Una inolvidable noche en un palacio del corazón histórico de la ciudad

Los riads, antiguos caserones y palacetes en el corazón de las medinas reciclados en hoteles con encanto, sólo eran frecuentes hasta hace poco en Marrakech y Essaouira. Hoy, al calor del éxito de aquéllos, también pueden encontrarse en Fez, ofreciendo el privilegio de instalarse en pleno casco viejo y jugar a sentirse como uno de sus vecinos por un puñado de días. Los hay exquisitos y también más modestos, generalmente con nunca más de 15 habitaciones alrededor de un gran patio central revestido de azulejos. Algunas buenas direcciones serían Dar El Ghalia, con doce habitaciones y suites entre 130 y 570 €, además de hammam y una espectacular terraza en la azotea desde la que ver caer el sol mientras se ahogan los ecos de la Medina ante un té cargado de menta (www.maisondhotes.co.ma); el delicioso Sheherazade, con piscina, hammam y catorce habitaciones entre 120 y 500 € (www.sheheraz.com); La Maison Bleue, con habitaciones entre 180 y 270 € (www.maisonbleue.com); Riad Mabrouka, entre 86 y 190 € (www.ryadmabrouka.com), o Dar Córdoba, entre 60 y 100 € (www.dar-cordoba.com). Muchos otros se pueden también visitar en www.maroc-selection.com