país europeo que ha legalizado el consumo de estos animales, siguiendo, eso sí, estrictos controles de calidad antes de que lleguen al mercado. Según numerosos estudios, los insectos poseen una gran carga proteica, lo que les hace especialmente beneficiosos. Un ejemplo: la carne de vacuno posee un contenido de hierro de 6 miligramos por 100 gramos de peso; una langosta –un tipo de insecto–, entre 8 y 20 miligramos por 100 gramos de peso.

Además, su producción y venta es relativamente barata, por lo que su recolección y cría pueden generar empleo e ingresos, sobre todo a nivel familiar.  A decir verdad, los insectos forman parte de las dietas habituales de más de 2.000 millones de personas, por lo que para muchísima gente no es extraño comerlos, aunque desde el mundo occidental lo veamos muchas veces como algo francamente repulsivo.

dorueda.com

Se consumen más de 1.900 especies de insectos, siendo los escarabajos, las orugas, las hormigas, las abejas, los saltamontes, langostas y grillos los más habituales.

Todo aquel interesado en el mundo de la gastronomía de vanguardia puede ya fijar su próximo objetivo: probar los mejores vinos españoles combinados con los insectos más exquisitos.

// Outbrain