Matosinhos: fascinación atlántica

Patrimonio, playas, gastronomía y cultura hacen de esta ciudad del Norte de Portugal un enclave perfecto de ocio y visita todo el año.

Emilio Gascón
 | 
Foto: Lina Balciunaite/Shutterstock

Matosinhos tiene quince kilómetros de playas reconocidas con bandera azul, conectadas por una red más de diez kilómetros de pasarelas que, además de embellecer el entorno, sirven de protección a las importantes dunas que las circundan, acompañadas de zonas de estacionamiento de vehículos. Ideal para los amantes de las actividades náuticas como el surf, el bodyboard, el kitesurf, la vela o el buceo. Las olas de Matosinhos son sede de competiciones nacionales e internacionales.

Tierra ligada al mar, su cocina siempre ha sido uno de sus grandes valores, con reconocimientos como el de Destino Gastronómico o la marca Matosinhos World’s Best Fish, que promueve su tradición culinaria en el mundo. Caldeirada de 'peixe', bacalao asado, arroz de tamboril, mariscos, 'peixes grelhados', o sus celébres 'sardinhas no pã', los platos de pescados y de mariscos son tan variados como apetitosos para saborearlos en los cerca de 450 restaurantes que hay en el 'concello'.

Ciudad de tradiciones, se venera el Senhor de Matosinhos con una multitudinaria romería y fiesta asociada. La iglesia del mismo nombre acoge una de las más antiguas imágenes de Cristo crucificado a tamaño real, del siglo XVI. Su fachada es barroca y en el interior destaca la talla dorada.

En esta geografía atlántica están muy presentes los edificios con historia, como el Mercado Municipal, que suma a su función original de mercado de productos frescos, un restaurante, un área de negocios y una incubadora de empresas dedicadas al diseño. Y la arquitectura con nombre propio se ve reflejada en los trabajos de Álvaro Siza Vieira, como la “Piscina das Marés”.

Matosinhos es punto de paso del Camino de Santiago, y su principal arteria comercial es un ejemplo de diversidad, mezcla de arquitectura nueva y antigua, de comercio tradicional, galerías de arte, restaurantes e instituciones como la ESAD IDEA, espacio dedicado a la investigación en el área del diseño.

Esta ciudad atlántica y cosmopolita es famosa por su música, con agrupaciones como la Orquestra Jazz de Matosinhos o el Quarteto de Cordas de Matosinhos. El centro urbano y sus alrededores están servidos por la red de metro de superficie, y es sede de importantes instituciones contemporáneas como el Centro de Investigação de Excelência para a Indústria Automóvel e Aeronáutica o del Centro de Ciências do Mar da Universidade do Porto, entre otras. Cualquier época del año es idónea para descubrir Matosinhos y lo mucho que tiene para ofrecer en todos los ámbitos, desde el gastronómico al cultural o el paisajístico.