Cinco planes en el oriente de Asturias entre el mar y las montañas

Valles profundos, playas salvajes y cumbres elevadas se dan cita en esta comarca que exhibe paisajes deslumbrantes

Noelia Ferreiro
 | 
Foto: IMAG3S / ISTOCK

Del diálogo entre el Cantábrico y los Picos de Europa nace este territorio del oriente de Asturias agraciado con algunos de los más bellos paisajes del norte. Un rincón pintado en verde y azul que se despliega desde la costa a las montañas, atravesando una parte del Camino Jacobeo de la costa y dejando a su paso joyas irrepetibles.

Estos son algunos planes que no te puedes perder en esta magistral conexión de cultura y naturaleza:

Las playas

Hay muchas a lo largo del litoral y todas resultan preciosas, tanto por su carácter salvaje como por su soledad y silencio. Está la de Espasa, en la que desemboca el río del mismo nombre, o la de La Beciella, a la que se llega caminando por una senda costera que conforma un tramo del Camino de Santiago. Menos rústica y más concurrida es la playa de la Isla, así llamada por un islote al que se accede por una lengua de tierra, pero sólo cuando hay bajamar. Y más abierta e ideal para la práctica del surf es el Arenal de Morís, con un kilómetro de arena tostada bajo unos acantilados tapizados de vegetación.

La playa de La Espasa mezcla a la perfección los colores verdes y azules
La playa de La Espasa mezcla a la perfección los colores verdes y azules | IMAG3S / ISTOCK

Mirador de El Fitu

Es la excursión más popular a lo que se conoce como el Balcón del Principado. Una grandiosa aproximación a los Picos de Europa en lo que constituye la postal perfecta: cubres escarpadas, prados en los que pastan las vacas y, al fondo, el horizonte idel Cantábrico. Se accede a través de la N-634 en dirección a Arriondas/Les Arriondes, para después desviarse a la AS-260 en dirección Colunga hasta dar con la indicación. Una vez aquí, se sube por una senda en el lado de la carretera opuesto al parking, que cruza un bosque de pinos. Es desde la plataforma desde donde se obtiene una espectacular panorámica.

Vistas desde lo más alto del mirado de Mirador de El Fitu
Vistas desde lo más alto del mirado de Mirador de El Fitu | estivillml / ISTOCK

Los pueblos

Además de Caravia y La Isla, dos bonitos entramados ocultos en la naturaleza, no hay que perderse Ribadesella, con su espectacular conjugación de mar montaña y río, ni Lastres, considerado uno de los pueblos más bonitos de España con su anfiteatro de casas que desciende hasta el mar.

Ribadesella es uno de los pueblos más bonitos de Asturias 
Ribadesella es uno de los pueblos más bonitos de Asturias  | Mlenny / ISTOCK

Sierra del Sueve

Se trata de una cadena montañosa muy cercana a la costa, que se localiza en la zona centro-oriental asturiana, y se encuentra repartida entre los concejos de Colunga, Caravia, Ribadesella, Piloña y Parres. Los accesos por carretera parten de la N-634 que discurre por el interior de la región, y de la N-632 que une Ribadesella y Gijón por la costa.

Desde la sierra del Sueve las vistas de la costa asturiana son únicas
Desde la sierra del Sueve las vistas de la costa asturiana son únicas | IMAG3S / ISTOCK

Subida al Pico Pienzu

Se trata de una ruta de dificultad media de 5,5 kilómetros (sólo ida) que parte del Mirador del Fitu y que, con un buen estado físico, lleva unas dos horas (sólo ida). La ruta que es de ida y vuelta también puede comenzarse en Arriondas y, en este caso, hay unos 10 kilómetros sólo de ida. Una vez en la cumbre, si el día está despejado, se asiste al fin a la esperada fusión del mar con las montañas.