Cinco motivos por los que a Uganda la llaman (y con razón) "la perla de África"

Hace poco más de un siglo, el futuro primer ministro británico, Winston Churchill, embriagado por su prodigiosa naturaleza, llamó a Uganda "la perla de África"

Jean-Paul LABOURDETTE/Petit Futé
 | 
Foto: Divesh_Mistry / ISTOCK

Este es un extracto de la guía dedicada a Uganda en la prestigiosa colección Petit Futé, de la editorial Alhenamedia

Su halago, que aún perdura hoy día, aparece en todos los folletos turísticos que alaban las maravillas de este país todavía poco conocido, pero que se ha abierto completamente al turismo desde el final de los años oscuros. Desde principios de la década de 1990, Uganda ha experimentado una completa transformación gracias a su decidido crecimiento económico, que ha atraído a inversores de todo el mundo. A esto hay que añadir que, con la reciente disminución de las tensiones en el norte del país y en Karamoja, Uganda es ahora uno de los territorios más seguros del continente. El país tiene mucho que ofrecer al viajero aventurero, cuya curiosidad se verá recompensada con creces.

Kenia, Uganda y Ruandawww.magicalkenya.comUn visado único permite viajar por estos tres países durante un periodo de 90 días y a un precio de 100 dólares (74 euros). Una novedad que permite abordar tres aventuras en un solo viaje y facilita los desplazamientos por este rincón africano de apabullante diversidad. Por cierto, Kenia ha sido elegida Mejor Destino de Safari 2013 por los World Travel Awards. | Jim Zuckerman/Corbis

Limítrofe con Kenia, Tanzania, Sudán del Sur, Ruanda y la República Democrática del Congo, su ubicación es única porque está situado en la frontera de dos mundos de una riqueza excepcional: la sabana del África oriental y los bosques ecuatoriales del África central. En un breve intervalo de tiempo, es posible pasar de las relucientes aguas del lago Victoria a los vertiginosos picos de las montañas Virunga y la cadena de las Rwenzori. Puede empezar la mañana con un conmovedor encuentro con los frágiles gorilas de montaña y acabarlo al final del día observando una manada de elefantes. O admirar apaciblemente la infinita diversidad de aves de este paraíso ornitológico y encontrarse al día siguiente sobre una balsa luchando con los torbellinos de los rápidos del Nilo.

Juan Alberto Casado / ISTOCK

Aunque en la actualidad las rutas turísticas están bien señaladas, con una oferta en constante evolución, esta tierra de contrastes sigue siendo un destino poco frecuentado que se puede disfrutar con tranquilidad y que aún conserva ese estimulante aroma de aventura. Si a esto le sumamos la extraordinaria amabilidad de la población, reconocida como una de las más acogedoras del continente, comprenderá por qué le ofrecemos esta guía, que le permitirá disfrutar de ella a su conveniencia, con todo el respeto y la “consideración que se merece. Así que, una vez más: ¡webale kuja mu Uganda! "(« ¡Bienvenido a Uganda! » en luganda).

Lo más destacado

Una nación apasionante

Con un clima agradable durante todo el año y distancias relativamente cortas que permiten experimentar la gran diversidad del país en pocas semanas, Uganda es un lugar excelente para viajar. Dado que el impacto del turismo de masas es aún muy limitado, las relaciones que se establecen con la población local suelen ser mucho más auténticas. A veces tímidos, los ugandeses son muy corteses y hospitalarios. Los viajeros acostumbrados a moverse por África afirman que el recibimiento en este país es único. Si bien es verdad que algunas partes del territorio todavía están lejos de los circuitos turísticos, sepa que podrá disfrutar tranquilamente de las ciudades y el campo, donde las tradiciones permanecen aún muy vivas. El viajero nunca se verá acosado, y aunque conviene respetar todas las precauciones habituales en materia de seguridad, puede darle sin miedo un voto de confianza a este acogedor país africano.

