Los 10 mejores miradores a la Alhambra

Granada permite conocer de cerca la evolución histórica de nuestro país y detenerse en una etapa que fue determinante: al-Ándalus. Sin duda, un lugar en el que merece la pena perderse para deleitarse con sus maravillas arquitectónicas y herencia musulmana. Los miradores de la Alhambra son el horizonte de una historia propia.

Luis García
 | 
Foto: Jurjens/Shutterstock

Rodeada por más de 1700 metros de muralla, el conjunto tiene una forma irregular, con una longitud de 740 metros y un ancho que varía entre los 180 y los 40 metros. Esto hace que alejarse y escoger un buen mirador sea casi la única opción para contemplarlo en su totalidad. Por suerte, esto también permite conseguir las maravillosas vistas que protagonizan las postales. Una selección de miradores, hasta 10, para deleitarse con este conjunto del siglo XIV.

1. Mirador de San Nicolás

Este es, sin duda, el más conocido de todos y el que proporciona unas vistas más increíbles. Desde aquí es posible contemplar este monumento como si fuera un cuadro, enmarcado por el Generalife y la ciudad de Granada, sobre la que aparece dominante. En la perspectiva se deja ver Sierra Nevada, que ocupa la parte superior en una imagen que merece la pena contemplar en invierno y que el viajero retendrá en su memoria, siempre.

2. Mirador de San Miguel Alto

De todos los que hay dispersos por la ciudad, este es el que se encuentra a una altitud superior. Esta es una opción ideal para verla desde arriba y contemplar mejor sus cubiertas, que aún muestran un auténtico estilo islámico. Si se quiere subir hay que recordar que espera una larga caminata que, obviamente, tiene un pronunciado desnivel. En cualquier caso, el esfuerzo merece la pena.

Mirador de San Miguel Alto. La Alhambra. | Serge Yatunin/Shutterstock

3. Mirador de San Cristóbal

En este punto, el recinto queda algo más lejos, pero es ideal para contemplarlo iluminado durante la noche. Su especial contraste con las luces contemporáneas de la ciudad lo favorece, al otorgarle un aspecto imponente y muy distinto. Ofrece también vistas al conocido barrio de Albaicín, el más antiguo de toda Granada.

4. Mirador de la Churra

Esta opción suele recibir menos visitantes, sin duda es digna de visitar por su especial ubicación. Se encuentra situado justo debajo del recinto, por lo que puede contemplarlo desde una posición poco frecuente. Junto a la Alhambra se puede ver el barrio del Albaicín y la colina de al-Sabika. Está en el barrio del mismo nombre, a la izquierda del río Darro.

5. Mirador Silla del Moro

Su especial conexión visual con la Alhambra no fue cuestión del azar. El castillo que domina este espacio fue construido para vigilar desde lejos el Generalife y el monumento en su conjunto. Durante varias décadas, permaneció abandonado, pero fue restaurado y ahora es posible visitarlo. Se ubica justo enfrente y ofrece unas vistas que difícilmente pueden proporcionar otros puntos.

6. Mirador del Barranco del Abogado

Este mirador se encuentra justo en la base la Alhambra, y desde aquí se puede obtener una panorámica del monumento y la ciudad. Se trata de la opción más frecuentada entre quienes buscan conocer también Granada desde las alturas. Se ubica en la zona de los aparcamientos y permite obtener acceso visual a la Vega.

Vistas desde el Barranco del Abogado. | Miles Astray/Shutterstock

7. Mirador de la Vereda de Enmedio

Para llegar a este espacio, habrá que recorrer un camino que sale del barrio homónimo y que fue construido en el siglo XIX. Desde aquí, se puede ver también el Sacromonte, un barrio que parece eternamente custodiado por los palacios. Sin duda, es una buena opción acceder durante la puesta de sol, que tiñe las casas de tonos cálidos a últimas horas de la tarde.

8. Mirador Carmen de los Mártires

La peculiaridad de este espacio es que se encuentra justo dentro del recinto. Incluye los centenarios huertos nazaríes, palacetes y numerosos terrenos que datan del siglo XIV. Lo primero que se encuentra al llegar aquí es el Generalife, que aparece a poco más de un kilómetro.

9. Mirador de los Carvajales

También conocido como mirador Placeta de los Carvajales, se encuentra justo en el barrio de Albaicín. Este no es un rincón amplio en sí, pero está tan bien ubicado que permite visualizar el conjunto arquitectónico desde abajo. Esa es su principal peculiaridad, unido a que permite tener acceso visual al denso y variado   bosque que lo rodea, con sus grandes cascadas disimuladamente insertadas.

Mirador de Los Carvajales. La Alhambra. | Fernando Tatay/Shutterstock

10. Mirador de la Abadía de Sacromonte

Esta opción es una de las más desconocidas y especiales. Permite contemplar la Alhambra en todo su esplendor, junto con la Alcazaba, el Generalife y el casco histórico. Para llegar hasta aquí, hay que recorrer un camino lleno de encanto, escoltado por pinares y que parte de Haza Grande.

El paseo es sencillo y las vistas son maravillosas en cualquier época del año.