Se acerca el Orgullo: donde comer en Chueca

Imprescindibles gastro para disfrutar de la fiesta de la diversidad

Yolanda Guirado
 | 
Foto: Vicent Mari

Chueca se sube a los tacones en la Semana del Orgullo LGTB. Es el barrio de moda en estas fechas. En la fiesta de la diversidad, en sus calles y plazuelas encontramos propuestas gastronómicas desde primera hora de la mañana hasta bien entrada la madrugada.

Marilyn Nieves / ISTOCK

Tras una larga noche, el desayuno lo tomamos en Panod, un clásico en el barrio. El café es ecológico de comercio justo y la leche; fresca. Panes artesanos elaborados a mano con masa madre de cultivo propio y larga fermentación. La bollería es también artesana y con ingredientes de máxima calidad: mantequilla 100% sin colorantes ni conservantes, huevos camperos o chocolate belga. (Prim, 1).

@JavierPeñas

Y si lo que queremos es disfrutar de un café de especialidad en una tienda muy singular, Faraday es nuestro rincón. Sobre todo si nos perdemos por los discos de vinilo. (San Lucas, 9).

Redacción Viajar

En OHana Poke House, preparan un poke para estas fechas. Se llama "Gay Parade" y emula en colores la bandera gay. Lo preparan con mango, zanahoria, wakame, col lombarda fermentada con jugo de remolacha y un pescado a elegir con Siracha de Mango. Delicioso plato que podremos tomar mientras disfrutamos de la exposición “Todo Incluido” en el mismo local. Está en Barbieri, 1. Enfrente, Zara. Ese cubano donde preparan –dicen- los mejores daiquiris de Madrid.  Si El Favorito de Alaska, mitad Ropa Vieja y mitad Picadillo con Arroz Blanco, es un acierto todo el año, ahora se convierte en trending topic. Siempre con un daiquiri de fresa. Of course. (Barbieri, 8). 

Redacción Viajar

En el número 13 de la misma calle, un bocadillo a media tarde. En Granjero busca Campero la especialidad son los bocatas malagueños. Un campero o un pepito. Según el hambre que tengamos. Entre los clásicos, el Serranito. 

Hay una palabra que define a Peko Peko por encima de todas. Artesanal. Así son sus baos. Caseros 100%. Esto es Street food del bueno. La estrella de la noche es el Angry Bird Bao. O lo que es lo mismo. El pollo cabreado (para los amigos). Ofrecen también platos filipinos y casquería estilo asiático. Venga. Una de Walkman y otra de Adidas. O lo que es lo mismo;  una de oreja de cerdo y otra de patas de pollo crujientes. Muy callejero este local de Colmenares 13. 

Redacción Viajar

Aüakt. Sabe como suena. Auténtico. En este local de Barquillo, el miércoles 3 de julio celebran el “Avocado Alocado”, un buen momento para conocer la coctelería healthy de estos locos por el aguacate. Sus combinados, elaborados con productos frescos, son low sugar y low alcohol. Están en el número 44.

Redacción Viajar

Y de lo más chic de Chueca, a la tradición y los sabores de siempre. El vermut, en La Taberna de Ángel Sierra. Entre botellas con años de historia, antiguos barriles, esa barra de madera labrada y los frescos del techo, nos sentimos madrileños hasta la médula. (Gravina, 11). Y un poco más abajo, uno de los espacios con más personalidad de Madrid. El Cisne Azul pasa desapercibido entre tanto local chic. Que no nos engañe la primera impresión. No hay bar en Madrid con una oferta similar en setas de temporada. Este es nuestro sitio. (Gravina, 19).

Redacción Viaja

En Costanilla de Capuchinos comemos con las manos. Y disfrutamos chupándonos los dedos. Estamos en el número 3. Esto es Embalados. En este espacio con raíces venezolanas todo está envuelto. Embalado de sabores. En tacos. Baos. O wraps. Triunfa estos días el wrap de butifarra Italiana con relleno de chorizo artesanal estilo italiano, peperonata y berenjenas encurtidas sobre un mix de lechugas. 

Redacción Viajar

Sí. Son contenedores. Esos que cruzan océanos en los barcos y en Skull St. cubren las paredes. Un bar muy gamberro. Canalla. Informal. En una singular tabla periódica, platos irresistibles. La coctelería bien merece un afterwork.  (Barquillo, 8). ¿Y  qué tal un Miss Piggy con extra de huevo frito? Para probarlo, solo tenemos que llegar a San Lorenzo, 9. En La Casa Tomada, influencias asiáticas con guiños a Norteamérica y obsesión por el producto. Todo eso cabe en uno de estos bocadillos XXL. 

Redacción Viajar

La fusión y el producto encuentran su hueco en Chueca: Kuoco360 es una búsqueda de 360 grados por llevar a la mesa las propuestas más creativas de todo el mundo en un local muy acogedor. Uno de esos lugares que merece la pena descubrir. (San Bartolomé, 14.)  ¿Un japo burrito de anguila ahumada? En Pelayo, 60. Sr.Ito es una jugada maestra de la cocina asiática. 

La Casa Tomada | Redacción Viajar

Momento Ava. Momento cóctel. El triángulo de la coctelería madrileña está en la calle Reina. En el 12, Del Diego. Fernando nos prepara Pasión Chueca. Un combinado creado especialmente para la fiesta del Orgullo. Podemos tomarlo con ron, ginebra o vodka. Preparado en una coctelera, lleva fruta de la pasión, zumo de naranja, mango y ginger Ale. Coctelería soberbia en el barrio. Juegan en la misma liga Bar Cock en el 16 y Angelita en el 4. 

El domingo, Le Brunch en Barquillo 21. En Only You Boutique, música en directo y una propuesta que recorre todos los paladares. Especial atención a El Rincón Veggie. Y a los smoothies. Y a los pancakes elaborados al momento. Un placer confesable para los más golosos. (Aunque algunos no querrán confesarlo nunca). 

Vicent Mari

En Diurno, la vida se ve color de rosa. Para saborearla como se merece, han creado un menú especial. Para la cena, un pulpo a la brasa con crema de patata al pimentón de la vera. Y para el almuerzo, el ceviche de salmón noruego, mango, aguacate y leche de tigre. Maridajes con sangría rosé que nos harán ver la vie en rose.

Redacción Viajar

El recorrido gastro llega a su fin. (Estas son apuestas seguras en Chueca. Hay más. Solo tenemos que perdernos por el barrio. Y dejar que nos sorprenda. ) Pero antes, subimos a la última planta del Mercado de San Antón. (No confundir con el de Antón Martín). Y es aquí, al aire libre, donde brindamos a la hora del afterwork. Por la fiesta del Orgullo. Por Chueca. Y su diversidad.