5 curiosidades que no conocías de la Plaza del Torico de Teruel 

La plaza más famosa de Teruel, la del Torico, aguarda varias curiosidades que merecen ser descubiertas. 

Martín Álvarez
 | 
Foto: KarSol / ISTOCK

Teruel existe y, sobre todo, sorprende. Y es que a pesar de que todavía carga con la pesada losa de las etiquetas, que la asocian con un lugar poco frecuentado, tiene tanta belleza que le rebosa por sus cuatro fronteras. Ejemplo de ello son sus pueblos, como Mora de Rubielos, que este año ha saltado a la palestra por su excelentísima belleza. 

Teruel, Aragón
Vista panorámica de Teruel | Esther Pueyo / ISTOCK

Pero, lejos de sus pueblos, Teruel es una ciudad milenaria con un destacado patrimonio que es un orgullo para todo Aragón y, por supuesto, para toda España. En el interior de esta joya del arte mudéjar es donde nos encontramos la Plaza del Torico, uno de los epicentros de la ciudad y uno de los lugares más reconocibles.  

Recorremos la historia de esta emblemática plaza y te contamos cinco curiosidades que, estamos seguros, no conocías.

1. Su nombre original no es Plaza del Torico

Esta conocida plaza existía ya en la Edad Media, pero entonces era conocida como la Plaza del Mercado o la Plaza Mayor de Teruel. De hecho, en la actualidad su nombre tampoco es el de Plaza del Torico, siendo el nombre oficial Plaza de Carlos Castel. Eso sí... si preguntas a sus habitantes, indudablemente, esta lleva el nombre del toro que corona la columna que adorna su fuente.

Detalle del
Detalle del 'Torico' de Teruel | LUNAMARINA / ISTOCK

2. Tiene una forma... peculiar 

Alejada de la forma que tienen la mayoría de las plazas españolas, la Plaza del Torico no tiene ni forma redonda ni cuadrada. Es más, casi podría decirse que esta plaza tiene una forma trapezoidal (un cuadrilátero que tiene solamente un par de lados paralelos). No es lo único... porque esta plaza también se encuentra en cuesta. 

3. Diminuto y con un peso descomunal 

Si lo has visto, lo sabes: el Torico de Teruel es realmente pequeño. Mide tan solo 45 centímetros de cola a boca, 37 centímetros de la baso a los pitones y tan solo 2 de ancho. Pero, a pesar de que tiene unas pequeñas dimensiones, pesa la friolera de 55 kilos.

Fachadas de la Plaza del Torico, en Teruel
Fachadas de la Plaza del Torico, en Teruel | IgorDymov / ISTOCK

4. ¿Casas vagón? 

Si te fijas en la arquitectura de la Plaza del Torico, te fijarás que hay unas edificaciones que destacan por tener una fachada estrecha, con unas habitaciones que son muy, pero muy alargadas. A estas casas se es llaman Casas Vagón, por tener una distribución del espacio similar a estos.

5. ¡El suelo se ilumina! 

Para ver su famoso Torico tenemos que mirar hacia arriba. ¡Pero no te olvides de mirar hacia abajo! Porque todo el suelo está repleto de unas señales luminosas, con forma de línea, que forma una especie de camino que es realmente bonito y sorprendente.