Viajar en tiempos revueltos: los cinco lugares con el aire más puro

De Finlandia a Tasmania… y ojo, que también hay un rincón en España

Noelia Ferreiro
 | 
Foto: Worldtrecker / ISTOCK

Vivimos tiempos difíciles, pero que no cunda el pánico. Aún existen lugares donde cerrar los ojos y poder respirar profundamente. Rincones donde el aire está exento de contaminación y se mantiene limpio y saludable. Estos pequeños destinos son los más puros del mundo: 

Muonio (Finlandia)

Un paraíso para los deportes de nieve es esta ciudad finlandesa emplazada por encima del Círculo Polar Ártico y dueña y señora del aire más puro del mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Algo que científicamente se traduce en contar tan sólo con 2 µg/m3 de contaminación PM2,5 y 4 µg/m3 de PM10. Ayuda el hecho de que en Muonio apenas vivan unas 2.300 personas, con una densidad de población de algo más de un habitante por kilómetro cuadrado.

Jarmo Piironen / ISTOCK

También que la temperatura media anual sea de -2º C y que en los meses de invierno la máxima no suba de los -10º C. El caso es que Finlandia, ya se sabe, es un referente de sostenibilidad que ha logrado, prácticamente en todo el país, una reducción considerable de las emisiones de gases contaminantes. Algo a lo que contribuye que la cuarta parte de la energía consumida en Finlandia sea renovable.

Cabo Grim (Tasmania)

Hay que llegar hasta las antípodas para hallar este otro lugar distinguido por su aire limpio. Se trata de la península del Cabo Grim, un rincón aislado y ventoso de la isla australiana de Tasmania. Aquí, en el fin del mundo, lo que se respira sirve incluso de referencia para los científicos.

D.R.

Desde 1976 este territorio agreste y barrido por vientos huracanados, este rincón encajado entre praderas salvajes y las aguas bravas del océano, alberga una estación de medición de la calidad del aire. Esta infraestructura pública se encarga de envasarlo para confirmar, con las muestras tomadas para medir las tasas de contaminación, que se trata de un entorno impoluto y digno de ser respirado.

Honolulu (Hawai)

Incluimos a este archipiélago volcánico del Pacífico central por presumir de un entorno único en el mundo que propicia la pureza del aire. A estas islas de paisajes escarpados con acantilados, cascadas, selvas tropicales y playas de arenas negras, rojas y doradas, no llega la contaminación. ¿Las razones? Entre otras, que sea –especialmente su capital, Honolulú- uno de los lugares más lluviosos del globo, lo que convierte en mínimas sus cantidades de ozono.

PB57photos / ISTOCK

También las medidas sociales influyen en esta circunstancia. Por algo las autoridades han impulsado el uso del transporte público entre sus habitantes, lo que ha hecho casi desaparecer el tráfico en estos territorios remotos. 

Whitehorse (Canadá)

La ciudad más grande del norte de Canadá también se cuenta entre los destinos con el aire más saludable del mundo. Un lugar donde agasajar a los pulmones y, ya de paso, disfrutar de la maravillosa experiencia de contemplar auroras boreales.

Orchidpoet / ISTOCK

Entre los atributos que contribuyen a tal pureza en el ambiente no sólo está  su clima saludable, sino también sus infraestructuras, pensadas para descongestionar el tráfico, hacer uso de las energías renovables y tratar de manera eficiente los productos reciclables o biodegradables. Un rincón urbano en el que da gusto vivir.

Campisábalos (España)

Probablemente muchos no se esperarían encontrar a este pequeño pueblo del norte de Guadalajara en el ránking de los destinos con el aire más limpio del planeta. Pero así fue elegido por la OMS hace apenas dos años, cuando lo situó –ojo al dato- nada menos que en el tercer lugar. Hasta el mismo The Guardian se hizo eco de tal hecho, situando en el mapa mundial a esta localidad emplazada en la Sierra de Pela, cerca de la confluencia de la provincia con Soria y Segovia.

D.R.

En este municipio, que cuenta con menos de setenta habitantes censados,  la población es más longeva que en el resto del país. Tal es la calidad de su aire que hasta una empresa se llegó a plantear embotellarlo con el fin de venderlo después.