Se abre al público la sala de control del reactor 4 de Chernobil, la zona más peligrosa y radioactiva de la planta nuclear

Ante la avalancha de visistas a la planta nuclear ucraniana gracias a la exitosa serie de HBO, Ucranoa ha decidido abrir una parte de la planta que hasta ahora permanecía cerrada a las visitas: se trata de la sala de control del reactor cuatro. Para hacerlo, los visitantes deberán llevar un traje especial y someterse a un test de radiactividad a la salida.

La serie de HBO, Chernobyl, ha vuelto a poner a este lugar en el punto de mira. Esta central nuclear ucraniana, desconocida para la gran mayoría antes del terrible escape de 1986, está más de actualidad que nunca gracias a la exitosa mini serie. Un fenómeno que lleva meses siendo viral y que hace que las visitas turísticas a la planta nuclear y zona de exclusión estén creciendo a ritmos agigantados.

Sibila Freijo
 | 
Foto: Chernobyl Tour
Chernobyl Tour

Ahora las autoridades dan un paso más abriendo la sala de control del reactor nº 4, el epicentro del mayor desastre nuclear de la historia. Los que quieran entrar en esta sala, así como en el resto la zona de exclusión, tendrán que hacerlo recurriendo a los servicios de alguna de las agencias oficiales que ofrecen visitas a la planta. Serán ellos quienes les suministren los trajes especiales, los cascos y los respiradores que se necesitan para entrar protegidos. Además, solo podrán estar unos minutos para prevenir la exposición demasiado prolongada a la radiación. Después de terminar la visita, deberán someterse a test radiológicos.Según estima la World Nuclear Association, el reactor nº 4 todavía conserva entre sus ruinas con más de 200 toneladas de material radioactivo.

Hacer turismo en Chernobyl

La serie de HBO y el aumento de las visitas a Chernobil ha puesto en el punto de mira  "el turismo negro", es decir, visitar sitios donde ha acontecido una tragedia. Han pasado más de treinta años desde que se produjo el trágico accidente nuclear que dejo escapar la terrible nube radioactiva que se extendió por toda la Unión Soviética y por gran parte de Europa del Este, llegando incluso a países como Alemania. Murieron miles de personas y otras tantas desarrollaron distintos tipos de cánceres y enfermedades de por vida.

 

Pe3check

 

Imagen de la planta nuclear | svedoliver

Ahora, a raíz de la serie, son muchos los turistas que quieren visitar la antigua planta nuclear que albergaba el reactor y la ciudad fantasma de Pripyat, que formó parte de la "zona de exclusión" y fue completamente evacuada por su población.

Piano abandonado en otro edificio de los que se encuentran en la zona de exclusión y que fueron evacuados tras el desastre. | tunart

Ahora, es posible visitar Chernobil siempre que se haga en el tour autorizado de 30 kilómetros por la zona de exclusión y que circunda el complejo donde se encontraba el reactor nuclear. La excursión hay que hacerla obligatoriamente recurriendo a los servicios de las muchas empresas que ofrecen "tours guiados" por la zona. Entre ellas se encuentra Chernobil Tour. creada por un trabajador de emergencias que formó parte del operativo de "limpieza" previo a la catástrofe nuclear, Solo East y Chernobil Welcome. Estos tours han aumentado su demanda en un 40% para este verano. Ellos son los que guían a los turistas por las zonas autorizadas proporcionándoles además mascarillas y dosímetros que miden la radiación. Aunque los precios varían según la duración de la "excursión", un tour de día entero (con comida incluida) en Chernobil saliendo desde el centro Kiev, la capital de Ucrania, ronda los 99 dólares por persona

Símbolo nuclear en la planta de Chernobil | Pe3check

La llamada "Zona de Exclusión" va más allá del complejo donde se hallaba el reactor nuclear; los tours también llevan a los turistas a una antigua base de radar secreta y a otros edificios abandonados que fueron usados con fines militares o de otro tipo. También se pueden visitar el monumento a las víctimas del desastre nuclear o la estructura de plomo que cubre lo que en el pasado era el reactor.

Sin duda lo más desolador es la visita a Pripyat, una ciudad fantasma y desolada que fue evacuada y tiene todavía restos de la "vida" que una vez albergó: juguetes abandonados, restos de mobiliario, instrumentos musicales, un parque de atracciones abandonado con su noria y sus coches de choque...Un paisaje que parece salido del Apocalipsis. Se trataba de una ciudad dormitorio construida en los 70 y que fue precisamente construida para los trabajadores de la central nuclear y sus familias.

Uno de los edificios abandonados de Pripyat, la ciudad fantasma en la zona de exclusión de Chernobil | Olga355
Guardería abandonada en la zona de exclusión en la que aún se pueden ver las muñecas de los niños que tuvieron que ser evacuados o murieron a causa de la tragedia. | temizyurek

Pero ¿es seguro viajar a Chernobil? Los turoperadores insisten en que sí lo es siempre que se respeten las zonas delimitadas para la visita. Dicen que un tour de diez horas por la antigua planta da la misma radiación que la que podemos recibir realizando, por ejemplo, un vuelo trasatlántico o la que obtenemos en estar 24 horas en nuestras casas.

Se advierte sin embargo a los visitantes que no deben  andar por zonas agrestes, no deben comer ningún tipo de fruto o seta etc, aspectos que son un poco lógicos dada la magnitud de la tragedia.

La foto de encontrada en el bolsillo de una víctima que viajó a Chernolbil en 1988 | tunart

Polémica con los instagramers e influencers y sus fotos en Chernobil

INSTAGRAM

Tras la emisión de la serie de HBO han sido bastante numerosos los instagrammers e influencers que han publicado fotos en sus redes posando en Chernobil como si estuvieran en un parque de atracciones, lo que ha ocasionado no pocas críticas de sectores y asociaciones que piensan que es intolerable frivolizar con una tragedia que provocó tantas muertes y que fue uno de los eventos más dramáticos del siglo XX. 

INSTAGRAM