8 escapadas para darte un atracón de arte (sin salir de España)

Escapadas repletas de arte para un fin de semana especial

Celia Lorente
 | 
Foto: Proformabooks / ISTOCK

 El legado que el arte románico ha dejado por toda la geografía peninsular ofrece y acoge recorridos por pequeños pueblos y ciudades medievales donde el tiempo parece haberse detenido. Lugares y paisajes donde respirar historia en escapadas sembradas de grandes joyas arquitectónicas y culturales. 

1. Vall de Boí, arte en la montaña

Objetivo

Visitar la pequeña localidad de Erill la Vall, con su iglesia y su campanario.

SensorSpot / ISTOCK

Itinerario

Los pueblecitos de montaña de este valle pirenaico conservan iglesias románicas de los siglos XI y XII, bien conservadas y en armonía con el entorno. Se puede comenzar por descubrir la iglesia de Santa Eulalia y su campanario en Erill la Vall; allí se encuentra además el Centro del Románico. Desde Erill se llega primero al pueblo de Boí, donde está la iglesia de Sant Joan de Boí, y al cercano Taüll, donde visitar las iglesias de Sant Climent y de Santa María. En la siguiente jornada, acercarse a la aldea de Cardet, con su iglesia de Santa María de les Cabanasses, y de allí a L'Assumpció de Cóll para después a ir a Barrueda, donde visitar Sant Feliu de Barruera y Durro, con la monumental iglesia de la Nativitat. Dejado atrás el pueblo y continuando la subida por la montaña de Durro, se llega a la pequeña ermita de Sant Quirc de Durro. 

2. Secretos de la Ribeira Sacra

Objetivo

La iglesia de Santo Estevo de Rivas de Miño y su entorno. 

Itinerario

De Orense dirigirse a Chantada, con su casco histórico y famosos soportales. Seguir ruta para ver la iglesia de Santo Estevo de Rivas de Miño. Después, río abajo, visitar la iglesia de San Paio de Diomondi y, más tarde, la de San Martiño da Cova, joya del románico enclaustrada frente al famoso meandro Cabo do Mundo. Avanzando hacia el sur, hacia Pantón, se llega a la zona de mayor densidad del románico de la Ribeira Sacra. La primera parada será San Miguel de Eiré, pequeña y esbelta iglesia.

D.R.

Desde Eiré es obligatorio visitar otras tres joyas del románico: Santo Estevo de Atán, San Vicente de Pombeiro y San Fiz de Cangas. Desde este punto en dirección a Monforte se llega a Castro de Ferreira, donde se ubica el monasterio de las Bernardas de Ferreira. Siguiendo camino están la iglesia de San Pedro de Canaval, Santa María de Proendos y Santa María de Bolmente. Acercarse finalmente al Mirador da Cividade, donde encontrar las iglesias de San Vicente de Pinol y San Xillao de Lobios.

3. Zamora y Toro, piedra viva 

Objetivo

Los conjuntos monumentales de Zamora y Toro y sus puentes medievales sobre el Duero.

graemenicholson / ISTOCK

Itinerario

Zamora capital posee el mayor conjunto de edificios románicos de España. Su silueta la dibuja la torre de la catedral de El Salvador, el edificio románico más importante. A 30 km, en la localidad de Toro el románico adquiere un tinte diferente. Varias de sus iglesias (siglos XII-XIII) son de estilo mudéjar. La ciudad alberga también conventos, palacios y casas señoriales góticas y renacentistas. No obstante, su principal edificio es la colegiata de Santa María, también de los siglos XII-XIII, que sigue el esquema de las catedrales de Zamora y de Salamanca, patente en su cimborrio, culminado por una bella cúpula gallonada. Destaca también el pórtico de la Majestad y su hermoso conjunto de esculturas.

4. El Camino palentino 

Objetivo

La iglesia de Frómista, calificada como el Partenón del románico por sus proporciones perfectas. 

Carlos Soler Martinez (KarSol Photo) / ISTOCK

Itinerario

Arranca en Frómista, donde visitar el templo de San Martín de Tours, con la iglesia de Frómista, arquetipo y síntesis del románico. Siguiendo la ruta jacobea se llega a Población de Campos, para ver la ermita de San Miguel. A la salida de esta localidad, junto al río, está la pequeña ermita del Perpetuo Socorro. A unos 15 km se encuentra Carrión de los Condes, uno de los enclaves más importantes del Camino de Santiago, con tres edificios históricos: la iglesia de Santa María de las Victorias y del Camino, el monasterio de San Zoilo y la bella iglesia-museo de Santiago. Desde Carrión, acercarse a Nogal de las Huertas, que alberga el monasterio románico más antiguo de Palencia, con los restos de San Salvador.

