Una prisión se convierte en un hotel ecológico

Foto: David Sacks/Corbis

Puerto Rico ha decidido apostar por el turismo ecológico y por un desarrollo económico sostenible que no deteriore la naturaleza, uno de sus recursos más valiosos. Siguiendo a rajatabla esta nueva política, la antigua prisión de Punta Lima, situada en Naguabo, al Este de la isla, se va a reconvertir en el primer hotel ecológico del país. El establecimiento, que se inaugurará durante 2008, contará con 250 habitaciones y la edificación no podrá superar las tres plantas con el fin de preservar intacto el paisaje. Con esta iniciativa se pretende rescatar edificios y terrenos infrautilizados pertenecientes al Gobierno y que puedan recuperarse para transformarse en atracciones turísticas.

Información: www.gotopuertorico.com