Vive Edimburgo en el mes por excelencia de la ciudad escocesa

Conócela mientras disfrutas del Festival de Edimburgo, el evento cultural más grande del mundo. 

José
 | 
Foto: georgeclerk / ISTOCK

Edimburgo es una de las ciudades europeas que está más de moda en 2019 y el momento perfecto para visitarla es durante el verano. Seguramente, muchas de las personas que han viajado hasta ella en los meses más fríos del año recomendarán conocer la capital de Escocia durante la época estival debido al desapacible clima con que suele contar en aquellos meses; y, al mismo tiempo, quienes decidieron visitarla durante el buen tiempo, añadan a este motivo una razón fundamental: el Festival de Edimburgo.

Shaiith / ISTOCK

Este festival, debido a su magnitud y duración, está considerado el evento cultural más grande del mundo. Aunque, si bien se prolonga durante varios meses, es a lo largo de todo agosto cuando se concentran la mayoría de las actividades más importantes. 

georgeclerk / ISTOCK

Miles de espectáculos de todo tipo transforman la ciudad escocesa en un escenario gigante decorado con el encanto de las calles y el patrimonio que atesora Edimburgo. Todo un reclamo para acercarse hasta ella a disfrutar de un ambiente incomparable.

Muchos festivales en uno, en un marco idílico

La vieja Edimburgo de hace unos siglos, inundada por el humo que expelía de las innumerables chimeneas que aún se pueden observar en lo alto de muchas casas del casco antiguo, ha mutado en una atractiva ciudad cargada de historia y sabor a tradición en la que poder sumergirse en la más arraigada esencia escocesa. El centro de la capital es, sin lugar a dudas, el punto neurálgico donde podremos sentir ese encanto especial, dividido en dos partes, la Old Town y la New Town, los dos principales barrios de Edimburgo. 

ewg3D / ISTOCK

La Old Town, con el castillo y el núcleo medieval como referencia, tiene a la Royal Mile como la principal vía de toda esta zona. Calles llenas de pasado, inquietantes callejones e imponentes edificios de piedra son la tónica dominante. Por su parte, la New Town, el ensanche de la vieja ciudad entre los siglos XVIII y XIX, tiene a la calle Princes como la principal arteria de esta parte del norte de Edimburgo configurada por un trazo más cuadriculado.

Amy Sparwasser / ISTOCK

Tanto uno como otro barrio constituyen el conjunto de espacios en los que se concentran la mayor parte de los eventos que se llevan a cabo durante el Festival de Edimburgo; un festival que, en realidad, es un cúmulo de diferentes festivales que se han ido uniendo al más primigenio, que se viene celebrando desde 1947. Efectivamente, al Edinburgh International Festival, que fue el origen del resto, se sumaron como alternativa otros como el Edinburgh Festival Fringe, el Royal Edinburgh Military Tattoo o el Edinburgh International Film Festival, siendo éstos los cuatro más importantes.

Manuta / ISTOCK

Junto a ellos, otros muchos festivales completan la variada y extensa oferta cultural que la ciudad ofrece en los meses de verano.

Festivales para todos los gustos

El Edinburgh International Festival, el más antiguo de todos los festivales que se celebran cada año, concentra una gran variedad de espectáculos que van desde la música clásica a la ópera, pasando por el teatro, la danza o los fuegos artificiales, constituyendo una de las mayores atracciones puesto que el juego de luces se lleva a cabo en el mismísimo Castillo de Edimburgo mientras se ameniza con la música de una gran orquesta; el llamado Virgin Money Firework Concert es el colofón final del Festival Internacional y pone el broche de oro a estos magníficos eventos con el lanzamiento de decenas de miles de fuegos artificiales.

georgeclerk / ISTOCK

Por su parte, el Edinburgh Festival Fringe está considerado el mayor festival de artes escénicas del mundo. Nacido también 1947, es un certamen abierto a la participación de toda aquella persona que desee realizar una actuación. Los espectáculos, gratuitos, se desarrollan en las calles del centro de la ciudad, en especial en la Royal Mile. 

georgeclerk / ISTOCK

Mientras, el Edinburgh International Film Festival hace lo propio con el séptimo arte, siendo a su vez uno de los festivales anuales más antiguos del mundo – se inició en 1947 -, con múltiples proyecciones a lo largo de la ciudad. Por otro lado, uno de los más festivales más singulares y llamativos de todos los que se presentan es el Royal Edinburgh Military Tattoo, que ocupa la explanada del Castillo de Edimburgo con un graderío desde el que se disfruta de un colorido y fascinante desfile de bandas militares al son de la música de gaitas.

Lou Armor / ISTOCK

Al margen de estos cuatro grandes festivales podemos encontrar otros muchos dedicados al jazz, el blues, los libros, el arte… Todo un abanico de posibilidades que engrandecen el atractivo de Edimburgo y resultan una motivación especial para visitar esta preciosa ciudad durante el mes de agosto.