Un volcán entra en erupción a 40 kilómetros de Reikiavik: ¿Puedo volar a Islandia?

La erupción, próxima a Reikiavik, es casi 10 veces mayor que la del año pasado. Te contamos cuál es la situación de los aeropuertos debido a la erupción.

Miriam González
 | 
Foto: JEREMIE RICHARD / GETTY

Islandia es una de las tierras volcánicas más activas de Europa, una nueva erupción cerca de Reikiavik vuelve a activar todas las alarmas. El año pasado el volcán Fagradalsfjall erupcionaba tras un descanso de casi 800 años y se mantuvo despierto durante 6 meses. La pasada madrugada amanecíamos con la noticia de que este mismo volcán volvía a entrar en erupción.

Fagradalshraun o "hermoso valle de lava" se encuentra en la península de Reykjanes, a 50 kilómetros de Reikiavik, una de las zonas menos activas del país. Ambas erupciones empezaban de maneras similares, eran precedidos de una serie interminable de terremotos. Desde diciembre de 2019 hasta marzo de 2021 la actividad sísmica no paró, llegando a alcanzar 5,6 en la escala Richter y suscitando el temor de una posible erupción. En las tres semanas anteriores a la erupción, los sismógrafos registraron más de 40.000 temblores.

La capital, por suerte, no corre ningún riesgo

Desde el Instituto Volcanológico de Canarias informan de que en las primeras imágenes recibidas se puede observar la fisura producida en la tierra, pero que la emisión de fuentes de lava es modesta. La fisura, que alcanza los 300 metros de largo, se asemeja mucho a la erupción de Cumbre Vieja, en La Palma por lo que toda la comunidad vulcanóloga, y en especial la canaria, están muy pendientes de lo que pueda ocurrir.

Así se ve la erupción del volcán Fagradalsfjall, que está expulsando lava a 40 kilómetros de la capital de Islandia, Reikiavik
Así se ve la erupción del volcán Fagradalsfjall, que está expulsando lava a 40 kilómetros de la capital de Islandia, Reikiavik | JEREMIE RICHARD / GETTY

Magnús Tumi Guðmundsson, profesor del Instituto de Geociencias de la Universidad de Islandia, estima que el flujo de la fisura es entre cinco y diez veces mayor que el flujo de la erupción en 2021. Aunque esto puede resultar peligroso a la larga de momento la lava se mantiene muy líquida y poco explosiva, unas características esperables en este entorno.

Una ciudad de España, entre los 10 destinos más sostenibles de Europa

La capital no corre ningún peligro, pero protección civil ha pedido a la población que no se acerque a la zona de la erupción ya que los gases expulsados son muy contaminantes. Por suerte más de 5.000 terremotos en cinco días y la deformación del terreno anunciaron el inicio de una erupción inminente pudiendo preparase para lo que iba a venir.

La erupción del 2021 acabó convirtiéndose en una atracción turística tanto para los islandeses como para el resto del mundo, pero esta vez la zona es mucho más peligrosa. Por ello, Guðmundsson ha pedido a los más curiosos que “no entren en los huecos ni en el valle donde está abierta la grieta, sino que se mantengan en la cima de los cerros y en los miradores de los alrededores”.

El espacio aéreo sigue funcionando

El aeropuerto Internacional de Keflavík, principal aeropuerto de la isla, no se ha visto afectado por la erupción. Según ha informado Elín Björk Jónasdóttir, meteorólogo de la Oficina Meteorológica de Islandia, las cenizas no han llegado a Keflavík por lo que los vuelos no se van a cancelar. Aunque hay antecedentes que nos confirman que pueden llegar a cancelarse debido a que en 2010 el volcán Eyjafjallajökull creó una nube de ceniza que causo la cancelación de más de 100.000 vuelos y afectó a 10 millones de pasajeros.

Erupción del volcán Fagradalsfjall, Islandia
Erupción del volcán Fagradalsfjall, Islandia | LuigiMorbidelli / ISTOCK

El resto de la isla continua con su actividad normal e Islandia continua siendo un destino impresionante para maravillarte con su combinación de fuego, sus volcanes y tierras, y hielo, glaciares que no dejan indiferente a nadie. Y para los más atrevidos pueden acercarse a ver la actividad, siempre con seguridad, de este nuevo volcán.