Castillos de Rías Baixas, guardianes de un paraíso

Las fortalezas de Soutomaior y Sobroso recuperan su esplendor tras las ambiciosas restauraciones de la diputación de pontevedra y se convierten en grandes atractivos turísticos

Castillos de Rías Baixas
 | 
Foto: Joaquín Barreiro Cajaraville

Los castillos de Rías Baixas, enclavados en fantásticos paisajes naturales, han sido testigos de múltiples batallas a lo largo de su historia y poseen una gran belleza y riqueza botánica. Soutomaior, en el municipio del mismo nombre, y Sobroso (Mondariz), reinan sobre un entorno paradisíaco y evocan tiempos de guerras, poder, luchas entre familias nobles y revueltas populares contra los señores feudales en el medievo.

La Diputación de Pontevedra, propietaria del castillo de Soutomaior y encargada de la gestión de Sobroso, ha devuelto el esplendor a las dos fortalezas, ambas con más de 800 años de antigüedad, museos en su interior y jardines con una amplia variedad de árboles y plantas, entre las que sobresale la camelia, flor de las Rías Baixas. No en vano el parque que rodea las murallas de Soutomaior es el principal jardín botánico de Galicia y en 2012 se convirtió en el primer Jardín de Excelencia Internacional de la camelia declarado por la International Camellia Society.

Castillo de Sabroso, en Rias Baixas | Viajar

La fortaleza, situada al fondo de la Ría de Vigo, 10 kilómetros tierra adentro, ofrece una atractiva programación para las familias. Las pequeñas y pequeños reciben, al iniciar el itinerario por el interior del recinto, un juego de pistas para aprender jugando a medida que recorren la exposición museística y obtener el diploma de “Detectives del Castillo de Soutomaior”. Además, en diferentes épocas del año se celebran visitas teatralizadas para divertir y animar al público infantil.

Museos con nuevas tecnologías

Soutomaior, y más recientemente Sobroso, albergan museos que, a través de tecnologías como audiovisuales, 3D o videomapping, muestran su pasado, influencia y personajes vinculados a las fortalezas. Soutomaior se convirtió en centro de poder en tiempos de Pedro Madruga, noble gallego al que algunas investigaciones apuntan como el verdadero Cristóbal Colón. La fortaleza, edificada en el siglo XII, fue reconvertida en el XIX en palacio neogótico por los marqueses de la Vega de Armijo. Allí nació y creció la escritora feminista María Vinyals, personaje imprescindible en el castillo.

En Sobroso fue cercada en 1117 la reina Doña Urraca, que habría huido, cuenta la leyenda, por un pasadizo secreto. La fortaleza ofrece, además de su atractiva historia y sus sendas botánicas, maravillosas vistas desde la imponente terraza que domina el territorio hasta la frontera con Portugal. Sin duda ambos castillos merecen estar en el álbum fotográfico de viajeras y viajeros en su escapada a Rías Baixas.

Historias, camelias y buen vino

El castillo de Soutomaior y los grandes pazos que se extienden por todo el territorio de Rías Baixas – Pontevedra Provincia cuentan con bellos jardines de gran valor botánico en los que reina la camelia. Visitar la fortaleza de la Diputación de Pontevedra y estas casas señoriales se convierte en un paseo por la historia entre camelias y viñedos en los que se cultivan las variedades de uva con las que se producen los preciados caldos de la Denominación de Origen Rías Baixas.

La camelia es la flor por excelencia de la provincia, y la ruta que lleva su nombre un magnífico itinerario para una escapada inolvidable. El castillo de Soutomaior, escala imprescindible en la Ruta de la Camelia, cuenta con más de 500 camelias de diferentes variedades y hace una década recibió la distinción de Jardín de Excelencia Internacional en esta flor. Posteriormente la obtuvieron tres pazos que también forman parte de esta espléndida ruta botánica e histórica: el Pazo de Rubianes (Vilagarcía de Arousa), el Pazo de la Saleta, en Meis, y el Pazo de Quinteiro da Cruz (Ribadumia).

Viñedos Soutomaior | Viajar

Soutomaior ha añadido a sus atractivos patrimoniales y botánicos un jardín de camelias con nombres de mujer que homenajea, entre otras insignes figuras, a Rosalía de Castro, María Vinyals y Emilia Pardo Bazán. Junto al castillo y las casas mencionadas están integradas en la ruta el Pazo de Oca (A Estrada), conocido como el Versalles gallego; Lourizán (Pontevedra), propiedad de la Diputación al igual que la fortaleza de Soutomaior; Fefiñáns, situado en pleno corazón del centro histórico de Cambados; el Pazo Quiñones de León (Vigo); Gandarón (Pontevedra) y Pegullal (Salceda de Caselas). El parque público vigués de O Castro completa las escalas de la Ruta de la Camelia en las Rías Baixas. Cualquier época es estupenda para hacer el recorrido. La floración tiene lugar de diciembre a abril, vistiendo de color el castillo y estas históricas residencias con cientos de variedades.

Bodegas y viñedos

Soutomaior y los pazos están ligados a la cultura del vino. Varias casas señoriales se encuentran rodeadas de viñedos, al igual que el castillo, y los pazos alojan bodegas que producen los vinos de la Denominación de Origen Rías Baixas. La Ruta do Viño Rías Baixas es un gran atractivo enoturístico y fue distinguida como la mejor ruta del vino española en Fitur 2022. Visitar las bodegas y viñedos de Pontevedra Provincia y disfrutar de una cata es un plan ideal para descubrir este territorio mágico de playas, islas, bosques, cascadas, castillos y gastronomía.