Habla la redacción: estos son los 22 pueblos más bonitos de España en 2022

España de punta a punta en un recorrido por los pueblos favoritos de VIAJAR, y de nuestras compañeras de las revistas 'Cuore' y 'Woman'.

Álvaro Martínez Fernández
 | 
Foto: sonny2962 / ISTOCK

Recorremos España en busca de pueblos encantadores, mágicos y abrumadoramente bellos. Pero, ¿qué hace que un pueblo sea más bonito que el resto? Es una apreciación muy subjetiva, y por eso hemos realizado una encuesta no solo dentro de VIAJAR, sino también entre nuestras compañeras de 'Cuore' y 'Woman'. ¿Estás de acuerdo con el resultado? ¿Te sobra o falta algún pueblo en esta lista? ¡El debate está servido!

Los favoritos de VIAJAR

Desplegamos nuestros pasaportes en busca de nuestros destinos nacionales favoritos. Es el momento de VIAJAR.

1. L'Espluga de Francolí, Cataluña

Josep María Palau, director de VIAJAR

L'Espluga de Francolí debe su nombre a una de las cuevas de conglomerado más largas del mundo, habitadas ya en la prehistoria. La cercanía del monasterio de Poblet y sus bosques protegidos aúnan cultura y naturaleza en un solo destino.

Cueva en L
Cueva en L'Espluga de Francolí, en Tarragona | Turismo de Espluga de Francolí

Rodeada por el río Francolí y las montañas de Prades, ahí es donde encontramos a esta bella población de la Conca de Barberá, en el interior de la provincia de Tarragona. La Espluga de Francolí es una villa marcada, como indica su nombre (Espluga significa cueva en su derivación latina), por toda una serie de galerías subterráneas que discurren bajo la población, así como por cavidades superficiales presentes en sus alrededores que nos permiten acceder a todo este conjunto geológico y vivir una atractiva experiencia.

La más famosa de todas ellas es la Cueva de la Font Major, llamada así por estar considerada el nacimiento del río Francolí. Abierta al público, en su interior se ubica un museo que expone la presencia humana en estas oquedades desde los tiempos del Paleolítico.

2. Peratallada, Cataluña

Pablo Fernández, subdirector de VIAJAR

Es una bonita localidad medieval con un hotelito muy gracioso, que se llama El Cau del Papibou, que quiere decir en catalán algo así como “la guarida del renacuajo”.

Casco medieval de Peratallada
Casco medieval de Peratallada | stockstudioX / ISTOCK

En medio del corazón del Empordà y a pocos kilómetros de las mejores calas y playas de la Costa Brava, es donde nos encontramos con el pueblo de Peratallada.  Aparte de sus atractivos arquitectónicos e históricos, la ciudad es reconocida por su importante oferta artesanal y sobre todo gastronómica. Los callejones del núcleo están llenos de numerosos y sugestivos restaurantes de todo tipo, que ofrecen el complemento idóneo a una visita a este precioso pueblo.

3. La Adrada, Ávila

Luis Meyer, director de la web de VIAJAR

Un pueblo donde el encanto  no se queda en su majestuoso castillo: se extiende por su precioso entorno a los pies del Valle del Tiétar.

Alrededores de La Adrada, en Ávila
Alrededores de La Adrada, en Ávila | Miguel Ángel Masegosa

Escoltada por la Sierra de Gredos, la villa de La Adrada situada en el Bajo Tiétar, continúa realizando su vida al margen del caos de la ciudad, a pesar de encontrarse a menos de 100 km de Madrid. Esto ha provocado que el pequeño pueblo de Castilla y León pueda ser entendido como un lugar en el que pasar una larga temporada pero también donde poder disfrutar de un tranquilo día familiar acompañado de historia, naturaleza y una buena gastronomía.

4. Cadaqués, Cataluña

María Escribano, redactora jefe de VIAJAR

Sus casitas blancas, sus barquitas, hacer el camino hacia Portlligat para empaparse de Dalí... todo en Cadaqués respira Mediterráneo

Cadaqués, uno de los pueblos más bellos de la Costa Brava
Cadaqués, uno de los pueblos más bellos de la Costa Brava | Proformabooks / ISTOCK

Aquí, en el punto más oriental de la península ibérica, en territorio del Alto Ampurdán, sentó su morada el genial Dalí junto a su mujer Gala. No pudo escapar el artista al embrujo de esta localidad gerundense, que deslumbra con su luz única, refulgiendo sobre el mar mediterráneo de una forma especial.

Cadaqués es un eterno paisaje listo para ser representado por los pinceles en un lienzo en blanco, derrochando el mismo encanto que sirvió para encandilar y atraer a las familias catalanas de clase alta a principios del siglo XX.

