Turismo de nieve en Andorra

Andorra se viste de blanco por estas fechas y acelera su actividad como en ninguna otra época del año. El manto de nieve empieza a engrosar en diciembre y las pistas de esquí abren sus instalaciones cada año a miles de aficionados. Pero el pequeño Principado es mucho más que una suma de estaciones de esquí, es un país con todos los atractivos para el turista de invierno.