6 playas urbanas al lado de Madrid para aguantar la ola de calor de julio

El buen tiempo se acerca, y muchas personas en el interior peninsular echan en falta un espacio natural en el que bañarse. Por suerte, Madrid es una región que tiene de todo, y también cuenta con enclaves en los que darse un chapuzón. En este artículo, hacemos una selección de los más especiales que, sin duda, se debería visitar alguna vez.

Redacción Viajar
 | 
Foto: Jose Ramiro Laguna / ISTOCK

La Comunidad de Madrid tiene playas, piscinas naturales y demás complejos acuáticos. Sin duda, una oportunidad estupenda para descubrir la región a través de su especial vínculo con la naturaleza que, en ocasiones, suele estar escondido. Estas son nuestras propuestas para una ruta alternativa.

Playa de Estremera

¿Quién dice que Madrid no tiene playa? Se trata de un espacio en el río Tajo en el que el baño está permitido y al que se puede acceder con perros. Si le gusta el senderismo, es un punto ideal para explorar la naturaleza, pues también es el punto de inicio de numerosas rutas. Por su parte, la zona de niños cuenta con varias atracciones, por lo que es un sitio para toda la familia.

Baño Madrid
Lord_Kuernyus / ISTOCK

El aspecto de esta playa es distinto al de las convencionales, y ese es su principal atractivo. En lugar de blancos arenales, hay una especial conexión con el bosque que no le dejará indiferente. Lo más destacable es su especial tranquilidad, ya que no suele estar demasiado masificada, ni siquiera en verano.

Las Berceas

La zona más elevada de Madrid esconde un secreto que no todos los visitantes conocen. En el pueblo de Cercedilla, se ubica un complejo de piscinas naturales bien cuidadas y de espectacular aspecto. Por un módico precio, puede pasar el día tomando el sol y disfrutar de sus múltiples opciones de ocio.

Las Berceas, Cercedilla | Ayuntamiento de Cercedilla

Sus más de 30 hectáreas dan alojamiento a numerosos establecimientos, merenderos y demás servicios. No obstante, lo mejor de todo es su agradable césped, en el que tumbarse para relajarse y evadirse. En la actualidad, es un parque recreativo que recibe numerosos visitantes, sobre todo a partir de la primavera.

Las Presillas

Cuando llegan a estas piscinas naturales, los visitantes suelen quedar impresionados por su inmensidad. Sus tonos azules se pierden entre los bosques para crear un paisaje poco frecuente en la región. De hecho, constantemente se organizan rutas para conocer el entorno y hacer senderismo en familia o con amigos.

En los alrededores de este enclave hay numerosas casas rurales en las que pasar el fin de semana. Durante los meses de otoño e invierno, el lugar sigue siendo frecuentado por quienes buscan dar largos paseos. Sin embargo, lo mejor comienza en primavera y verano, cuando se abre el enorme complejo acuático rodeado por piedra natural.

Pantano de San Juan

Entre los pueblos de El Tiemblo y Pelayos de la Presa, se esconde el pantano de San Juan. De acuerdo con fuentes oficiales, es el único embalse en el que, además del baño, se permiten las actividades acuáticas a motor. Cerca de este complejo, rodeado por inmensos bosques, se encuentra el Cerro de San Esteban.

Playa de la Virgen de la Nueva, Pantano de San Juan | Ayuntamiento de San Martín de Valdeiglesias

Todo el pantano ocupa un espacio inmenso, que da lugar a más de 14 kilómetros de playa. Este es uno de los parajes que más se asemejan a una playa, en parte, gracias a la arena que lo recubre. Pero lo más especial es que puede alquilar una moto de agua o inscribirse para realizar deportes náuticos.

Playa del Alberche

Las playas fluviales son una de las opciones preferidas por los madrileños. Miles de personas vienen a refrescarse cada verano, sobre todo gracias a todos los espacios acondicionados. Lo más importante, el agua, está bastante limpia al provenir del río que da nombre al complejo, y no tiene demasiada profundidad, así que no llega a cubrir por completo.

Jose Ramiro Laguna / ISTOCK

En sí, no es un espacio poco aglomerado, pero es totalmente gratuito. De igual modo, lo mejor son sus opciones de restauración, ya que dispone incluso de chiringuitos. Por lo demás, el paisaje está dominado por vegetación y bosques de cierta altura, lo que permite contemplar una escena de ensueño al atardecer.

Pozas de Puebla de la Sierra

El paisaje que ofrece desde arriba este enclave es increíble y digno de admirar. Sin duda, una de las opciones más especiales de esta lista y de los mejores sitios para bañarse en Madrid. Todo se lo debemos al río Puebla, que forma pozas en su recorrido por el municipio de Torrelaguna, cerca de Somosierra.

Todo el complejo está dividido en numerosas pozas. Hay algunas que son de pago, pero la mayoría ofrecen entrada gratuita, por lo que son una opción muy aconsejable para familias. Se llega recorriendo dos caminos alternativos, por lo que es ideal para refrescarse después de hacer senderismo.

En definitiva, estas son nuestras recomendaciones para bañarse en la Comunidad de Madrid. Queda demostrado que es posible pasar un verano espectacular en el interior de España. La normalidad está cada vez más cerca, y toca aprovechar el buen tiempo durante los próximos meses.