5. Guadalest, Alicante

Álvaro Martínez Fernández, redactor y social media manager de VIAJAR

Uno de los pueblos más bellos de Alicante que se encarama a la montaña con una panorámica de lujo: el Embalse de Guadalest.

Vista de Guadalest desde su castillo
Vista de Guadalest desde su castillo | glenkar / ISTOCK

Alicante, lejos del sol y playa esconde pueblos increíbles. El Castell de Guadalest, Conjunto Histórico Artístico, es uno de ellos. Está dividido en dos barrios, a cada cual más encantador. El del castillo, con gran sabor medieval y protegido por una muralla, está colgado de una peña que domina un amplio valle flanqueado por sierras. El del Arrabal, que es posterior, se extiende por las faldas de la montaña.

6. Getxo, Vizcaya

Pablo Rodríguez, redacción VIAJAR

Un pueblo muy bonito para pasear por la ría junto a casones señoriales, que tiene a mano algunas de las mejores playas de Vizcaya.

Panorámica del muelle de Neguri en Getxo
Panorámica del muelle de Neguri en Getxo | Mimadeo / ISTOCK

En esta localidad encontraremos desde los rincones más salvajes y naturales, hasta arenales urbanos repletos de chiringuitos que ofrecen todo tipo de servicios. Y es que Getxo cuenta con algunas de las mejores playas de Euskadi, que suponen uno de sus principales atractivos turísticos. Ejemplo de ello, por ejemplo, es la playa de Las Arenas.

7. Fuentidueña, Segovia

Virginia Lázaro, editora gráfica de revistas

Un sitio muy especial donde terminan las Hoces del Río Duratón y anidan los buitres leonados, perfecto para disfrutar de un buen asado segoviano con un buen Ribera del Duero. 

Cruz en la iglesia de San Miguel, Fuentidueña | JAVIER_SANCHEZ

Que levante la mano quien sepa algo de Fuentidueña, la villa medieval atravesada por el río Duratón, lamiendo las heridas de su castillo, sus murallas, sus iglesias románicas de San Miguel y San Martín, su palacio, su hospital de la Magdalena y su precioso puente romano.

8. Almuñécar, Granada

Laura Ramírez, becaria de redacción VIAJAR

Es un lugar mágico por sus calas secretas y sus rincones con mucho encanto

Playa de Almuñecar, en Granada
Playa de Almuñecar, en Granada | danefromspain / ISTOCK

A sus costa, a la llamada playa de San Cristóbal, llegó Abd al-Rahman I ‘el emigrado’, el fundador del emirato omeya de Córdoba, la dinastía más importante de cuantas dio al-Andalus. Su barrio antiguo está arracimado en torno a un centro en cuya cumbre hubo un castillo hoy desaparecido. Sí queda, en cambio, la cueva de los Siete Palacios, convertida en museo de la historia de la localidad.

Los favoritos de CUORE

Los destinos favoritos de la revista del corazón por excelencia. ¿Te gustan, Kim?

9. Urueña, Valladolid

Araceli Ocaña, directora de CUORE

No solo es bonito a rabiar: es un pueblo lleno de librerías temáticas, una delicia para todo el que disfrute de la buena lectura

Vista de pájaro de Urueña, en Valladolid
Vista de pájaro de Urueña, en Valladolid | Diego Rayaces / ISTOCK

Esta localidad vallisoletana fue la primera Villa del Libro en España. Y es que este encantador pueblo medieval se dispuso a atraer a los visitantes con diversas iniciativas bibliófilas. Tal es así, que cuenta con un espacio para la promoción de los libros y la cultura, el Centro e-LEA Miguel Delibes donde se realizan eventos como presentaciones de libros o recitales de poesía, entre otros.

10. Almonte, Huelva

Rocío Robledo, redactora jefe de CUORE 

Almonte es el pueblo que todo rociero visita una vez al año mínimo, y seas o no religioso, tienes que conocerlo. Su olor a sur, a marisma, las paredes blancas de sus casas, sus playas kilométricas y todo el entorno que lo rodea, en pleno Doñana, le hacen uno de los pueblos más especiales de Huelva.

Ricard Gabarrús / photo on flickr

Almonte, villa andaluza de 22.000 habitantes, se sitúa entre las campiñas vitícolas del Condado onubense y las célebres marismas del Guadaquivir. El sol, la luz y la sal marina han dado a estas tierras el especial encanto de lo sencillamente bello.

Viñedos y olivares, encinares y pinos, cotos, dunas, marismas y playas se unen en este rincón fronterizo de la vieja Andalucía, rompiendo los esquemas y estereotipos tradicionales. Almonte se caracteriza por la tranquilidad, la calma y la transmisión del saber vivir de siglos.