1001slide / ISTOCK

Paisajes imponentes

Situado geográficamente en la frontera de África oriental y central, atravesado por el Gran Rift, Uganda cuenta con una infinita variedad de paisajes en un área relativamente pequeña. Los paisajes son verdaderamente imponentes: las grandes extensiones de sabana habitadas por los emblemáticos mamíferos africanos del parque Queen Elizabeth y el de las cataratas Murchison, los exuberantes bosques ecuatoriales y los volcanes que emergen entre la niebla en las fronteras con la República Democrática del Congo y Ruanda, los lagos de cráteres brillantes, las pequeñas islas de los lagos Victoria y Bunyonyi, los picos nevados de los montes Rwenzori (montes de la Luna) o las llanuras desérticas en el este son algunos ejemplos. Pero Uganda es también el país del Nilo, el río más largo del mundo, que fluye desde el lago Victoria y cuyo tumultuoso curso está salpicado de impresionantes caídas, cataratas y rápidos.

mbrand85 / ISTOCK

Una fauna excepcional

La especial situación geográfica del país, sin salida al mar, con numerosos recursos hídricos y una gran diversidad paisajística, favorece la presencia de un gran número de especies animales y vegetales, algunas de ellas endémicas. De hecho, mucha gente viene a Uganda para observar al famoso gorila de montaña, pero con unos pocos días de safari, también se pueden ver leones (entre ellos, los famosos leones « arborícolas » de Ishasha), leopardos, elefantes, jirafas... Sin olvidar el millar de especies de aves censadas, de todos los colores y tamaños, que hacen de Uganda un absoluto paraíso para los ornitólogos, que podrán avistar fácilmente al escurridizo y escaso picozapato. Es difícil no enamorarse de las aves después de una visita a la « perla de África».

narvikk / ISTOCK

Una infinidad de actividades

Excursiones por la selva ecuatorial en busca de gorilas y chimpancés, safaris en todoterreno por los grandes parques nacionales, avistamiento de aves, senderismo y trekking en los Rwenzori y en el macizo del monte Elgon, paseos en canoa o a caballo, Uganda es un paraíso para los amantes de la naturaleza. Y si lo que desea son las emociones fuertes, diríjase a la « fuente » del Nilo para pasar un inolvidable día de rafting en el río salvaje. También debe saber que algunos lagos son ideales para bañarse.

Un tamaño "manejable"

FrankvandenBergh / ISTOCK

En comparación con sus populares vecinos Kenia y Tanzania, Uganda es un país pequeño, y aunque el estado de las carreteras y los límites de velocidad exigen más tiempo que el que sugieren las cortas distancias, es posible descubrir sus principales atractivos con bastante rapidez, básicamente porque se concentran en el oeste del país. Para viajes de una a dos semanas, si quiere observar gorilas y participar en algunos safaris, será casi imprescindible utilizar los servicios de una agencia o alquilar un coche con conductor. Si bien es verdad que las carreteras principales permiten desplazarse con facilidad en los transportes locales para llegar a las principales ciudades del país, resulta más complicado (aunque es factible si se dispone de tiempo) visitar las áreas remotas y los parques nacionales por uno mismo.

Tenga en cuenta que en Uganda los lodges no suelen organizar el traslado de sus huéspedes y que la entrada a los distintos parques no está incluida en el precio de la estancia. En cambio, las agencias sí ofrecen un servicio integral. Las personas que han tenido la exce“lente idea de pasar más tiempo en Uganda podrán salir de las rutas habituales para descubrir algunos tesoros preservados o hacer un trekking, por ejemplo. No olvide que, si su presupuesto no llega para comprar permisos para observar gorilas o hacer un safari, existe una especie de « circuito paralelo » para los amantes del senderismo y de la naturaleza que, a un coste más bajo, podrán visitar Uganda alojándose en su propia tienda de campaña.

Andi Edwards / ISTOCK