Formentera también para hiperactivos: actividades en la isla cristalina

No todo va a ser tostarse al sol en las mejores playas del país

Noelia Ferreiro
 | 
Foto: Martin Silva Cosentino / ISTOCK

Lo sabe bien quien la conoce: es al mar al que Formentera debe su infinita belleza, con esos azules imposibles que refulgen en contraste con la arena blanca. Unas aguas deslumbrantes, las más cristalinas del país, que tienen su aliada en la mayor pradera de posidonia del Mediterráneo, declarada incluso Patrimonio de la Humanidad.

Formentera, España
Vista aérea de Formentera con yates anclados y aguas de color turquesa | George Williams / ISTOCK

Este mar que contiene todas las gradaciones del azul ha dado lugar a que algunas de las playas de esta isla se cuenten entre las más valoradas de Europa. Como Ses Illetes, en el norte, erigida a menudo además como la mejor de España.

Espacio para la aventura

Con esto, aunque sólo el placer de tenderse al sol ante semejantes paisajes ya es motivo suficiente para enamorarse de la menor de las Pitiusas, resulta que también los más activos pueden encontrar su paraíso.

Formentera, España
Submarinismo en Formentera | Ana del Castillo / ISTOCK

Muchos no saben que existe todo un catálogo de actividades que constatan que en es esta isla hay espacio para la aventura. Desde hacer submarinismo hasta contemplar la galaxia, pasando por emprender paseos en bicicleta o a caballo, entregarse a la adrenalina de los deportes náuticos o maravillarse con la observación de más de 200 especies de aves en una isla que ocupa el centro de una de las principales rutas migratorias del mundo.

Las siete mejores playas de los 69 km de costa de Formentera

Deportes en las aguas

Empecemos, claro, por el mar, no sólo apto para agradables baños sino también para el buceo y la fotografía subacuática gracias, precisamente, a la magnífica visión que proporciona incluso a considerable distancia y profundidad. Formentera ofrece las condiciones perfectas para hacer un bautizo de submarinismo en rincones tan cautivadores como la Reserva Marina de Es Freus.

Paddle surf, Formentera
Paddle sur en Formentera | Martin Silva Cosentino / ISTOCK

Pero la isla acoge también todo tipo de deportes acuáticos, como paddlesurf, vela o windsurf, que suponen un plus de actividad al mero arte de brocearse. No falta el kayak, del que existen cursos de iniciación que son un referente en el archipiélago balear.

Con los pies en la tierra

Para los que son de secano, la aventura puede ser dar paseos en bicicleta a lo largo de sus más de cien kilómetros de senderos especiales. Un total de 32 rutas verdes perfectamente señalizadas discurren por este territorio mayoritariamente plano (sólo hay que apretar la marcha en el paraje de La Mola), asequible para toda la familia.

Un paseo frente al mar en Formentera
Un paseo frente al mar en Formentera | jotapg / ISTOCK

Y más divertido aún es dar largos y reconfortantes paseos a caballo, una actividad apropiada por el clima suave durante todo el año, su peculiar orografía y el privilegio de tratarse de un paisaje salvaje. Nada hay como trotar entre bosques de pinos y sabinas, aspirando su aroma fresco.

Y los ojos en el cielo

Sí, para ver las 200 especies de aves que visitan muchas de las áreas de esta isla, que están incluidas en la Red Natura 2000 y calificadas como ZEPA (Zonas de Especial Protección para las Aves). Y es que Formentera se encuentra justo en medio de una de las principales rutas migratorias del mundo.

Aves Formentera
pepmiba / ISTOCK

Y también para llenar la mirada de estrellas. Es lo que acontece en la observación del universo que tiene lugar en fines de semanas estelares donde se organizan charlas temáticas, talleres infantiles, juegos de realidad virtual para visitar la galaxia y sesiones de observación nocturna en un cielo ideal por su baja contaminación lumínica.