Viano Family Challenger 2008

La región de Carintia, en los Alpes austriacos, acogió la edición 2008 del Viano Family Challenge de Mercedes-Benz, una competición que reúne a 22 familias europeas para pasarlo bien y disfrutar de la aventura durante cuatro días a bordo de un monovolumen Viano. La familia VIAJAR estuvo entre ellas.

Luis Uribarri

Los Alpes austriacos de la región de Carintia han sido el escenario de la edición 2008 del Viano Family Challenge, una prueba de tres días, del 18 al 21 de septiembre, patrocinada por Mercedes-Benz y que reunió a 22 familias procedentes de toda Europa (cuatro de ellas españolas) para disfrutar de una competición única que sólo exigía un requisito: tener espíritu de equipo y ánimos de divertirse y disfrutar de la naturaleza. Las 22 familias de la edición 2008, procedentes de Austria, Alemania, Turquía, España, Italia, Luxemburgo, Dinamarca, República Checa y Suiza, ganaron el sorteo organizado por Mercedes-Benz en colaboración con medios de comunicación de toda Europa, VIAJAR entre ellos. Miles de familias presentaron su solicitud para formar parte de los equipos y vivir esta experiencia.

Cada familia abanderaba un medio y dispuso para su uso particular de un monovolumen Viano para realizar los desplazamientos y también algunas pruebas de habilidad al volante, donde destacó la pericia del conductor del equipo VIAJAR, formado por la familia Palau de Gurb (Jaume, de 43 años, Elena, de 41, Arnau, de 12, y la pequeña Mar, de 7), que realizó un ejercicio impecable a bordo de su Mercedes-Benz Viano.

Durante las jornadas, los participantes debían seguir una hoja de ruta por las montañas hasta llegar a los lugares donde se celebraban las pruebas: escalada, tirolina y rappel en la montaña, además de otras pruebas que premiaban la orientación, la habilidad, imaginación, creatividad, sensibilidad y trabajo en equipo, en ocasiones con una familia de otra nacionalidad. Todo ello siempre supervisado por un equipo profesional de monitores que garantizó la máxima seguridad de las familias. La actuación de los médicos de la organización se limitó a las tiritas para los niños y alguna aspirina para los mayores.

El plato fuerte llegó al final: la carrera de canoas, para la que hubo que desplazarse hasta el precioso lago italiano del Predil atravesando parte del territorio esloveno. Una salida catastrófica y atropellada provocó vuelcos y hundimientos de canoas, y propició una gran remontada de uno de los equipos españoles, con remojón final de toda la familia en la línea de meta del lago, lo que levantó el aplauso de todos. El espíritu estaba ahí, en una competición sana y divertida. Luego, a disfrutar de una barbacoa con el resto de las familias.

¿Qué familia ganó la edición 2008 del Viano Family Challenge? Todas ganaron, y además eligieron a la familia que más había ayudado y colaborado con las otras, elección difícil ya que todas arrimaron el hombro para ayudarse y pasarlo bien. Y queda para siempre una experiencia única para todos, especialmente para los niños de entre 7 y 12 años, que rieron, lloraron, soñaron, se emocionaron, buscaron y encontraron piedras preciosas y tesoros, hicieron amigos de otros países y fueron los protagonistas de tres días increíbles en los Alpes. Más en www.mercedes-benz.com