Gijón, la ciudad que mira al mar

El otoño es el momento perfecto para disfrutar de la ciudad asturiana

María Escribano
 | 
Foto: Jesus Barroso / ISTOCK

Escanciar culines de sidra, ver atardecer desde el cerro de santa catalina, fundirse con los gijoneses en cimavilla. Tres días en Gijón dan para mucho...

Día 1

El barrio más auténtico

Comenzamos la visita a la ciudad asturiana en el barrio de Cimavilla. Además de palacios, casonas, plazas con encanto y antiguas viviendas de pescadores, merece la pena acercarse a la Capilla de La Soledad, levantada en el siglo XVII y antigua sede del Gremio de Mareantes, y al Museo Casa Natal de Jovellanos. En las proximidades se hallan las célebres esculturas de Elogio del Horizonte, de Eduardo Chillida, y Nordeste, de Vaquero Turcios. Sin olvidar las vistas que se observan desde el parque del Cerro de Santa Catalina y las Termas Romanas de Campo Valdés.

Museo Casa Natal de Jovellanos
Museo Casa Natal de Jovellanos | Jose Luis Alvarez Esteban / ISTOCK

De playa en playa

Después de explorar el barrio más gijonés, se puede continuar el paseo hasta la cercana playa de Poniente, a la que se llega tras superar el Puerto Deportivo. En ella se puede uno dar un bañito, si el tiempo acompaña, o bien en la de San Lorenzo, abierta al oeste de Cimavilla con la silueta de la iglesia de San Pedro haciéndole sombra.

A la sidrería

Tras la puesta de sol, toca unirse a la costumbre de salir a tomar una botellina a una de las numerosas sidrerías de la ciudad, como El Requexu o El Planeta (situado en la famosa Cuesta’l Cholo), donde también saborear la tradicional cocina marinera. 

Puerto de Gijón
Puerto de Gijón | dvoevnore / ISTOCK

Día 2

Rumbo a la universidad

Empezamos el día en el Jardín Botánico Atlántico, en el que se pueden hacer varias rutas. A menos de cinco minutos a pie se encuentra la antigua Universidad Laboral de Gijón/Xixón, Bien de Interés Cultural que además es el edificio civil más grande del país y cuya torre es la construcción en piedra más alta de España. Si se visita en septiembre, tener en cuenta que del 2 al 4 se celebra la convención de cultura y ocio alternativo CometCon, con parte de sus actividades en LABoral Centro de Arte.

Escultura Elogio del Horizonte, de Chillida
Escultura Elogio del Horizonte, de Chillida | apomares / ISTOCK

Momento gourmet

Hora de  comer en uno de los restaurantes participantes en Gijón/Xixón Gourmet, una propuesta que permite disfrutar de la alta gastronomía gijonesa a un precio de 45 euros (50 en uno de los restaurantes adheridos a esta promoción que tiene una estrella Michelin). Una recomendación, el Auga, con vistas al puerto deportivo.

Tarde en el parque

Despedimos la tarde poniendo rumbo al Parque de Isabel la Católica, el pulmón verde de la zona urbana, con 65 especies de plantas distintas y un número similar de fauna (sobre todo aves). Junto a él está el estadio de El Molinón, el campo de fútbol más antiguo de España, que bien merece una visita. 

Barrio de Cimavilla
Barrio de Cimavilla | JackF / ISTOCK

Día 3

Un poco de historia

Acercarse a la Asturias más tradicional es posible visitando un par de museos: el Muséu del Pueblu d’Asturies, un museo etnográfico al aire libre donde se exponen edificios representativos de la arquitectura rural tradicional de la región, y el Muséu de la Gaita.

Dulce paseo

Un paseo costero a media mañana es ideal para abrir el apetito: se puede coger el tramo de senda que une la desembocadura del río Piles con la playa de El Rinconín, lleno de miradores naturales. Si por el camino uno se cruza con una pastelería (Gijón es una de las localidades españolas con mayor ratio de pastelerías por habitante), que no dude en comprar alguno de los dulces tradicionales, como los pelayos, las florentinas o las princesitas. 

Grupo folclórico tocando junto al puerto viejo
Grupo folclórico tocando junto al puerto viejo | Sima_ha / ISTOCK

Entre llagares

No hemos acabado con la sidra. Uno no se puede ir de Gijón sin visitar un llagar, donde conocer el proceso de elaboración de la sidra, cómo escanciarla apropiadamente y otras costumbres propias del arte sidrero. Con el Bono Ruta de la Sidra Xixón puedes hacer una visita guiada básica a los llagares incluidos en el programa. El bono se adquiere en las oficinas turísticas Infogijón.