11. Jaca, Huesca

Marta Requejo, redactora de CUORE

Modernidad,  tradición, historia, paisajes maravillosos y mucho patrimonio. Y no podemos olvidar que está muy cerca de dos grandes estaciones de esquí que lo convierten en un enclave único en la época invernal.

jacquesvandinteren / ISTOCK

La ciudad de Jaca es famosa por su catedral románica del siglo XI, por su ciudadela pentagonal artillera realizada por orden de Felipe II, por su moderna Pista de Hielo y por albergar la famosa y honorable Escuela Militar de Montaña. Una interesante ciudad para el viajero que visita el norte pirenaico de Aragón y la provincia de Huesca y en la que encontrará mucho verde.

12. Jávea, Alicante

Rute Godinho, redactora de CUORE

Un lugar plagado de belleza, con playas de infarto y en el que encontrar la tan merecida relajación.

Cala Granadella, en Jávea
Cala Granadella, en Jávea | ABBPhoto / ISTOCK

Si por algo es conocida Jávea es por ser uno de los lugares de playa más codiciados de toda España. Aquí podemos descubrir lugares especiales, como la Cala Granadella, ubicada en los límites del pueblo. Sin duda, uno de los lugares más bellos y especiales de esta zona del levante.

13. Allariz, Galicia

Pablo González, becario de CUORE

Es increíble poder pasear por uno de los cascos antiguos más mágicos del norte de España, disfrutar de su naturaleza y pasearse por sus decenas de outlets.

Iglesia de San Benito en el pueblo de Allariz, Orense
Iglesia de San Benito en el pueblo de Allariz, Orense | DoloresGiraldez / ISTOCK

Con un casco antiguo declarado Conjunto Histórico Artístico, Allariz es un hermoso pueblo de Ourense que fue residencia de reyes en época medieval y está cuajado de edificios llenos de historia y de hermosas alamedas y paseos fluviales.

Los favoritos de WOMAN

Si Anna Wintour eligiera un destino, sería alguno de estos.

14. Ezcaray, La Rioja

Andrea Arabia, directora digital de WOMAN

Es el punto de partida perfecto para hacer excursiones a las aldeas de alrededor, y luego comerte una buenas croquetas regadas con el mejor vino. 

Casco antiguo de Ezcaray, La Rioja
Casco antiguo de Ezcaray, La Rioja | herraez / ISTOCK

Hambre no se pasa en esta hermosa población al pie de la sierra de la Demanda, en el extremo occidental de La Rioja, con sus bares de pinchos y con las dos estrellas Michelin de Francis Paniego. Ni frío, con las mantas de mohair que teje y tiñe artesanalmente la familia Valgañón.

15. Altea, Alicante

Marta Bonilla, redactora jefe de WOMAN

El pueblo  con sus callejuelas de piedra tiene muchísimo encanto, ha conservado su carácter mediterráneo en medio de grandes urbes, como Benidorm y Calpe, su  bahía es espectacular para navegar, tiene restaurantes estupendos y permite compaginar la tranquilidad con las noches largas. 

Altea, Alicante
Casco antiguo de Altea, con sus famosas cúpulas azules | MiniMoon Photo / ISTOCK

Blasco Ibañez, Alberti o los pintores Benjamín Palencia y Rafael Ruiz Belardi, fueron solo algunos de los que se sintieron atraídos por una población concreta del litoral valenciano. Allí, entre calles empedradas de casitas blancas, buganvillas y cúpulas de un color azul mediterráneo, encontraron la inspiración, hecho que la consagró como capital cultural y artística de la Costa Blanca. 

16. Águilas, Murcia

Patricia Álvarez, coordinadora web de WOMAN

No es un pueblo costero al uso. El castillo es el único sobre laderas que dan a levante y poniente, y para la construcción del embarcadero del Hornillo se usaron hierros que sobraron de la Torre Eiffel.

Vista de uno de los salientes al mar de Águilas, en Murcia
Vista de uno de los salientes al mar de Águilas, en Murcia | SteveAllenPhoto / ISTOCK

Ocupando una franja litoral de 28 km y bajo la vigilancia de su hermoso castillo de San Juan de las Águilas, se encuentra este municipio, en el punto más meridional de la Región. Esta localidad ha estado poblada desde la época paleolítica, y otras muchas culturas antiguas como la argárica, fenicia, romana y musulmana han dejado también sus vestigios aquí, destacando especialmente los restos romanos encontrados del siglo I al IV, entre los que destacan sus Termas Romanas.

17. Pedraza, Segovia

Ester Aguado, responsable de Actualidad y Reportajes de WOMAN

Es un lugar precioso (y perfecto) para desconectar, a un paso de Madrid.