5. El románico oscense

Objetivo

La localidad de Jaca y su conjunto monumental. 

jacquesvandinteren / ISTOCK

Itinerario

Desde Huesca se puede hacer una excursión a Alquézar, villa medieval sobre el cañón del río Vero, y pasear por sus callejuelas hasta su colegiata. Para la siguiente jornada, visitar Agüero, con su iglesia de San Salvador y Santiago. Tras ver los mallos de Riglos, dirigirse al castillo de Loarre, la mayor y mejor conservada fortaleza románica. Descubrir Santa Cruz de la Serós, con la ermita de San Caprasio y la iglesia de Santa María, dos joyas del románico aragonés, y el Parque Cultural y Monumento Nacional de San Juan de la Peña, ligado a los orígenes del Reino de Aragón. Terminar camino en Jaca para sumergirse en su precioso casco antiguo, visitar el Museo Diocesano y la catedral, uno de los templos más importantes del primer románico español.

6. Oviedo y sus verdes valles

Objetivo

La localidad de Villaviciosa y su iglesia de San Juan de Amandi. 

Santa María del Naranco, Oviedo. | Joaquin Ossorio-Castillo / ISTOCK

Itinerario

Cerca de Oviedo, la villa termal de Las Caldas acoge la iglesia de San Juan de Priorio y, a unos 6 km, la de San Esteban de Sograndio. Por el valle del río Trubia se llega al concejo de Teverga, donde está la iglesia-colegiata de San Pedro y la iglesia de Santa María. Seguir hasta Cornellana para ver el monasterio benedictino de San Salvador. Para otra jornada, partiendo de Oviedo en dirección a Villaviciosa, las iglesias de San Esteban de Aramil y Santa María de Narzana. A continuación, en el valle de Valdediós está el monasterio de Santa María de Valdediós, junto a la iglesia prerrománica de San Salvador. Y a las puertas de Villaviciosa está la iglesia de San Juan de Amandi, uno de los ejemplos de mayor calidad del románico asturiano. 

7. Medievo en Segovia

Objetivo

Sepúlveda, principal foco del románico segoviano.

Itinerario

Partir de Segovia capital hacia Torrecaballeros, con su iglesia románica dedicada a San Miguel, alrededor de la cual se construyó el castillo. A 7 km, Sotosalbos conserva una iglesia románica del siglo XI y en los alrededores está el monasterio cisterciense de Santa María de la Sierra. Hacia el norte, en Pelayos del Arroyo hay restos de pinturas murales del S. XIII con escenas de la vida de San Vicente. Otras interesantes iglesias de la zona son La Cuesta, El Guijar de Valdevacas, Turégano y Torre Val de San Pedro.

Sepúlveda está considerado como uno de los pueblos más bellos de Segovia | Jose Miguel Sanchez / ISTOCK

Avanzando en la ruta se llega al bonito pueblo medieval de Pedraza de la Sierra, con su palacio de la Inquisición, el castillo de Velasco y numerosas casas blasonadas. Desde Pedraza hacia el norte, visitar Orejana y Sepúlveda, principal foco del románico segoviano, y Maderuelo, con las interesantísimas iglesias de San Miguel y Santa María y la ermita de la Vera Cruz. Desde Maderuelo hacia el norte se llega a Montejo de la Vega, hermosa villa medieval con la ermita de Nuestra Señora del Valle y las espléndidas ruinas de la antigua iglesia de Casuar. Más al norte aparecen las villas de Sacramenia, con los restos del monasterio cisterciense de San Bernardo, y la ermita de San Miguel y Fuentidueña, con recinto amurallado e importante conjunto románico.

8. Arte y leyendas a orillas del Duero 

Objetivo

El conjunto histórico-artístico de San Esteban de Gormaz.

Itinerario

Empezar recorriendo Soria capital, con las iglesias de Santo Domingo y de San Juan de Rabanera. En la parte baja de la ciudad, al lado del puente de piedra sobre el Duero, encontrar la concatedral de San Pedro y el monasterio de San Juan de Duero de camino al Monte de las Ánimas, donde se narra la leyenda de Gustavo Adolfo Bécquer. Continuar hacia El Burgo de Osma. Su catedral destaca por su impresionante fachada, su altísima torre y sus enormes bóvedas. Las murallas de esta localidad y su casco histórico son igualmente recomendables.

denis doyle / ALAMY

Seguir después hasta San Esteban de Gormaz para descubrir la construcción románica más antigua de la provincia y su hermoso paseo junto al río. Y al final de esta ruta, la ermita de San Baudelio, en Casillas de Berlanga, la mayor joya original del románico en Soria. Una gruesa columna en su parte central sirve como punto de partida a ocho arcos de herradura que recuerdan la forma de las palmeras. Sus paredes sirvieron como lienzos para la pintura al temple.