Fiestas: tradición y cultura popular en Mallorca

Celsa Iglesias
 | 
Foto: D. R.

Aunque solemos asociar Mallorca con el bullicio y la actividad que se desprende de este lugar en los meses veraniegos, lo cierto es que el invierno también nos puede ofrecer una cara muy festiva. Y es que esta isla colma sus días más fríos con algunas de las mejores fiestas populares del país.

Fiestas de Sant Sebastià (Mallorca). | D. R.

Fogatas en Sant Antoni

Tras las entrañables festividades navideñas, el ambiente cambia totalmente con la llegada de Sant Antoni, el 16 y 17 de enero. La magia de esta tradición ancestral inunda la tierra mallorquina con las hogueras, conocidas localmente como foguerons. Así, en cada rincón de la isla se suceden actividades, conciertos y eventos que se extienden hasta la madrugada. El patrón de los animales, San Antonio, gozó de gran devoción en el pasado agrícola de la isla, pues estas criaturas eran indispensables para llevar a cabo las labores del campo. De ahí surgió esta interesante tradición de la que podemos disfrutar hoy en día y que toma como protagonista estrella al demonio, que se relaciona con el santo por haberlo tentado en el desierto. Durante estos dos días los mallorquines se reúnen en las calles y encienden las hogueras donde se asan productos típicos de la isla: sobrasada, las espinagades o los botifarrons. Aunque en toda Mallorca se vive esta fiesta con fervor, hay ciertos municipios donde adquiere cierta magnitud, como es el caso de Alcúdia, Pollença, Artà, Sa Pobla, Muro, Algaida y Manacor.

Espectáculo de fuego por Sant Sebastià (Mallorca). | D. R.

El patrón de Palma

Una fecha marcada en rojo para todos los habitantes de Palma es el 20 de enero, pues es el día de Sant Sebastià, el patrón de la capital balear. Se trata de un periodo excelente para descubrir esta ciudad:  las celebraciones se extienden durante varios días y es temporada baja. El programa actos incluye un pasacalles, la lectura del pregón, exposiciones, representaciones teatrales y el espectáculo piromusical Atiarfoc. La atracción principal tiene lugar el día 19 de enero y se caracteriza por la presencia de hogueras y actuaciones musicales de gran nivel en diversas plazas de la ciudad. 

La flor de almendro

Más de cinco millones de almendros coronan a Mallorca como uno de los paraísos de este fruto seco que gusta a todo el mundo. La calidad de las almendras se celebra por todo lo alto cuando llega el primer fin de semana de febrero. Tener la oportunidad de ver las copas de estos árboles teñidas de blanco y rosado es una experiencia que atrae a muchos turistas que se deciden a pisar la isla en invierno. ¡Y no es para menos! La feria de la flor del almendro o Fira de la Flor d'Ametler tiene lugar en el pueblo de Son Servera. No falta la música folclórica en directo y multitud de puestos donde podemos comprar productos realizados con la madera, el fruto o las hojas del almendro. 

El invierno no siempre nos deja el clima ideal, pero podemos disfrutar de los mejores planes y actividades en Mallorca. Sus increíbles tradiciones cargadas de color y sabor nos permiten vivir esta época del año con alegría y vitalidad.