Aragón, el paraíso para el deporte de invierno

Nieve de Aragón estrena la temporada con innovaciones y una amplia propuesta de actividades.

Viajar.es para Turismo de Aragón
 | 
Foto: Jag_cz / ISTOCK

Aragón ya está teñido de blanco. Las grandes nevadas han hecho su primera aparición y las pistas de esquí esperan a los esquiadores. Para los apasionados por el deporte de invierno, Nieve de Aragón presenta un amplio abanico de espacios y actividades para disfrutar al máximo de la temporada.
Entre la oferta se encuentran seis estaciones de esquí alpino y ocho espacios nórdicos con diversas posibilidades para la diversión y con una inmejorable oferta hotelera y gastronómica. Así lo demuestran los 390 kilómetros esquiables que suman la media docena de estaciones. 
En concreto, cuatro de ellas se localizan en el Pirineo aragonés: Astún y Candanchú, en el valle del Aragón, Formigal-Panticosa, en el valle de Tena, y Cerler, en el valle de Benasque. Mientras, Javalambre y Valdelinares albergan los centros invernales del grupo Aramón, ubicándose en las sierras turolenses. Seis oportunidades para practicar el deporte en plena naturaleza echando mano de los esquís.

Novedades de la temporada

En esta línea, con el objetivo de mejorar la experiencia del esquiador, Aramón ha incorporado novedades y realizado inversiones por un valor superior a los 20 millones de euros. Destacan los tres telesillas nuevos: Castanesa en Cerler, Lanuza y Pico Royo en Formigal-Panticosa. 
La primera instalación, inaugurada con motivo del 50ª aniversario de Cerler, es un proyecto que a medio plazo supondrá una nueva entrada al centro de esquí, un acceso desde la N-230, desde Montanuy, una zona que ve en esta inversión un plan de futuro compatible con la ganadería que les permita asentar población. El telesilla Castanesa ha permitido abrir cuatro nuevas pistas de esquí en un nuevo valle que permitirá a los esquiadores descubrir nuevos y atractivos parajes.
Por su parte, la segunda instalación permite abrir la nueva zona esquiable de Lapazuso, destinada a esquiadores expertos (pista roja y pista negra). Y, por último, el telesilla de Lanuza se trata de un D-Line de Doppelmayr que circula a seis metros por segundo, el primero de estas características que se había instalado en España. Ambos telesquíes han posibilitado la modernización del Valle de Izas, "uno de los que más gustan a los esquiadores", señalan desde la entidad.

Las estaciones de Aramón estrenan este año tres nuevos telesillas.  | S.E.

Compromiso con la innovación

Aramón Cashless (forfait-monedero) es otra de las novedades que estrena el holding de la nieve esta temporada. De este modo, se continúa fomentando el sistema de pago con descuentos y ligado tanto al Club Aramón como a la aplicación, que recoge nuevas funcionalidades y mejora de usabilidad. Aramón demuestra una vez más su compromiso con la tecnología y la innovación.
El rediseño de la página web dando mayor protagonismo al esquiador, la entrega del alquiler de material en el hotel (además del forfait) para una mayor comodidad o las mejoras en innovación en Cerler y las estaciones turolenses son otros de los nuevos cambios.
Para una mayor fusión con el entorno, Nieve de Aragón cuenta con ocho espacios nórdicos ideales para practicar deportes de invierno. Siete de ellos están en los Pirineos: Llanos del Hospital (Benasque), CandanchúPineta (Bielsa), Balneario de PanticosaOza-Gabardito (valle de Hecho), Lizara (Aragüés del Puerto) y Linza (Ansó). En la Sierra de Albarracín (Teruel) se ubica el espacio nórdico de La Muela de San Juan.

Las primeras nevadas han dejado un espeso manto blanco en las pistas. | S.E.

Esquí nórdico

Como su nombre bien indica, esta modalidad de esquí, conocida también como esquí de fondo, tiene su origen en los países del norte. Los estilos de este deporte se adaptan tanto a las personas que practican usualmente dicho deporte como a las familias con niños.
Los espacios nórdicos de Aragón disponen de 126 kilómetros de pistas tratadas y balizadas para disfrutar de esta actividad.

Los espacios nórdicos de Aragón disponen de 126 kilómetros de pistas tratadas y balizadas con recorridos para todos los públicos. | S.E.

Raquetas
La facilidad que reúne este deporte ha incrementado en los últimos años el interés por este mismo. Caminar sobre la nieve de una manera sencilla es la mayor ventaja de esta práctica. Los espacios nórdicos posibilitan realizar paseos de diferente duración y dificultad por montes, bosques y fondos de valle. Una actividad para todas las edades.
Back Country
El Back-Country es una modalidad de esquí nórdico por el momento poco conocida en España. Consiste en recorrer los parajes más agrestes con unos esquís más cortos y anchos sobre una superficie antideslizante.
Un terreno sin muchos desniveles y con pendientes muy suaves se convierte en el paraje perfecto para su práctica. Unos requisitos que cumplen los valles de Hecho y Ansó, con los espacios destacables de Linza, Lizarfa y Oza Gabardito.
Mushing
No hace faltar viajar lejos para vivir la experiencia de moverse en un trineo tirado por perros nórdicos. En los espacios nórdicos de Llanos del Hospital y Pineta es posible. Además, el espacio de Linza acoge cada año el Campeonato Autonómico Vasco Navarro de Mushing, un espectáculo para disfrutar de los mejores mushers del país.

Aragón se consolida como el territorio donde vivir miles de emociones con la nieve como protagonista.