Volveremos a Ucrania

Está claro que no es el momento idóneo para viajar a este país. Pero, por justicia, no queremos olvidarnos de su gran belleza, hoy opacada por la crisis política que asuela a este pedazo de tierra, atrapado entre las vanidades de Oriente y Occidente. Porque volveremos a Ucrania, cuanto antes

Redacción VIAJAR
 | 
Foto: Viacheslav Tykhanskyi / ISTOCK

No queremos hablar de una guerra potencial ni de las intenciones de Rusia sobre Ucrania. Como revista de viajes no podemos recomendarte en estos momentos este destino, pero sí aprovechar el desafortunado protagonismo de la república exsoviética para recordar sus enormes encantos, esos que realmente definen a un país. 

1. Los Montes Cárpatos

Los Cárpatos son una región salpicadas de colinas boscosas, ríos caudalosos, lagos de montaña y encantadores pueblos alpinos. En definitiva, un lugar de tranquilidad, armonía e inspiración. Allí podrás sumergirte en la vida local de pequeñas ciudades o pueblos como Mykulychyne, Vyzhnytsa, Slavske o Solotvyno, y alojarte en pequeñas cabañas de madera.

Montes Cárpatos | Zheka-Boss / ISTOCK

Pero si lo tuyo es la adrenalina, los Cárpatos ofrecen una amplia variedad de deportes de invierno como esquiar, hacer snowboard o incluso conducir un quad. Lo que podrás combinar con otras actividades como las caminatas en las montañas o los paseos a caballo o en trineo.

Lago Synevyr en los Cárpatos | Mike_Pellinni / ISTOCK

Y es que en la región encontrarás planes para todos los gustos, desde llegar hasta la cima de la montaña Pip Ivan y ver el observatorio, hasta pasar la noche en una cabaña junto al lago Synevyr, deleitarte con el vino y la comida local como los banusz o el caldo de champiñones, o incluso participar en un verdadero ritual indígena.

2. Kiev

En Kiev, la capital ucraniana, los siglos de historia se cruzan con un ambiente urbano moderno. Así, siente el espíritu atemporal de la ciudad visitando la Catedral de Santa Sofía, el monumento Kyivan Rus o bien la Iglesia de San Andrés, una rara obra maestra de la arquitectura rococó ubicada en una colina del centro histórico con una vista fantástica del río Dnipro.

Catedral de Santa Sofía en Kiev | diegograndi / ISTOCK

Otro lugar que vale la pena visitar en Kiev es VDNG, una obra maestra de la arquitectura neobarroca soviética repleta de cafés, una sala de conciertos, escenarios al aire libre, un cine esférico, una escuela de equitación y un enorme parque. Y para ver el lado alternativo de la cultura de la ciudad, una buena opción es explorar el Museo Arsenal Mystetskyi, donde disfrutar de obras icónicas del arte contemporáneo y la literatura.

VDNG | ioanna_alexa / ISTOCK

Para probar la comida ucraniana local, son buenas opciones el restaurante SHO, donde deleitarte con la gastronomía tradicional, o el Kyiv Food Market, un espacio urbano moderno que reúne a más de 20 restaurantes diferentes.

Bulgaria, la gran desconocida, en 7 paradas imprescindibles (y bellísimas)

3. Leópolis

Leópolis está repleta de vida cultural, es una ciudad de leyendas, con una arquitectura fantástica, olor a café y chocolate en cada esquina, bares con licores caseros, pequeños patios y calles empedradas.

Leópolis | Mordolff / ISTOCK

La ciudad rebosa cultura gracias a sus 60 museos y sus 104 catedrales e iglesias. Así, puedes empezar tu recorrido por Leópolis con un paseo por el centro y visitando su Teatro de Ópera y Ballet, un brillante ejemplo del estilo arquitectónico neorrenacentista. Luego dirígete a la Plaza del Mercado en el centro histórico y finalmente disfruta de la maravillosa vista de la ciudad desde lo alto del Ratusha (Ayuntamiento).

Teatro de Ópera y Ballet de Leópolis | tunart / ISTOCK

En Leópolis, la cultura del café es como una religión, y es que no en vano la ciudad es conocida como la capital del café de Ucrania. Para probar esta deliciosa bebida, algunas opciones son el icónico Svit Kavy o el Lviv Coffee Mining Manufacture. De igual manera, desde la Edad Media, la ciudad también ha sido conocida por su chocolate, que podrás probar en sus numerosas tiendas artesanales.

4. Kamianets-Podilskyi

Kamianets-Podilskyi es un verdadero cuento de hadas, una ciudad hermosa donde sumergirte en su historia heroica. Definitivamente, el primer lugar a visitar es el castillo de Kamianets-Podilskyi para explorar sus misteriosas y fascinantes salas.

Kamianets-Podilskyi | VIDOK / ISTOCK

Paseando por la ciudad podrás ver la Catedral de Pablo y Pedro los Apóstoles con sus famosos frescos y su órgano único, la Iglesia Franciscana, el Ayuntamiento, la Iglesia de San Jorge y el Barrio Armenio. Y si lo que buscas es adentrarte en la cultura de la ciudad, el Museo de Antigüedades y la Galería de Arte.

Kamianets-Podilskyi | Roman Obydonov / ISTOCK

Para experimente la verdadera belleza natural de Kamianets-Podilskyi, la mejor opción es el bosque Vrublevetskyi, ubicado en las colinas de la confluencia de los ríos Tarnava y Dniéster. Se trata de un monumento natural que se extiende sobre 72 hectáreas con hermosos paisajes de cuento de hadas.