#yoviajoconVIAJAR: Isla de Cozumel

Este lugar probablemente sea, lo más parecido al paraíso. Un paraíso con el que ahora mismo, tan solo podemos soñar. Pero aunque pensemos lo contrario, imaginarlo puede ser casi igual de bonito, que estar bañándose en estas cristalinas aguas. 

Lucía Martín García
 | 
Foto: Diy13 / ISTOCK

La isla de Cozumel es una de las más grandes y pobladas de México. Se ubica en el Caribe, en la franja de la Riviera Maya. Si cerramos los ojos, quizá podamos imaginar este lugar. Es sencillo, es la idea preconcebida que casi todo el mundo tiene de la palabra 'paraíso'. Este lugar lo es, cumple todas las características para serlo. Sentimientos de tranquilidad y serenidad invaden nuestro cuerpo cuando escuchamos como lentamente las olas del mar van mojando los dedos de nuestros pies. Nos llenamos de adrenalina cuando nos imaginamos, recorriendo de lado a lado los casi 47 kilómetros de playa que se despliegan ante nosotros. No, no estamos ahí, pero lo parece. 

Diy13 / ISTOCK

Además de agua, arena y el sol que reposa sobre nuestra piel, si cerramos los ojos, también podemos ver los arrecifes submarinos que forman parte de esta isla. Algunos de ellos con túneles y cuevas que esconden una gran variedad de naturaleza y especies marinas. Morenas, tortugas, tiburones, anémonas, cangrejos ermitaños, peces loro y el conocido Pez Sapo viven en estos arrecifes, y algún día, quizá  podemos contemplar a los que habitan aquí en movimiento mientras practicamos esnórquel, aunque por ahora tendremos que conformarnos con imaginarlo. 

San Miguel es el poblado mayor dentro de esta isla y casi podemos imaginar sus particulares calles repletas de grafitis e inmensos murales que pertenecen a artistas internacionales. Paseando por este lugar, con los ojos cerrados, podemos sentir la brisa del mar sobre nuestros hombros y el sonido de las olas que se adentra en nuestros oídos. 

En la parte más occidental de la isla de Cozumel encontramos otras playas, entre ellas Punta Norte y Punta Sur, San Francisco o Playa del Sol. Estos pequeños remansos de paz se componen de arena blanca y fina y de aguas cristalinas y calmadas. ¿Consigues verlo en tu mente? Te invitamos a recorrer este bello lugar a través de imágenes.