Una propuesta de actividades en la capital de Qatar

A pesar de que el terreno arenoso de Qatar lo hace poco atractivo como destino turístico, este estado árabe de contrastes, situado en el Golfo Pérsico, se encuentra rodeado de agua y playas que le otorgan un añadido a la hora de ser visitado.

Foto: Matilde Gattoni/arabianEye/Corbis

El territorio qatarí ha estado habitado por diferentes pueblos a lo largo de su historia. Uno de los pueblos que más ha influido sobre este territorio ha sido el otomano. En 1876 el jeque Muhammad Bin Jassim Bin Thani se anexionó Qatar a modo de protectorado.

A raíz del desmembramiento turco por la derrota en la Primera Guerra Mundial, Qatar consiguió su autonomía en 1913. Tres años después, el Emirato se convirtió en protectorado británico al firmar un tratado con Gran Bretaña. Finalmente, se independizó en 1971 y comenzó su despegue económico y turístico

La capital de Qatar, Doha, fue construida sobre un árido desierto pero hoy día cuenta con numerosos lugares y actividades atractivos para el visitante. Uno de estos lugares es laCorniche, que rodea las aguas del Golfo Pérsico a través de un paseo de unos siete kilómetros decorados con estatuas, jardines y fuentes.

Sin embargo, el centro de la vida urbana de Doha es el Souq Waqif, tambiénconocido como Viejo Zoc por su antigüedad. Ubicado justo detrás de la Corniche. El Souq Waquif es un mercadillo dividido en dos zonas. Mientras que su zona interior está compuesta por puestos de ropa, telas, animales o antigüedades, en la calle principal se encuentran los bares, restaurantes y terrazas que conforman el centro de ocio nocturno.

Por otra parte, la zona comercial más occidentalizada y de más glamour de Qatar es el Centro Comercial Doha Mall. Tiene una extensión de más de 130 mil metros cuadrados repartidos en cinco plantas y cuenta con una pista de patinaje.

Los curiosos del arte tienen un aliado en el Museo de Arte Islámico, obra del arquitecto I.M.Pei. Llama la atención que este edificio encuentre sobre una isla creada artificialmente sobre el Golfo Pérsico. En su interior sorprende la decoración además de las exposiciones sobre arte islámico con las que cuenta.

Otro lugar de obligada visita es elPuerto de Doha con sus dhows, pequeñas embarcaciones de vela árabes de un solo mástil. Éstas se usaban para pescar y coger perlas, actividad que más riqueza aportaba al país hasta que se descubrió el petróleo.

También es interesante visitar La Perla, una isla artificial de 400 hectáreas de extensión en forma circular que alberga un complejo residencial de lujo, tres hoteles de cinco estrellas y un puerto deportivo donde los jeques aparcan sus yates. Es la zona más lujosa de la ciudad y tiene excelentes restaurantes y tiendas de alta costura.

Por último cabe destacar el desierto deKhor al Adaid, situado en el suroeste del país es un área de enormes dunas movedizas, por lo que también se le conoce como "mar interior". Impresiona la zona del desierto conocida como Inland Seaen el que las dunas se juntan con la bahía del golfo ofreciendo a sus visitantes unas excelentes vistas. Aquí sólo se pude llegar con vehículos 4×4 y hay quien se atreve a realizar carreras por el desierto.

// Outbrain