Plaza Mayor de Pedraza, Segovia | JAVIER_SANCHEZ

Pedraza está en mitad de los páramos desabrigados de Segovia, a la sombra de las montañas de Somosierra y Guadarrama. Ligada históricamente a la Mesta, la villa parece salida de un cuento escrito en piedra.

18. Lastres, Asturias

Clara Hernández, redactora de Estilo de Vida en WOMAN

Un pueblo donde descubrir los maravillosos escenarios naturales de la serie ‘Dr. Mateo’, pasear entre sus casas coloridas y cenar en alguno de los restaurantes que miran al mar desde la colina.

El encantador pueblo de Lastres, una de las joyas de Asturias y un pueblo pesquero con mucho encanto | PhotosTime / ISTOCK

Este precioso rincón asturiano está considerado uno de los lugares más bonitos de su costa. Un adjetivo que queda patente al hacer un recorrido por rincones imprescindibles como el mirador de San Roque o por lugares históricos como el yacimiento de icnitas o huellas de dinosaurio de la playa de Las Griegas, en la Costa de los Dinosaurios.

19. Puebla de Sanabria, Zamora

Silvia Vázquez, redactora de Moda de WOMAN

Famosa por su lago, la comarca de Sanabria (Zamora), es el destino perfecto para quienes huyen del calor en verano. Toda la zona es un refugio de naturaleza en estado puro y vida rural donde, además, escasea la cobertura móvil; ideal para desconectar. Su lago, el más grande de Europa de origen glaciar, es la gran joya del lugar, aunque solo los más valientes se atrevan a darse un chapuzón. Mención aparte merece el castillo de Puebla y la estación deportiva de Vigo, ¡paradas obligatorias!

Puebla de Sanabria
La Iglesia y el campanario de Puebla de Sanabria | Lux Blue / ISTOCK

Situado en Zamora, este pueblo nos ofrece un entorno natural realmente único y peculiar. No podíamos esperar menos de este pueblo mágico situado prácticamente en la frontera con Portugal y que se convirtió en una villa fortificada hace más de 700 años. De este precioso pueblo podemos destacar el Castillo de los Condes de Benavente, ubicado en un amplio llano en la cumbre de la precipitada mole de roca por donde discurre la Villa. 

20. Luque, Córdoba

Fátima García, diseño digital de WOMAN

En este bonito pueblo del Parque Natural de las Sierras Subbéticas encuentras la iglesia Parroquial de Ntra. Sra. de Asunción, del siglo XVI con estilo renacentista, que ha sido declarada Bien de Interés. ¿Y para comer? Sin duda en Casa Frasco, un restaurante familiar de la plaza donde miman el producto como nadie. También el restaurante El Olivo, con una cocina con ingredientes tradicionales y un toque vanguardista.

Al sur de la provincia de Córdoba y frente al Parque Natural de las Sierras Subbéticas se sitúa un precioso casco urbano con toda la esencia del pasado omeya. Un pueblo de casas blancas, como no podría ser de otra manera en este sector de Andalucía, que en su punto más alto nos espera con el castillo Hish Lukk, conocido popularmente como de Venceire.

21. Santorcaz, Madrid

Oscar Álvarez, maquetador de WOMAN

Allí están los restos del castillo de Torremocha, de la Edad Media, donde estuvo encarcelado el cardenal Cisneros. Y se rodó una serie de los años 70 que me encanta, ‘Crónica de un pueblo’.

Uno de los campos que rodean Santorcaz
Uno de los campos que rodean Santorcaz | JaviJ / ISTOCK

Por aquí pasaron todas las culturas hasta llegar a ser una villa templaria, ya que se incorporó al arzobispado de Toledo en 1312, cuando desapareció la Orden por bula papal. Su castillo tuvo fama por ser cárcel de Cisneros, la princesa de Éboli y el rey francés, Francisco I. En la iglesia de San Torcuato, con campanario mudéjar, se han encontrado restos de frescos románicos. Y magnífico es el Antiguo Hospital.

22. Oleiros, A Coruña

Tamara Conde, becaria de WOMAN

Oleiros es un cachito de Galicia en el que puedo disfrutar del mar, la naturaleza y la gastronomía al mismo tiempo. Es mi destino ideal para unas vacaciones de descanso y desconexión en el que, además, descubro rincones nuevos cada vez que voy. Lo que más me gusta de Oleiros es su tranquilidad y sus atardeceres.

Santa Cruz de Oleiros, A Coruña
Santa Cruz de Oleiros, A Coruña | IMAG3S / ISTOCK

Forma parte del área metropolitana de A Coruña y se conforma como el municipio más rico de toda Galicia. Este pequeño pueblo es perfecto para un fin de semana: por sus playas, sus zonas de ocio y sus románticos jardines.