Una rica gastronomía marcada por la influencia de la India

En la cocina, India ha ejercido una gran influencia en este país casi unido a su vecino por una cadena de islotes, cuya creación el Ramayana atribuye a los ejércitos de monos del dios Hanumán para permitir el paso de Rama a la tierra del demonio Lanka y rescatar a su esposa Sita. Aunque la variedad y la calidad no sea tan esplendorosa como en India, la base de su gastronomía son también el curry, bien picante como en el sur de India, que aquí llaman sambol y acompañan a platos de pollo, verduras y pescado o marisco, siempre con arroz cocido o frito. En los restaurantes de cocina tamil el plato principal es idéntico al que se toma en el sureño Estado indio de Tamil Nadu: el thali, que consiste en arroz cocido y servido en una bandeja de latón o, más auténtico, sobre una hoja de palma, con raciones de verduras, yogur con pepino, sopa de lentejas (dhal), salsa de coco y curry.
En la costa se puede tomar pescado y marisco fresco. De postre, además de la gran variedad de fruta tropical, se toman dulces como los rasa kavili, elaborados con harina de arroz, especias y fritos en aceite de coco.
La cerveza se encuentra por todas partes sin problema y las bebidas alcohólicas nacionales son el toddy, una especie de sidra que se obtiene de la palmera, y el aguardiente arack.
Pero la bebida por excelencia del país es el té de Ceilán, con muchísimas variedades, a cual mejor.