Los 10 pueblos más bonitos de Alicante

La provincia mediterránea que enamora a los miles de visitantes que la eligen por sus maravillosas playas y sus impresionantes montañas

Miriam González
 | 
Foto: EoNaYa / ISTOCK

La Costa Blanca abarca todo el litoral alicantino y se caracteriza por ser una de las zonas costeras más bellas del país. Encontrarás pueblos encantadores de los que no querrás irte, calas de las que enamorarse y una comida exquisita. Aunque hay que recordar que el encanto de Alicante también reside en su interior. Montañas espectaculares, castillos con mucha historia y todo tipo de actividades para disfrutar en familia.

Vistas de la entrada a Guadalest
Vistas de la entrada a Guadalest | RolfSt / ISTOCK

Una provincia a la que, cada año, llegan más de 9,5 millones te turistas desde todas las partes del mundo. Y, aunque las espectaculares playas del litoral puedan atraer más miradas, aquí os dejamos una recopilación de los 10 pueblos más bonitos de Alicante para disfrutar de unas merecidas vacaciones. Sol, playa y cultura ¿qué más se puede pedir?

Altea

A lo largo de una hermosa bahía y, entorno a las aguas del mediterráneo, nació esta perla blanca. Un pueblo de cuestas, calles empedradas, blancos edificios y escaleras vertiginosas con vistas únicas. Callejeando darás con verdaderas estampas de película, pero desde el Mirador de Portal Vell se pueden apreciar unas vistas únicas a la inmensidad del Mediterráneo.

Altea
Altea | MiniMoon Photo / ISTOCK

Además, la historia rodea cada rincón de este pueblecito, ya que si te fijas bien puedes ir viendo los restos de una antigua muralla. El casco antiguo también es una parada obligatoria.

Villajoyosa

La vista y el olfato saldrán maravillados de un paseo por las tranquilas calles de este pueblo de pescadores. Las coloridas casas atraen la curiosidad de los visitantes, pero el olor a cacao maravilla a todos.

Villajoyosa
Villajoyosa | LianeM / ISTOCK

Hay que remontarse hasta los romanos para conocer los orígenes de este pueblo tan original. Sus 15 kilómetros de playas dan para mucho, hay de arena fina, naturistas, algunas accesibles y otras... solo para los más aventureros.

Jávea

La tradición medieval se conserva en las preciosas calles de Jávea o Xàbia (en valenciano). El casco antiguo es un laberinto de calles adoquinadas con casas blancas y amarillas. Dando un paseo por estas calle descubrirás palacetes y monumentos de una belleza sin igual.

Jávea
Jávea | Carlos Jaime Gonzalez / ISTOCK

Al bañarse en las cristalinas aguas de Jávea hay que estar bien atento a los cientos de peces y animales marinos que te rodean (como recomendación, no vayas sin unas buenas gafas de buceo). Además, hay todo tipo de rutas de senderismo por el Parque Natural de Montgó, pero hay dos indispensable. La primera sube hacia la Torre del Gerro donde se puede ver toda el litoral de Jávea; la segunda se encamina hacia la Cova Tallada, cuidado si vais con personas que padecen vértigo, pero las vistas y la cueva final merecen la aventura que supone llegar hasta allí.

Isla de Tabarca

Tabarca es un pequeño archipiélago formado por una isla grande y tres islotes, además es la única isla habitada de la Comunidad Valenciana. Inicialmente fue un lugar de refugio para los piratas berberiscos, antiguos habitantes del norte de áfrica. Y Carlos III mandó construir este pueblo para acoger a algunas familias genovesas.

Isla de Tabarca
Isla de Tabarca | soniabonet / ISTOCK

Con solo 4 calles, edificios de fachadas blancas y ventanas azules, se conserva la esencia marina y la conexión de los habitantes con el mar. Situada muy cerca de Alicante capital y Santa Pola, desde donde algunos barcos llevan a los turistas a conocer las maravillas de esta histórica isla.

Moraira

Teulada-Moraira es la combinación perfecta entre el interior y el exterior. Antes dos municipios, ahora uno. Hombres del neolítico, romanos, musulmanes… impregnaron las calles de su paso por estos dos pueblos. El casco antiguo, la Torre de Cap d’Or, ermitas e iglesias son algunas de las obras de arte que conservan estos municipios.

Moraira
Moraira  | MEDITERRANEAN / ISTOCK

Algunas rutas con vistas espectaculares salen desde Moraira, atraviesan acantilados de infarto y llegan hasta las tranquilas playas de fina arena.

¿Veraneando en Girona? Recorremos las localidades reales de Juego de Tronos

Guadalest

Abandonamos la costa para desembarcar en uno de los pueblos más bonitos de España. Está situado sobre una escarpada roca, la cual escarbaron para crear los túneles de acceso. Las vistas más impresionantes del valle se encuentran en lo alto de una antigua fortaleza musulmana.

Guadalest
Guadalest  | glenkar / ISTOCK

El toque final a este encantador lugar es de un intenso azul, el pantano de Guadalest. Algunas rutas de senderismo a traviesan el valle y otras llegan hasta este remanso de paz.

Novelda

Novelda es un pueblo con mucha historia antigua, con un inmenso patrimonio histórico, pero lo que más destaca es la arquitectura moderna. La joya de la corona es el Santuario de Santa María Magdalena, una obra que ha sido comparada con la Sagrada Familia de Gaudí. Aunque también posee un antiguo castillo musulmán del siglo XII, que mezcla arquitectura romana y almohade.

Novelda
Novelda | javarman3 / ISTOCK

Polop de la Marina

Cerca de Altea se encuentra este pueblo que posee un gran patrimonio histórico. Plazas únicas, fuentes originales con más de 200 chorros y edificios preciosos que ir a visitar.

Fuentes del Algar
Fuentes del Algar | remast / ISTOCK

Gran parte del encanto de este lugar son sus montañas y las actividades que realizar en ellas. Rutas de senderismos para todas las edades. Una de ellas está a tan solo 1,5 kilómetros del pueblo y se llega a Las fuentes de Algar, unas cascadas naturales de agua muy fría. Una belleza sin precedentes. Para los más aventureros hay zonas dedicadas a la escala y el rapel, para disfrutar de la naturaleza con la mayor de las seguridades.

Villena

El castillo de la Atalaya de Villena es el eje central de la Ruta de los Castillos de Alicante, y el lugar más importante del pueblo. Construido en lo alto de un cerro a finales del siglo XII fue clave en la Reconquista, en la Revuelta de las Germanías y la Guerra de la Independencia. Un recinto formado por una decena de torres y gruesas murallas que son historia viva de España.

Villena
Villena  | kiev4 / ISTOCK

Finestrat

Respaldado por una montaña que supera los 1000 metros de altura y con la vista fija en el mar. Históricamente defendía las costas de los piratas, y aunque el pueblo no está cerca del mar, su termino municipal sí. Cuenta con una tranquila playa situada entre Calpe y Benidorm. Además, es un acierto asegurado para las familias que vayan a pasar unos días en el Parque Temático Terra Mítica.

Finestrat
Finestrat | Irina Selina / ISTOCK