Vacaciones de verano en una estación de esquí

Andorra ha sido tradicionalmente un destino de nieve al que ir de vacaciones en invierno pero cada vez se está convirtiendo en un destino atemporal ya que la oferta vacacional durante la época estival es cada vez más amplia.

Esta oferta viene de la mano de Grandvalira que cuenta con el Grandvalira Family Park, un área en Canillo donde se puede practicar multitud de actividades al aire libre. Entre éstas destaca el submarinismo de altura que se practica en el Lago del Forn a 2.000 metros de altura. Esta actividad tiene una duración de 30 minutos, se realiza con vestido seco y toda la indumentaria se facilita a pie de lago.

Y para continuar con la aventura el Grandvalira Family Park ofrece otras actividades como paseo en caballo o la práctica del tubbing (bajar por una pista en un donut hinchable) y del devalkart (descenso en kart sin motor en un circuito trazado hasta el Lago del Forn), así como el arapahoe: un trineo de montaña con ruedas tirado por perros.

Otras de las actividades de las que se puede disfrutar son el minigolf y el senderismo a través de itinerarios de fácil acceso para toda la familia y gracias a los que se puede conocer la flora y la fauna andorrana.

Además, durante los fines de semana de julio y agosto la plaza Carlemany se llenará de espectáculos y actividades dirigidas a los niños con payasos, marioneta, cuentos y baños de espuma.