Agua, vino y gastronomía en La Rioja

Maridar la mejor gastronomía riojana con un agua mineral única en España y algunos de los vinos más reconocidos del mundo son los argumentos de una experiencia por los pueblos y ciudades de una de las regiones más bellas del país.

Manuel Mateo Pérez
 | 
Foto: habari1 / ISTOCK

Hay experiencias que cuesta olvidar. Más si están acompañadas de agua, vino, una deliciosa gastronomía y un paisaje de ensueño. Esta vez el escenario no puede ser mejor. Se trata de La Rioja, de una de las regiones españolas con mayor personalidad y sabor. Allí se citan dos argumentos que justifican un inolvidable viaje. 22 Artesian Water es la marca de un agua mineral natural que emana de las profundidades de La Rioja. Junto a Rusticae, el club de selección de hoteles con encanto líder en España, han creado un producto turístico que han dado en llamar “La Rioja Gourmet”, una experiencia única que recorre los rincones más hermosos de la región y que profundiza en sus señas de identidad por excelencia: el vino y la gastronomía

Pero el viaje guarda una sorpresa inesperada. En una región que ha hecho de su personalidad dionisiaca un argumento internacional hay un hueco para descubrir una de las aguas más codiciadas y respetadas hoy en día en el mercado. Una de las principales cualidades de la marca 22 Artesian Water es que emerge a la superficie de un manantial artesiano a una temperatura constante de veintidós grados centígrados. De ahí el nombre de esta agua que brota de la misma tierra del vino y que es utilizada en las mejores cocinas y bodegas por su extraordinaria composición mineral

La experiencia empieza en las instalaciones de 22 Artesian Water, donde sus responsables realizan una exposición detallada sobre el manantial. Esta agua aparecerá durante esta experiencia en diferentes momentos, incluso su geografía, ya que son las aguas de un río el que da el nombre y vertebra a esta región, el río Oja.

justinkendra / ISTOCK

La experiencia está pensada de jueves a domingo. En estos cuatro días (tres noches) el alojamiento se realiza en el hotel Echaurren, en Ezcaray, uno de los pueblos más bellos de La Rioja. Este establecimiento está dirigido por la familia Paniego y alberga uno de los protagonistas de este viaje, la cocina de Francis Paniego, cuyo restaurante El Portal cuenta con dos estrellas Michelín. Es un momento único para conocer la mejor cocina riojana. Una vez allí hay dos posibilidades: degustar la cocina más sofisticada y moderna en el restaurante El Portal, a través de un menú degustación compuesto por una veintena de deliciosos platos con maridaje de cinco vinos y agua 22 Artesian Water o tomar asiento en el restaurante Tradición, cuya carta incluye platos de comida tradicional riojana de gran apego a la tierra.

La experiencia gastronómica no termina aquí. El propio Francis Paniego ofrece al viajero una pequeña ruta que incluye algunos de los mejores establecimientos de Ezcaray para disfrutar de una ronda de pinchos y seguir degustando las bondades que ofrece esta tierra. Antes de abandonar Ezcaray es aconsejable visitar la tienda de Mantas Ezcaray, donde además de adquirir algunas de sus piezas únicas hechas con tejidos delicados como la lana de mohair o de cachemir, se puede conocer la historia de una empresa que lleva trabajando sus creaciones de manera artesanal desde 1930, internacionalmente conocida ya que trabaja para firmas como Loewe, Carolina Herrera, Hermès o el MoMa de Nueva York.

La experiencia riojana incluye una visita a las instalaciones de Marqués de Riscal en Elciego. Se visita la bodega y se celebra un almuerzo en su restaurante 1860 Tradición, ubicado en el fabuloso hotel que mandó proyectar la famosa bodega a Frank Gehry. El arquitecto canadiense quiso reflejar en el innovador edificio el rosa del vino, el plata de la cápsula y el oro de la malla que envuelve la botella de este vino. La visita a Riscal se completa con el acceso a su spa vinotherapie caudalie, que incluye un masaje relajante. 

herraez / ISTOCK

Hay quien prolonga su visita hasta Santo Domingo de la Calzada, corazón del Camino de Santiago en La Rioja, donde conviene visitar su catedral y pasear por sus calles y plazas para ver el ambiente de los peregrinos rumbo a Galicia.