Ses Salines: el paraíso de sal de Mallorca, explicado en 360˚

Mucho más de lo que esperabas…

José Miguel Barrantes Martín
 | 
Foto: Alex / ISTOCK

Como si de un ave se tratara, sobrevolamos Mallorca cerniendo nuestra mirada en el cono más meridional de su territorio. Allí, ante nuestros ojos, el municipio de Ses Salines se muestra como un enclave privilegiado erigido, con justicia, como uno de los destinos imprescindibles de la isla.

Recorremos este “must” mallorquín, genuinamente mediterráneo, descubriendo lugares y planes que van mucho más allá de las playas y calas de ensueño que han dado fama mundial a este tramo litoral de la comarca de Migjorn.

Unas tierras unidas al albor de la recolección de sal marina

El blasón del escudo del municipio de Ses Salines no deja lugar a dudas de la esencia de estas tierras cuando nos habla de “estanques salineros” y un “montículo de sal al centro”. Su mismo topónimo encarna íntegramente la historia primigenia de este lugar, anclada en el tiempo varios siglos antes de Cristo, cuando las conocidas hoy en día como “Salinas de Sa Vall” comenzaron a ser explotadas. Situadas en la Colònia de Sant Jordi – uno de los dos núcleos principales del municipio de Ses Salines -, están consideradas unas de las más antiguas del mundo y, aún en la actualidad, siguen siendo aprovechadas mediante métodos de extracción artesanales.

Mrkit99 / ISTOCK

Mientras, la población de Ses Salines propiamente dicha - unos pocos kilómetros hacia el interior desde la Colònia de Sant Jordi -, nació en torno a una casa señorial del siglo XIII que aún se mantiene en pie, remodelada como el Boutique Hotel Ca’n Bonico, un extraordinario alojamiento que ha respetado la estructura arquitectónica original y varias estancias históricas como su torre defensiva – que alberga una valiosa biblioteca con libros antiguos - o el molino de aceite centenario.

Regentado por los descendientes directos del Caballero que recibió la finca de manos del Rey Jaime I, representa todo un símbolo del municipio y acoge en su seno, además, interesantes exposiciones de arte.

cinoby / ISTOCK

Lo natural es querer quedarse

Ses Salines se ubica en uno de los tramos litorales más extraordinarios de Mallorca. Las cercanas y célebres playas de Es Trenc o Ses Covettes, en el colindante municipio de Campos, o calas internacionalmente conocidas como Caló des Moro, situada en el vecino Santanyí, se unen a la gran oferta de Ses Salines para atraer toda nuestra atención hacia esta parte del sur de la isla.

Aguas cristalinas y playas de fina arena blanca con telones de fondo de dunas y pinares, como las de Es Dolç, Es Carbó o Ses Roquetes, y la visión de algunos de los pequeños islotes que pertenecen a Ses Salines frente a nosotros, nos sumergen en una postal costera incomparable.

jotapg / ISTOCK

Espacios naturales que invitan a vivir el Mediterráneo de una forma sosegada y placentera, saboreando las mieles de paisajes paradisíacos que nos seducen para prolongar nuestra estancia en la zona.

Pero si por algo destaca el municipio de Ses Salines es por haber sabido combinar a la perfección la oferta de sol y playa con otros recursos que se proyectan más allá de la temporada alta.

Un claro ejemplo lo encontramos en la Colònia de Sant Jordi, que representa el punto más cercano para partir en barco hacia el Parque Nacional Marítimo-Terrestre del Archipiélago de Cabrera, uno de los espacios protegidos más extensos del Mediterráneo y uno de los ecosistemas insulares mejor conservados de toda España, con sus grandes praderas de Posidonia Oceánica como icono.

ArtesiaWells / ISTOCK

Mientras, en la misma Colònia de Sant Jordi, el Centro de Visitantes del Parque Nacional – el mayor de toda España -, nos recibe en sus instalaciones creadas como un gran talayot – la atalaya prehistórica tan característica de Mallorca y Menorca y que ha dado nombre a la famosa cultura talayótica -, en las que un recorrido multinivel nos transporta a través de un acuario en sus profundidades para elevarnos por una rampa en espiral que rodea el mayor mural de Europa y llegar a lo más alto brindándonos una vista panorámica del entorno.

Un entorno eminentemente llano que es foco de atracción para los amantes del cicloturismo o del senderismo, que disfrutan de algunos de los espacios más vírgenes de Mallorca en esta parte meridional de la isla que engloba todo el cabo de Ses Salines, declarado área de especial interés paisajístico y rural.

Jose Lodos Benavente / ISTOCK

No es de extrañar, por otro lado, que esta riqueza natural y la buena conservación paisajística, unido a la cercanía del archipiélago de Cabrera y su medio marino, hagan del municipio un punto formidable para el turismo ornitológico, especialmente durante los momentos de pasos migratorios de las aves.

No podemos olvidarnos tampoco de que en la Colònia de Sant Jordi nos encontramos ante uno de los núcleos de población más importantes de Mallorca en cuanto a la práctica de deportes y actividades acuáticas. Aquí dispondremos de una amplia oferta que va desde el buceo, la pesca, el alquiler de embarcaciones de recreo o el piragüismo, hasta la presencia del centro al aire libre de natación olímpica y entrenamiento más importante de Europa.

Mrkit99 / ISTOCK

El Bluewater Elite Sports Training Centre (BEST) es un gran centro deportivo fundado por dos antiguos nadadores británicos, que llegaron a representar a su país en los Juegos Olímpicos del 88 y el 92, y que a día de hoy atrae a atletas de todo el mundo. El centro ha ido evolucionando y en su oferta no solo está un amplio rango de atletas que vienen aquí durante temporadas para sus entrenamientos, especialmente en los deportes acuáticos, sino que además ofrecen sus instalaciones de forma permanente para atletas de triatlón, fitness o running, al mismo tiempo que organizan campamentos, campus, eventos y competiciones.

Este centro viene a complementar la oferta de actividades que podemos realizar en el municipio de Ses Salines a lo largo del año, lo que, unido a su rica gastronomía, basada en muchos casos en la cocina local, hace de la experiencia turística en esta zona un plan imprescindible en toda visita a la mayor de las islas Gimnesias.