Ruta en autocaravana por los 5 mejores Parques Naturales de España

Recorremos los mejores parques naturales de España... en autocaravana

Redacción VIAJAR
 | 
Foto: jacquesvandinteren / ISTOCK

A lo largo de nuestro territorio podemos encontrar verdaderas joyas naturales, reservas clave para el cuidado de la flora y la fauna. Una riqueza natural que se extiende por todo el país, hogar de cientos de especies y una importante parada en las rutas migratorias de otras muchas aves que llenan de color y vida nuestros parques naturales.

Los descubrimos gracias a Yescapa, con el propósito descubrir los mejores lugares para contemplara estos pájaros que emigran cada año, un espectáculo de la naturaleza que debemos contemplar al menos una vez en la vida.

1. Parque Natural del Delta del Ebro, Cataluña

Situado en Tarragona, en el Parque Natural del Delta del Ebro, es posible observar aves migratorias durante todo el año. Si visitamos el parque durante los meses de junio y agosto, podremos encontrarnos con las aves que pasan la temporada estival, tales como la garza imperial, la cigüeñuela o la gaviota de Audouin, que se ocupan durante este periodo de alimentar a sus polluelos.

Los flamencos son un auténtico espectáculo visual en las aguas más bajas del Delta del Ebro
Los flamencos son un auténtico espectáculo visual en las aguas más bajas del Delta del Ebro | Monique Pouzet / ISTOCK

Sin embargo si lo lo recorremos durante el invierno, nos toparemos con aves como el colimbo ártico, el aguilucho lagunero y pálido, que realizan una larga travesía desde el norte hasta Cataluña. Sin importar la época del año en que la que vayamos a este parque, declarado Reserva de la Biosfera, podremos deleitarnos con las colonias permanentes de flamencos, uno de sus principales atractivos.

El amanecer es uno de los momentos más bonitos para ver a las aves más madrugadoras
El amanecer es uno de los momentos más bonitos para ver a las aves más madrugadoras | Lanaufoto / ISTOCK

Para poder aparcar la autocaravana tenemos diversas opciones, pero una de las mejores es el Caravaning Delta Parking situado en Sant Jaume d'Enveja, Tarragona.

2. Parque Nacional de Doñana, Andalucía

¿Te imaginas un paisaje con dunas, bosques, marismas y playas, todo en un mismo lugar? En el Parque Nacional de Doñana, en Andalucía, se encuentran todos estos ecosistemas reunidos, convirtiéndose en un paraíso para la fauna silvestre. Ya sea como un lugar de paso, cría o invernada, miles de aves europeas y africanas tienen aquí su segundo hogar, habitando las marismas situadas al borde del mar.

Bandadas de pájaros llegan cada año al Parque Nacional de Doñana
Bandadas de pájaros llegan cada año al Parque Nacional de Doñana | jacquesvandinteren / ISTOCK

El Parque Nacional de Doñana es considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y alberga más de 300 especies de aves, tanto migratorias como sedentarias, destacando las cigüeñas negras, los flamencos y el águila imperial ibérica, esta última en peligro de extinción. La mejor época para visitar el parque es en otoño, durante la migración de aves, así como de marzo a mayo, temporada de anidación y cría.

Algunas especies solo se pueden ver en algunas zonas del Parque Nacional de Doñana
Algunas especies solo se pueden ver en algunas zonas del Parque Nacional de Doñana | Liz Leyden / ISTOCK

Doñana es un lugar único que hay que cuidar para que no desaparezca y una de las mejores formas de conocer su importancia es visitándolo, por eso en esta ruta con las caravanas os proponemos el AC Área para autocaravanas en Sanlúcar de Barrameda, Cádiz.

3. Reserva Natural de la Laguna de Gallocanta, Aragón

Un impresionante espectáculo de la naturaleza tiene lugar cada invierno en la Laguna de Gallocanta, una de las más grandes de España. Cerca de 200.000 grullas pasan por allí en su migración hacia el sur, dejando atrás el frío de las zonas escandinavas de donde provienen. Las aves comienzan a llegar a partir de octubre y se pueden avistar particularmente en amaneceres y atardeceres. Algunas de ellas pasan todo el invierno allí, mientras que otras siguen su vuelo hasta el continente africano, buscando un clima mejor.

