La Región de los Lagos: el paraíso finlandés de agua y bosque

A Finlandia se la conoce como la Tierra de los mil lagos, aunque el nombre se queda corto porque en realidad hay más de 180.000. Recorremos esta región que enamorará a quienes busquen encontrarse cara a cara con la naturaleza en su estado más puro, pero también a los apasionados de la cultura en un entorno único. ¿Acaso hay mejor plan para el verano perfecto?

Viajar para TUI SPAIN
 | 
Foto: Shutterstock

Para este verano se nos antoja soñar con unas vacaciones de auténtica desconexión, de respirar aire puro, de disfrutar de días cálidos y apacibles y noches frescas para dormir a pierna suelta, lejos del calor pegajoso de las ciudades, de las aglomeraciones y del ruido. Este verano proponemos viajar a Finlandia para recorrer la Región de los Lagos, donde la naturaleza tejió un encaje de agua y bosque.

La vida en la cabaña forma parte de la identidad de los finlandeses. | Shutterstock

La intensa y estrecha relación que tienen los finlandeses con el medio ambiente forma parte esencial de su identidad. Algo fácil de entender en un país en el que dos tercios de su territorio están cubiertos de bosque y en el que hay 40 parques nacionales. Por eso adentrarse la Región de los Lagos, al sureste del país, es viajar al corazón de su manera de entender la vida. Aquí, a orillas de cualquier lago, en las típicas cabañitas rojas que ponen dispersos puntos de color en el océano de verdes intensos, es donde tienen su lugar de retiro los finlandeses.

Una buena idea para descubrir la belleza de este paisaje es confiar en los viajes organizados por TUI, el verdadero especialista en el destino, que ofrece la mayor variedad de posibilidades. Sus recorridos se adaptan a las necesidades de cada viajero y están diseñados para adentrarse en el laberinto que forman lagos, islas, ríos, puentes y canales, que se extiende por miles de kilómetros hasta embriagar la vista con una panorámica asombrosamente hermosa y tranquila.

Helsinki, la capital del país, es una ciudad moderna, cultural y vibrante, y un excelente punto de partida. Después de recorrerla con calma pondremos rumbo a otros lugares como Porvoo –un pueblo pequeño e idílico que cuenta con una preciosa ribera y una encantadora zona medieval adoquinada–; y Lappeeranta, centro de la región de Karelia del Sur y célebre por su ambiente alegre y su belleza natural. Conoceremos también otros núcleos urbanos como Tempere, Mikkeli y Turku (la ciudad más antigua del país y anterior capital) que nos permitirán disfrutar de los placeres que ofrece este rincón de Finlandia: la cultura, el diseño, las compras y la arquitectura. Igual que Savonlinna, uno de esos bucólicos rincones nórdicos de postal, rodeada de lagos y puentes. Una de sus principales atracciones es la fortaleza medieval que alberga, desde 1912, uno de los mayores festivales de ópera del mundo que ofrece al sol de la medianoche, un interesante repertorio.

Helsinki es un excelente punto de partida para emprender viaje por la Región de los Lagos. | Shutterstock

Estas son algunas de las ciudades que se asientan en las orillas del lago Saimaa, el más grande de Finlandia y corazón de la región. Aquí, antes de la llegada del coche, los canales de agua eran las carreteras en esta zona y, aún hoy en día, una de las mejores maneras de explorarla es por vía acuática. Las miles de islas que las salpican protegen estas aguas del oleaje, lo que hace que las rutas en kayak sean adecuadas hasta para los más inexpertos. Descubrir la región remando nos dará, además, una perspectiva más auténtica. Otra opción es subir a bordo de un barco de vapor para navegar por este inmenso lago que es, en realidad, un sistema intrincado de 4.380 km2 de cuencas interconectadas y canales estrechos. Durante el crucero será posible avistar las focas anilladas de Saimaa, una especie protegida que tiene aquí su hogar.

Dos tercios del territorio de Finlandia está cubierto de bosque. | Shutterstock

Pero aunque en esta parte del mundo los finlandeses se entregan sin remordimientos a la contemplación del paisaje y al dulce placer de no hacer nada, esta tierra es también una invitación a unas vacaciones activas en las que practicar paddle surf, senderismo o rutas en bici. Por supuesto es el paraíso para los pescadores (que con un poco de suerte podrán ver alces acercarse a las orillas del lago) y un lugar idílico donde darse un chapuzón refrescante y energizante. El mejor momento para ello es de junio a agosto, cuando el agua alcanza la temperatura máxima. Esa es la esencia de la vida en la cabaña: relajación absoluta y actividades tranquilas. Y ese es, con toda probabilidad, uno de los secretos de esa felicidad en la que los finlandeses son expertos y que el resto del mundo les envidia. Una experiencia al alcance de la mano gracias a TUI, mayorista de Grandes Viajes, que ofrece una amplia selección de programas únicos con precios increíbles.