Turismo de aventura en Serbia

Los amantes del riesgo podrán practicar el descenso de ríos, escalada o parapente, entre otros deportes en preciosos parajes serbios.

Foto: Danilo Peternek Damn Peternek //Demotix/Demotix/Corbis

Serbia es un país que cuenta con una maravillosa naturaleza fácilmente aprovechable a la hora de practicar deportes de riesgo y es que cuenta con imposibles descensos de ríos, increíbles paredes de roca, espesos bosques y hasta sorprendentes cuevas donde "perderse".

Rafting
Las que fueran antiguamente peligrosas rutas de transporte de madera a través impracticables bosque se han convertido en una de las atracciones turísticas de Serbia. Y es que el que busca emociones fuerte practicando rafting en los ríos serbios lo encontrará en el Drina, Uvac, Lima e Ibar.

Escalada libre
La escalada libre necesita una gran capacidad física y mental de quien lo practica por lo que no es apta para todos los públicos. Pero los más arriesgados tienen en el paisaje de Serbia un aliado y es que el país tiene una gran cantidad de parajes naturales que son excelentes para practicar la escalada libre como el Parque Natural de Kopaonik. Aunque si se prefieren paredes artificiales las áreas urbanas de Belgrado, Kladovo, Kikinda, Novi Sad, Niš y Kopaonik cuentan con una gran número de ellas.

Volar
Si lo que se quiere es ver Serbia desde el cielo nada mejor que echar a volar. La Federación de Aeronáutica de Serbia, fundada en Belgrado en 1921, ofrece una gran multitud de disciplinas para que nadie se pierda un detalle del cielo serbio: vuelo sin motor, parapente, ultraligeros, vuelo motorizado, paracaidismo y vuelos en globo.

Espeleología
Pero si lo que se quiere es conocer el subsuelo de Serbia, ¿por qué no meterse en sus cuevas? Son más de 4000 las cuevas y cavernas serbias exploradas durante un centenar de años. La mayoría son de piedra caliza por lo que no son muy amplias, de 2 a 7,5 kilómetros de longitud y de 150 a 280 metros de profundidad. Una de las cuevas más espectaculares de Servia es la cueva Potpec, al oeste del país, que cuenta con la mayor entrada a una cueva de Europa con un portal de 50 metros de ancho y 12 de alto. Otra de estas cuevas es la de Petnica con varias habitaciones en su interior.

Orientación
Cada vez más practicado, la orientación consiste en encontrar, con la ayuda de un mapa y una brújula, una serie de puntos de control preestablecidos en un área concreta en el menor tiempo posible. Normalmente se practica en bosques a través de pistas de senderismo por lo que no requiere ni un gran equipamiento ni una gran capacidad física del que lo practica, que lo puede hacer a pie o en bici, de día o de noche.

La Federación Internacional de Orientación es la encargada en Serbia de realizar los mapas. Actualmente, el país cuenta con unos 150 mapas en las zonas de Fruška Gora, Zlatibor, Tara, Kopaonik y Div?ibare, así como los alrededores de Smedervska Palanka, Smederevo, Para?in y Kruševac. Además hay 30 mapas de Belgrado y sus alrededores que incluye Kalemegdan, Ada Ciganlija, Košutnjak, Top?iderski Park, Hajd Park, Tašmajdan, Lipovi?ka Šuma, Avala, Jajinci y Babe.