En un molino, un castillo centenario... Ya puedes pasar la noche en monumentos históricos

Una nueva iniciativa entre Airbnb y la Fundación de Casas Históricas y Singulares de España pone de relieve estos especiales alojamientos en los que vivir una experiencia singular

María Escribano
 | 
Foto: Airbnb

El turismo de patrimonio está en alza. Pasar unos días de descanso en una casa histórica es una actividad que cada tiene más adeptos. Las casas históricas son aquellas que están declaradas Bien de Interés Cultural o están protegidas por patrimonio gracias a su interés histórico, artístico y cultural. Pueden ser palacios, casas señoriales, pero también molinos, torreones, masías, capillas, castillos centenarios… Lugares interesantes y hasta curiosos para aquellos que buscan experiencias singulares.

Castillo medieval en Llaés
Castillo medieval en Llaés. | Airbnb

En España hay más de 3.000 casas históricas, más de 50.000 en Europa; muchos de sus propietarios han visto en la actividad turística una vía para mantenerlas, aquí van algunos ejemplos de las que se pueden alquilar a través de la plataforma Airbnb, que en julio de 2022 estrenaba una categoría especial para ellas, ‘Casas históricas’:

Hasta 100.000 euros para rehabilitar patrimonio histórico

En nuestro país muchas de estas casas históricas forman parte de la Asociación de Propietarios de Casas Históricas y Singulares de España, que desde su fundación a mediados de los años 90 forma parte de la European Historic Houses Asociation.

La Asociación creó en 1998 la Fundación de Casas Históricas y Singulares de España, cuyo presidente, Javier Bahamonde, ha presentado junto a Airbnb en el Palacio de Liria de Madrid una nueva iniciativa relacionada con estos bienes culturales. 

Masía Les Canes
Masía Les Canes, con más de 1100 años de historia situada a los pies del Parque Natural del Montseny.  | Les Canes

Se trata del Programa de Rehabilitación y Promoción Turística del Patrimonio Histórico Español, que podrá conceder ayudas de hasta 100.000 euros gracias a una donación de en torno a un millón de euros de la plataforma Airbnb. Con este programa se financiarán unos 20 proyectos de recuperación y rehabilitación de casas históricas y singulares, ubicadas a lo largo de todo el territorio español, con fines de promoción del turismo. 

Un molino con historia

Un ejemplo de rehabilitación de una de estas casas históricas lo tenemos en un molino de agua situado en Sobrefoz, Asturias. Inés, su anfitriona, cuenta que el molino perteneció originalmente a su bisabuela, Rafaela, que con los ingresos que este le proporcionaba crio a sus ocho hijos. Cuando la madre de Inés heredó este espacio único, tenían claro que no querían perder su esencia, por lo que pidieron permiso para rehabilitarlo y entrar a vivir, aunque todo el mundo insistía en que debía alquilarlo y compartirlo con el mundo.

Molino de agua en Asturias
El molino de Inés en Sobrefoz. | Airbnb

Hace unos años, su hija la convenció y desde entonces el molino se puede alquilar en Airbnb, ingresos que Inés utiliza para seguir invirtiéndolos en él.

Hasta ahora, muchos de los ingresos que hemos ido obteniendo gracias a alquilar el molino de agua los hemos dedicado al mantenimiento y a seguir con la rehabilitación para conseguir nuestro principal objetivo: que la gente que se quede se sienta a gusto, como en casa. Los huéspedes valoran muchísimo la tradicionalidad del molino y el entorno, les encanta poder sumergirse en la historia del espacio (anfitriona Inés)