5 Rutas con las que tocar el cielo de Castellón

Nos vamos en busca de los pueblos a mayor altitud de Castellón... y encontramos verdaderas bellezas que merece la pena descubrir.

Álvaro Martínez Fernández
 | 
Foto: JackF / ISTOCK

Nos vamos en busca… de las alturas. Y lo hacemos en una de las provincias de la Comunidad Valenciana que posee los pueblos a mayor altitud. Tanto, que sorprende que a apenas kilómetros del mediterráneo nos podamos encontrar con municipios enclavados a más de 1.000 metros de altura.

¿Te animas a subir hasta lo más alto de estos pueblos? Te proponemos una ruta por algunos de ellos que, estamos seguros, te van a fascinar.

1. Vistabella del Maestrat – 1.246 metros

Enclavado en el macizo de Penyagolosa, tiene el honor de ser el pueblo más alto de la Comunidad Valenciana. Tanto, que lo encontramos a más de 1.200 metros sobre el nivel del mar. Y en un entorno privilegiado, pues su término municipal se encuentra en el Parque natural de Penyagolosa y está declarado como Zona de Especial Protección para las Aves.

Vista al casco antiguo de Vistabella del Maestrat, en Castellón 
Vista al casco antiguo de Vistabella del Maestrat, en Castellón  | Juan Emilio Prades Bel

En el pueblo es imprescindible visitar lugares como la iglesia de la Ascensión de la Virgen María, que data de entre los siglos XVI y XVII y se consagra como la obra más importante del Renacimiento de Castellón. No solo eso… pues el municipio conserva todavía una torre y dos de las seis entradas de su antigua muralla, por lo que es un escenario perfecto para sentir la historia en nuestras propias carnes.

2. Ares del Maestrat – 1.194 metros

Quizás te suene su nombre, porque está flanqueada por la monumental Morella, una de las localidades más agraciadas, y otras poblaciones como Benassal o Vilafranca. Ares del Maestrat es uno de esos lugares perfectos para los amantes de la naturaleza y la aventura, que tienen la oportunidad de disfrutar de algunas de las elevaciones más pronunciadas de la provincia.

Vista de pájaro de Ares del Maestrat, en Castellón
Vista de pájaro de Ares del Maestrat, en Castellón | KarSol / ISTOCK

Ejemplo de estas elevaciones son, por ejemplo, la Mola de Ares; de 1.322 metros, o la Mola del Vilar; de 1.315 metros. Pero no es lo único que hace especial a este lugar, pues su centro histórico está declarado como Bien de Interés Cultural. ¿Por qué? Por lugares como los restos de las murallas, en El Portalet, o su ayuntamiento del siglo XIV.

3. Castellfort – 1.181 metros

Si eres de los enamorados de los paisajes impresionantes, entonces tienes que ir a hasta este pueblo y acercarte hasta su famosa Ventana del Mirador, situada en su núcleo urbano. Aquí los barrancos han excavado auténticos tajos y alturas que superan los 1.300 metros sobre el nivel del mar y paredes naturales de piedra.

Castellfort es otro de los pueblos a mayor altura de Castellón, que merece una visita obligada
Castellfort es otro de los pueblos a mayor altura de Castellón, que merece una visita obligada | Josfor / ISTOCK

Pero lo más impresionante es pasear por sus calles, donde podremos descubrir sus porches del siglo XVII y XVIII, que funcionaban históricamente la función de lonja comercial. Pero no podemos olvidarnos de la fachada del Ayuntamiento, con una portada verdaderamente artística y su Iglesia Parroquial, del siglo XVIII.

4. Castell de Cabres – 1.134 metros

Es uno de los pueblos de mayor altitud de Castellón, pero también es uno de los menos poblados con tan solo 17 habitantes censados según los datos del INE del 2017. Un lugar único que se encuentra a las puertas del Parque Natural de la Tinença de Benifassà, que cuenta con un entorno de gran valor natural y paisajístico que invita a recorrer sus parajes.

Es uno de los pueblos de mayor altitud de Castellón, pero también es uno de los menos poblados con tan solo 17 habitantes censados
Es uno de los pueblos de mayor altitud de Castellón, pero también es uno de los menos poblados con tan solo 17 habitantes censados | Ana del Castillo / ISTOCK

Esta localidad tiene una peculiaridad: sus orígenes se remontan a la época musulmana. Lo podemos ver en su casco urbano, que se asienta en la solana de la Muela del Castillo y en la que destaca, especialmente, la Font de la Vila, construida con piedra natural y que suministra agua a la localidad.

5. Vilafranca – 1.125 metros

Una localidad de límites, pues se encuentra en el límite con la provincia de Teruel y enclavada en un relieve montañoso que domina todo su territorio. Tal es así que aquí encontramos, a una gran altitud, el Tossal del Montallat, a 1.656 metros sobre el nivel del mar.

Vilafranca se encuentra en los límites con Teruel
Vilafranca se encuentra en los límites con Teruel | Javier Sorribes | Wikicommons

En su núcleo urbano podemos fascinarnos con su iglesia parroquial de Santa María Magdalena; uno de los mejores monumentos renacentistas valencianos; El Museo de la Piedra en Seco y la Lonja Gótica o con el Ayuntamiento, que custodia un retablo que Valentí Montoliu pintó en el año 1455.