Tanto los expertos como los aficionados disfrutan del vuelo de las grullas sobre la Laguna de Gallocanta
Tanto los expertos como los aficionados disfrutan del vuelo de las grullas sobre la Laguna de Gallocanta | pepitoko / ISTOCK

Esta laguna de agua salada, ubicada a 1.000 metros de altitud, es también el hábitat de otras 220 especies de aves, por lo que junto a las grullas invernantes, podrás observar aguiluchos pálidos, treparriscos o la elegante avefría europea. Durante los festivos y fines de semana de noviembre a diciembre, el Gobierno de Aragón ofrece paseos guiados gratuitos para todo público por esta bella reserva natural.

Decenas de grullas europeas descansan en la Laguna de Gallocanta
Decenas de grullas europeas descansan en la Laguna de Gallocanta | typo-graphics / ISTOCK

En esta ocasión podremos dejar la caravana muy cerca de esta impresionante Reserva Natural ya que el parking del albergue Allucant se encuentra junto a la Laguna de Gallocanta.

4. Parque Natural de La Albufera, Valencia

A pocos kilómetros de la ciudad de Valencia, el Parque Natural de La Albufera es conocido por su gran laguna costera, cercana a playas, dunas y bosques de pinos. La rodean también antiguas plantaciones de arroz, en las que todavía existen barracas valencianas, viviendas de los primeros agricultores y pescadores de la zona.

La Albufera es uno de los rincones de agua más bonitos de Valencia, un lugar donde pasear entre la fauna y la flora local con las barcas que salen desde los embarcaderos a lo largo del Parque Natural
La Albufera es uno de los rincones de agua más bonitos de Valencia, un lugar donde pasear entre la fauna y la flora local con las barcas que salen desde los embarcaderos a lo largo del Parque Natural | Justino Bordallo / ISTOCK

Si bien vale la pena una visita durante todo el año, gracias a su fácil acceso y la presencia continua de pájaros, durante el invierno se convierte en un importante sitio de avistamiento avícola. Esto se debe a que, durante los meses fríos, se convierte en el lugar de descanso de aves migratorias que se desplazan entre África y Europa. En este momento se observan también una gran cantidad de aves acuáticas, entre las que se encuentran anátidas y gaviotas.

Diversas especies como el Zanco de alas negras pasa largas temporadas en la Albufera de Valencia
Diversas especies como el Zanco de alas negras pasa largas temporadas en la Albufera de Valencia | Pablo Escuder Cano / ISTOCK

Esta parada es muy especial ya que en la carrera del Riu, 552, se encuentra el Camping Valencia El Saler, un precioso lugar donde pasar la noche y poder apreciar a primera hora de la mañana a las aves más madrugadoras.

5. Parque Natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel, Cantabria

El Parque Natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel, ubicado en Cantabria, se compone de lagunas de agua salada en los alrededores de la desembocadura del río Asón. Este parque recibe aves del norte de la península ibérica, tanto durante la invernada como durante la migración, pudiendo contabilizar más de 120 especies distintas.

Las Marismas de Santoña es uno de los paisajes naturales más bonitos de Cantabria
Las Marismas de Santoña es uno de los paisajes naturales más bonitos de Cantabria | David Andres Gurierrez / ISTOCK

En una escapada en autocaravana para visitar el parque, podrás deleitarte con la espátula común, ave de plumaje blanco que emprende vuelo desde Holanda hasta África cada invierno. En el puerto de Santoña encontrarás también el Centro de Interpretación del Parque Natural, lugar donde se organizan visitas guiadas para aprender más acerca de la observación de aves de la mano de expertos.

Y el último lugar donde vamos a dejar nuestra autocaravana es el área autocaravanas Arnuero en el pueblo cántabro de Arnuero.